El recorrido de un padre en bicicleta por más de 1,000 millas para escuchar el corazón de su hija

Bill Conner viajó desde Wisconsin a Louisiana para escuchar en el Día del Padre el corazón de su hija, muerta en unas vacaciones en Cancún, en el pecho de un joven afroamericano. Desde entonces recorre el país para concienciar sobre la importancia de la donación de órganos.
27 Jun 2017 – 12:45 PM EDT

La pérdida de un hijo es una de las mayores tragedias que puede sufrir una persona, pero este padre está tratando de recuperarse de la muerte de su hija gracias a las personas que han salvado la vida con sus órganos.

Bill Conner perdió a su hija Abigail Mae Conner, de tan solo 20 años, después de que tuviera un raro accidente en Cancún, México, cuando se encontraba de vacaciones.

La joven era una estudiante de Relaciones Públicas en la University of Whitewater. Junto con su hermano, viajó a esta conocida zona turística de México donde los dos fueron encontrados inconscientes, con el cuerpo hacia abajo, en la piscina del hotel donde se alojaban. Ella no sobrevivió, aunque llegó a recibir asistencia médica. Como era donante de órganos, al menos cuatro personas han podido salvar sus vidas.

"Está viva dentro de él"

Pese al dolor por la muerte de su hija, Conner decidió volver a escuchar el latido de su corazón -aunque fuera en el pecho de una de las personas que sus órganos ha conseguido salvar- para este pasado Día de los Padres.

Por eso, tomó su bicicleta y recorrió las más de 1,000 millas (unos 16,00 km) que separan su hogar en Madison, Wisconsin, hasta Ventress, en Louisiana. Allá, con gran expectación, se encontró con Loumanth Jack Jr. Este joven de 21 años sufrió recientemente un ataque al corazón y continúa con vida gracias a Abigail.


La muerte de la joven permitió que Loumanth, que además había contraído una infección, recibiera el corazón justo un día después de su ataque.

"Jack está sano y Abbey está dentro de él de manera que está viva y yo estoy ahí pasando el Día de los Padres con mi hija por lo que hubo dos padres que pudieron disfrutar de esta fiesta", dijo Conner al programa Good Morning Britain.

Conmocionado, reconoció que se encuentra "feliz por Jack Jr y su familia porque está aquí y puede pasar el Día de los Padres con el suyo". Sin embargo, reconoció que "obviamente preferiría tener a Abbey conmigo, pero claramente la segunda mejor cosa que pudo haber pasado es que Jack obtuviera su corazón".

En un video publicado en Facebook por la organización Donate Life Louisiana, puede verse el momento exacto en el que Conner consiguió escuchar el corazón de su hija gracias a un estetoscopio. Al ponérselo en los oídos, y escuchar los latidos, no pudo aguantar y comenzó a llorar.

Un viaje con un mensaje

Pero el viaje de este padre no acabó en Louisiana. Su intención es seguir continuar con su bicicleta "para honrar a mi hija y para ayudarme a superar mi dolor". Por eso, tras este encuentro su intención recorrer en total más de 2,000 millas (3,200 km) hasta llegar a Ft. Lauderdale, Florida, el próximo 10 de julio. La razón es porque en el Broward Medical Center trataron a su hija y la prepararon para donar los órganos.

Su intención es marchar entre 60 y 65 millas por día e ir concienciando durante su camino sobre la importancia de ser un donante de órganos.

"Ayudar a la gente y asistirlo en un momento de necesidad, saber que su hijo, cónyuge, familia o sus amigos han permitido a otra persona vivir debido a su generosidad será un momento reconfortante en medio de su tragedia", dejó escrito Conner en una página de Go Fund Me.

Según datos publicados por el Departamento de Salud de Estados Unidos, cada 10 minutos una persona se registra como donante de órganos; como media se realizan 92 trasplantes cada día en el país y un donante puede salvar la vida de hasta ocho personas.


De los hitos quirúrgicos a los casos de máxima solidaridad: 2016, a través de 15 trasplantes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingTrasplantesEEUU
Publicidad