Protestas

6 claves para entender el conflicto estudiantil en la UNAM: 41 escuelas en paro, 18 estudiantes expulsados y 2 heridos de gravedad

Las muestras de rechazo contra la agresión contra un grupo de estudiantes, que dejó a dos jóvenes con heridas de gravedad, han colocado a la universidad de más grande de México en los reflectores. Estos son los puntos clave para entender el conflicto.
5 Sep 2018 – 4:11 PM EDT

📷 "No tenemos miedo, no nos vamos a ir": miles de estudiantes salen contra la violencia en la UNAM

Loading
Cargando galería

CIUDAD DE MÉXICO.- Lo que comenzó como una protesta pacífica de estudiantes para exigir mejores protocolos de seguridad en las instalaciones de uno de los centros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se convirtió en uno de los conflictos más graves que ha vivido la institución en los últimos años luego de una agresión directa que sufrieron el lunes pasado los alumnos a manos de personas que no pertenecen a la universidad.

Las muestras de rechazo contra la agresión, que dejó a dos estudiantes con heridas de gravedad, han colocado a la universidad más grande de México en el foco de la opinión pública.

Hasta este miércoles, al menos 41 escuelas habían anunciado un paro de labores, mientras las autoridades universitarias trataban de identificar a los agresores, algunos de los cuales ya fueron expulsados y otros, que son ajenos a la institución, son buscados por la policía de la Ciudad de México.

Estas son las claves que explican cómo comenzó el conflicto y cuáles han sido las consecuencias:

El origen del conflicto: el asesinato de una alumna y corrupción en un plantel

El conflicto comenzó el pasado 27 de agosto cuando alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco anunciaron un paro de labores para exigir la eliminación de cuotas de inscripción, más seguridad y la renuncia de la directora por haber dado la orden de eliminar las áreas de recreación y murales del plantel.

Tres días después del inicio del paro, la directora renunció, pero los estudiantes mantuvieron el paro hasta que otras exigencias como la implementación de mayores protocolos de seguridad fueran cumplidas.


En ese lapso de tiempo, se dio a conocer el asesinato de Miranda Mendoza Flores, una joven de 18 años que estudiaba en otro plantel, el CCH Oriente, quien fue quemada y hallada sin vida en una carretera. Miranda fue vista por última vez el 20 de agosto, cuando salió de la escuela, pero no volvió a su casa.

Ante los hechos, los estudiantes del CCH Azcapotzalco y varios planteles se unieron para convocar a una marcha pacífica rumbo a Ciudad Universitaria, donde se ubica la Rectoría, para entregar un pliego petitorio y exigir mayor seguridad en los planteles.

El ataque contra los estudiantes

El pasado lunes, el día de la marcha, alrededor de 300 alumnos realizaron pintas, lanzaron consignas y dieron lectura al pliego petitorio frente a la Torre de la Rectoría. Sin embargo, fueron agredidos por otro grupo de supuestos estudiantes quienes estaban preparados con armas blancas, artefactos explosivos caseros, varas de madera y piedras.


Medios locales informaron que al menos 13 jóvenes resultaron heridos, tres de los cuales fueron hospitalizados.


Tras agresiones más de 40 escuelas van a paro

Este martes, como protesta, más de 30 Facultades, Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH), preparatorias y escuelas de la Universidad Nacional Autónoma de México iniciaron paros de 48 y 72 horas.

Hasta ahora, 15 facultades y escuelas al interior de Ciudad Universitaria iniciaron un paro de labores; los cinco CCH mantendrán sus puertas cerradas; lo mismo sucedió con ocho de las nueve preparatorias, y las cinco facultades en el área metropolitana (Aragón, Zaragoza, Iztacala, Cuautitlán y Acatlán). Otros de los institutos que se sumaron al paro fueron el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y la Escuela Nacional de Lingüística y Traducciones (ENALLT).

Las autoridades universitarias en jaque

Por su parte, las autoridades de la UNAM emitieron el martes un comunicado en el que reprobaron "enérgicamente la violencia en contra de los alumnos que se manifestaban en forma pacífica en la explanada de la Rectoría".

El rector, Enrique Graue, señaló que la universidad tiene evidencias de que los agresores son miembros de grupos vandálicos del mismo CCH Azcapotzalco y otros centros, y señaló que están "al servicio de intereses externos a la Universidad".

Asimismo, algunas asociaciones estudiantiles identificaron el grupo de agresores como "porros", es decir supuestos grupos de choque enviados por las autoridades universitarias para reprimir las protestas.

Suman 18 alumnos expulsados por agresiones

Para el martes por la noche, Enrique Graue firmó la expulsión de 18 personas por su presunta participaron en la agresión.

“En las horas por venir continuaremos con los procesos de reconocimiento del resto de los golpeadores y de quienes facilitaron su llegada y propiciaron la agresión (...) en los casos en donde no podamos reconocer a estos individuos las evidencias se pondrán a disposición de las autoridades con las denuncias penales correspondientes”, indicó Graue.


El rector contó que en las imágenes recibidas de las agresiones ocurridas en la explanada de la Rectoría también se registró la presencia de personas ajenas a la Universidad.


Cuál es el estado de salud de los jóvenes heridos

Dos de los cuatro jóvenes heridos se encuentran en estado grave. De acuerdo con las autoridades sanitarias, se trata de Joel Meza García de 21 años, quien recibió una puñalada en el riñón y perdió la mitad de la oreja. Según el último informe médico, este miércoles será sometido a una cirugía, donde se definirá si corre el riesgo de perder uno de sus riñones.


El otro alumno es Emilio Alejandro Aguilar Sánchez de 19 años, quien fue herido en el glúteo.

La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad