null: nullpx
Protestas

En pleno conflicto con los maestros, autoridades mexicanas detienen a otro líder y lo acusan de fraude

Guadalupe Castillo García fue arrestado el jueves después de que varios maestros lo señalaran de haber cometido un fraude de cerca de 1.8 millones de dólares.
8 Jul 2016 – 2:57 PM EDT


Guadalupe Castillo García, líder de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Nuevo León, fue arrestado el jueves después de que varios maestros lo señalaran de haber cometido un fraude de cerca de 1.8 millones de dólares, por lo que fue enviado a la prisión de Topo Chico mientras se determina su situación.

Roberto Flores, fiscal de Nuevo León, declaró que unas 280 familias resultaron afectadas por el pago de seguros de vida al SNTE a través de la empresa Doxa, propiedad del suegro del líder magisterial.

De acuerdo a las autoridades, la póliza venció en marzo de 2015, pero Castillo ordenó que se siguiera haciendo el cobro a los maestros. Tras la muerte de algunos beneficiarios, las familias no pudieron cobrar el seguro porque la póliza estaba vecida.

Rubén Núñez, secretario general de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), fue detenido en junio, acusado de haber obtenido recursos de procedencia ilícita y lavar alrededor de 1.3 millones de dólares. En abril pasado también fue detenido el secretario de finanzas de la organización.

Horas antes de la detención de Núñez había sido capturado el número dos de esa misma sección, Francisco Villalobos, acusado de robar libros de texto en 2015.

Las investigaciones en Nochixtlán

Maestros de distintas partes del país llevan meses manifestándose en contra de la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto, promulgada en 2013. Uno de esos enfrentamientos ocurrió el 19 de junio en Nochixtlán, Oaxaca, y se saldó con la muerte de ocho personas.

Esta semana, Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob, ministerio de Interior), acudió a una reunión con representantes comunitarios de Nochixtlán y acordaron tener mesas de diálogo con las víctimas del 19 de junio pasado.

Un comunicado de Segob detalla que la mesa que se instaló “va a trabajar cerca de la investigación, para tener la seguridad de que la investigación es transparente, eficaz, que puede llegar a conocer qué es realmente lo que sucedió”.

Más tarde, también se ocuparán de atender “las necesidades psicológicas de las víctimas” y la creación de un “programa más integral para atender sobre todo a los niños”. También se ocuparán de otros beneficios a la comunidad, como unidades de salud, hospitalarias, carreteras y programas sociales.

Mientras tanto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) añadió que tras el enfrentamiento mortal del 19 de junio todavía hay dos personas desaparecidas. Las investigaciones de los hechos de aquel día quedaron esta semana en manos de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía).

Publicidad