publicidad
Megan, Nathan y Eilee Kate recién nacida. Megan pudo estar con su hija por apenas un poco más de seis horas.

Ella sobrevivió a un trasplante de corazón, pero murió horas después de dar a luz a su hija

Ella sobrevivió a un trasplante de corazón, pero murió horas después de dar a luz a su hija

Apenas seis horas pudieron estar juntos los tres. Megan Johnson tenía 30 años, y un corazón en el pecho que le dio una segunda oportunidad de vivir. Pero la llegada de su bebé trajo complicaciones que no pudo superar.

Megan, Nathan y Eilee Kate recién nacida. Megan pudo estar con su hija p...
Megan, Nathan y Eilee Kate recién nacida. Megan pudo estar con su hija por apenas un poco más de seis horas.

Durante casi siete horas Megan y su esposo Nathan Johnson disfrutaron juntos a su hija recién nacida Eilee Kate, que nació a las 2:40 am del 27 de junio, en Nashville, Tennessee. En ese momento, Nathan publicó una foto en sus redes sociales celebrando la llegada de la pequeña.

Para Megan, que años atrás tuvo que recibir un trasplante de corazón por una insuficiencia cardíaca, el parto era un reto y por eso su esposo celebró en esa foto que su corazón hubiese funcionado bien.

"¡Feliz nacimiento Eilee Kate Johnson! Megan fue / es una profesional y se siente muy bien. Su corazón funcionó perfectamente todo el tiempo y Eilee apareció rápidamente y sin problemas. ¡¡¡Soy un hombre rico!!!", escribió Nathan Johnson para darle la bienvenida a la niña.

Horas después de dar a luz, Megan comenzó a tener complicaciones y a las 11 de la mañana falleció.

Josh Wilson, un amigo de la pareja y compañero de la banda de música cristiana en la que toca Nathan, dijo a The Washington Post que la pareja estaba tan emocionada "que no se podía dormir", que "pasaron todo el tiempo con su bebé y hablaron toda la mañana". Durante esas horas Megan abrazó, acarició y amamantó a su hija.

publicidad

Las causas de la muerte de la madre aún no están claras, pero organismos como la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) dice que las mujeres con trasplante de corazón pueden sufrir complicaciones durante el embarazo.

"Algunos tipos de enfermedades del corazón se consideran un riesgo extremadamente alto, por lo que no se recomienda el embarazo. Estos incluyen hipertensión pulmonar o insuficiencia cardíaca grave", dice la AHA.

Además, la organización asegura que un bebé cuya madre tiene un defecto del corazón puede tener un órgano sano pero con más riesgo de enfermedad cardíaca. Ciertos medicamentos que las mujeres transpalantadas toman, también pueden suponer un riesgo para el bebé.

Megan, una sobreviviente

La historia de Megan Moss Johnson y sus problemas de corazón comenzó en 2002, cuando a sus 15 años fue diagnosticada con miocarditis, una inflamación causada por un virus que puede conducir a la insuficiencia cardíaca.

Ella vivía en la ciudad de Saint Louis, Tennessee, y era atleta en la escuela católica a la que asistía. En ese momento empezó a sentir que no podía subir una escalera sin agitarse. Tuvo que dejar los deportes y tomar medicación, pero años después los síntomas regresaron y fue diagnosticada con una insuficiencia cardíaca congestiva. Ella documentó su historia en un blog personal.

Relacionado
Bill Conner (d), junto Loumonth Jack, Jr (i), en el momento que escuchó...
El recorrido de un padre en bicicleta por más de 1,000 millas para escuchar el corazón de su hija

En esa página, cuenta que en 2010 (a sus 23 años) recibió un corazón nuevo y una nueva oportunidad de vivir. Un año después se casó con Nathan Johnson y se mudó a Nashville.

A partir de su trasplante, escribió en su blog que sentía gratitud por ese regalo. "Sin embargo, estoy tan triste por la familia que perdió a su ser querido", aseguró.

En 2011 dijo en una entrevista al St. Louis Post Dispatch que ella estaba vivia porque el corazón que latía dentro suyo antes latía en el pecho de una mujer que decidió ser donante de órganos.

"La donación de órganos significa dar vida. Soy una prueba viviente de ello", dijo en ese entonces, a sus 24 años. Desde ese entonces, la donación es algo que estuvo siempre en su mente según ella misma y se volvió apasionada de esa causa.

Megan Johnson ha donado todos sus órganos y según Wilson, el amigo de la pareja, habrá unos 50 receptores.

Wilson creó una página en GoFundMe que busca recaudar para el papá de la recién nacida 400,000 dólares. Hasta ahora logró 350,000.

"Vamos a recaudar suficiente dinero para que Nathan esté tranquilo (fuera de carrera) por lo menos 6 meses. Vamos a cubrir sus facturas y comidas para que no tenga que pensar en nada de eso. Vamos a dormir en su casa y alimentar a la Eilee para que Nate pueda descansar", dice su amigo.

"Nathan está devastado... Nathan es un hombre maravilloso y un padre increíble. Ama a su hija", escribió Wilson.

Nathan Johnson se fue con Eilee a casa y está rodeado de sus familiares y amigos.

En video: Este padre se emociona al escuchar el corazón de su hija fallecida Univision
Sobrevivir a un accidente cerebrovascular y sus secuelas: una carrera contra el tiempo
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad