null: nullpx

Científicos advierten que la luz azul que emiten los teléfonos inteligentes y tabletas aumenta el riesgo de perder la visión

Ya se sabía que era dañino para los ojos, pero no hasta qué punto, ni por qué. Un nuevo estudio comprobó que la exposición prolongada a las pantallas ‘mata’ a los fotorreceptores, lo que puede acelerar la degeneración macular, sobre todo en personas mayores.
10 Ago 2018 – 3:27 PM EDT

No era ningún secreto que la luz de la pantalla del celular o la tableta afecta nuestros patrones de sueño y genera cansancio ocular entre otros problemas. Lo que desconocíamos era de qué modo deteriora la visión y que incluso puede ocasionar ceguera, algo que acaba de asegurar un grupo de científicos.

Investigadores de la Universidad de Toledo (EEUU) revelaron en un artículo publicado en la revista Scientific Reports, que la exposición prolongada a la luz azul hace que algunas moléculas oculares se hagan tóxicas, lo que puede desencadenar el desarrollo de degeneración macular, una de las principales causas de ceguera en el mundo.

La degeneración macular ocurre cuando los fotorreceptores (células sensibles a la luz) de la retina mueren. Es la principal causa de ceguera en Estados Unidos y aunque ésta no llegue a ser total, puede impedir la realización de actividades diarias como leer o reconocer rostros.

Para detectar la luz, los fotorreceptores necesitan de una molécula especial que permite que se emita la señal al cerebro y así podamos ver. Los científicos encontraron que la luz azul (no la roja, ni la verde o la amarilla) hace que esa molécula genere una serie de reacciones que “matan” a los fotorreceptores.

“Esas células fotorreceptoras no se regeneran y cuando mueren, mueren para siempre”, explicó Ajith Karunarathne, profesor asistente del departamento de química y bioquímica de la Universidad de Toledo.


“Estamos expuestos a la luz azul continuamente y ni la córnea ocular ni los lentes pueden bloquearla o reflejarla. La luz azul deteriora nuestra retina y el experimento que hicimos explica cómo. La idea es que esto motive a crear terapias como gotas oculares que detengan la degeneración macular”, dijo.

Hay tener especial cuidado con los niños, pues otro estudio previamente determinó que estos absorben más luz azul de los dispositivos electrónicos, que los adultos.

Cómo protegerse


A quienes desean prevenir estos efectos, algunos expertos como Karunarathne les recomiendan usar lentes de sol que filtren no sólo los rayos UV sino también la luz azul cuanto se encuentren al aire libre, y evitar navegar en sus teléfonos o tabletas en la oscuridad.


Hasta el momento, la Academia Estadounidense de Oftalmologíano no apoya el uso de lentes especiales para ver el celular o la computadora por falta de evidencia sobre su efectividad.

También advierten que aunque está comprobado que la exposición directa a la luz ultravioleta del sol aumenta el riesgo de padecer cataratas, cáncer y otros problemas visuales, los efectos de la luz azul que emiten los dispositivos (y de la que el sol es la principal fuente) “todavía están siendo investigados”.

De forma natural los ojos tienen un antioxidante llamado alpha tocopherol, capaz de detener el deceso de las células. El problema es que éste no protege a la gente de la tercera edad o que tienen un sistema inmune comprometido, por eso, estas serían más susceptibles a padecer problemas oculares como la degeneración macular.


Con máscaras, lentes y cajas: así vieron los estadounidenses el eclipse solar (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad