null: nullpx

Un republicano concede la victoria a su rival demócrata y da un duro golpe político a Trump

Rick Saccone llamó a su contrincante Conor Lamb para felicitarle por su triunfo en una reñida elección en un distrito considerado 'Trump country' en Pensilvania. El presidente ganó ahí por 20 puntos en las presidenciales, por lo que este vuelco electoral podría presagiar un mal resultado para los republicanos en las elecciones de noviembre.
22 Mar 2018 – 08:22 AM EDT
Comparte
El demócrata Conor Lamb, en un encuentro con simpatizantes la noche electoral donde se proclamó ganador. Crédito: Drew Angerer/Getty Images

La batalla por un escaño en Pensilvania en unas elecciones especiales llegó este miércoles a su fin. El republicano Rick Saccone reconoció su derrota al felicitar a su rival demócrata Conor Lamb. Los electores fueron a las urnas el pasado 13 de marzo, pero la diferencia final entre los dos candidatos fue mínima: poco más de 600 votos de diferencia a favor de Lamb a la espera del recuento de las últimas papeletas enviadas por correo. Pese a que el demócrata se declaró vencedor, el resultado permitía que Saccone pudiera exigir un nuevo recuento, algo que finalmente no se materializó.

Pese a que el triunfo del demócrata no tiene ninguna implicación práctica, ya que los republicanos tienen una mayoría holgada en la Cámara de Representantes, sí supone un duro golpe político para el presidente Donald Trump y puede ser un ejemplo de lo que podría ocurrir en las elecciones de medio término en noviembre.

Cargando Video...
Expectativa por resultados de la contienda electoral en un distrito de Pensilvania


Saccone, de 60 años, y Lamb, de 33, luchaban por hacerse con el favor del distrito congresional 18 de Pensilvania, considerado como 'Trump country' o 'el país de Trump'. En las elecciones presidenciales, el hoy presidente se impuso con rotundidad, sacando unos 20 puntos a su rival Hillary Clinton.

El valor simbólico de esta elección llevó al propio presidente a hacer campaña por Saccone, aunque finalmente no tuvo un gran efecto. El mismo Trump reconoció que su candidato había perdido en Pensilvania, antes incluso de la concesión de Saccone.

"Estuvo muy cerca", afirmó Trump en un acto para recaudar fondos. "Fuimos allí (...) Un buen hombre, Rick Saccone. Buen hombre. Y no lo consiguió. Perdión, piénselo, por solo unos 300 votos. Es casi increíble. Pero no podemos dejar que pase. Tenenemos que ganar. No hay nada como ganar. Tenemos que ganar", añadió.

Con estas palabras, Saccone tenía ya pocas opciones. Este miércoles en la tarde Lamb publicó en su cuenta que había recibido una llamada de su contrincante para reconocer su derrota y felicitarle por su victoria.

"Acabo de hablar por teléfono con mi oponente, @RickSaccone4PA, quien me felicitó y concedió las elecciones del martes pasado", dijo Lamb en Twitter. Un miembro de la campaña de Saccone confirmó que el candidato había concedido la victoria a su rival.


La noche de las elecciones, con todas las urnas contabilizadas, el demócrata se declaró ganador, pese a que obtuvo el 49.8% de los votos (113,720 en total) frente al 49.6% (113,079) de Saccone, a falta del recuento de las boletas por correo.

En ese momento, el republicano no tiró la toalla y defendió que aún no se conocía el resultado final. "Todavía estamos peleando. Aún no ha terminado. Vamos a luchar hasta el final. Saben que nunca me doy por vencido", dijo Saccone a sus seguidores entusiastas. Menos de 10 días después, cambió de opinión.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés