null: nullpx
Partido Republicano

Los republicanos eligen a la 'trumpista' Stefanik como reemplazo de Cheney en el liderazgo del Congreso

Los conservadores apartan así a una crítica de Donald Trump y la sustituyen con una de sus defensoras más leales. A Elise Stefanik, que era moderada pero luego viró hacia el 'trumpismo', el expresidente la llama "la nueva estrella".
14 May 2021 – 09:31 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los legisladores republicanos eligieron este viernes a la 'trumpista' Elise Stefanik como sustituta de Liz Cheney en la presidencia de la Conferencia Republicana de la Cámara Baja, que es la encargada de comunicar el mensaje del partido a los miembros.

La votación, a puerta cerrada, fue de 134 a favor y 46 en contra, según anunció el número 2 de los republicanos en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, que la felicitó en una comparecencia de prensa conjunta.

"Estamos orgullosos de que Stefanik haya sido elegida. El Partido Republicano está unido", afirmó Scalise, que dedicó su alocución a criticar al presidente Joe Biden, de quien dijo que "paga a los estadounidenses para que no trabajen".

En su discurso, Stefanik agradeció al expresidente Donald Trump "su apoyo clave" en esta elección. Los periodistas le preguntaron si el exmandatario es el líder del partido y ella dijo: "Los votantes determinan el liderazgo del Partido Republicano y es a él a quien miran, es una voz importante".

La legisladora insistió en la "unidad" del partido y en "trabajar como un equipo" con el objetivo de "poner fin a la agenda de izquierda radical destructiva de Biden y (Nancy) Pelosi" que, según su criterio, "está destruyendo a Estados Unidos".

"Seguiremos luchando por reabrir la economía, contra la subida de impuestos y en asuntos como la crisis de la frontera que no es solo de seguridad, sino humanitaria", agregó.

Una victoria esperada con el apoyo de Trump

Este es el resultado que se esperaba, después de que el miércoles expulsaran de ese puesto a Cheney, que era la número 3 en el liderazgo de la minoría republicana de la Cámara de Representantes.

A Cheney la destituyeron por sus férreos enfrentamientos con el expresidente Donald Trump, que es precisamente uno de los principales promotores de Stefanik, a quien ha calificado como "la nueva estrella republicana".

Stefanik contaba además con el apoyo del líder de la minoría republicana en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, de su número 2, Steve Scalise, y de muchos otros miembros importantes de la Conferencia Republicana.

A última hora del jueves, el legislador republicano Chip Roy se presentó como candidato alternativo a Stefanik, pero recibió de inmediato las críticas de Trump. El representante por Texas nunca cuestionó los resultados electorales que sacaron al expresidente de la Casa Blanca, mientras que la congresista por el distrito 21 de Nueva York sí lo hace, en línea con las teorías conspirativas que difundió y aún difunde el exmandatario.

Una trumpista cuestionada por "poco conservadora"

El partido confirma así un cambio de dirección en la que la 'lealtad' al expresidente parece fundamental. Para el ascenso de Stefanik, los republicanos apartaron del liderazgo a una crítica de Trump como Cheney, quien votó en enero a favor de acusar al entonces presidente por incitar a sus seguidores a atacar la sede del Congreso. La legisladora por Wyoming también condenó la "gran mentira" del fraude electoral con la que el ahora exmandatario azuzó a sus seguidores.

Stefanik llegó al Congreso a los 30 años e hizo historia como la mujer más joven elegida legisladora hasta ese momento. Había trabajado en la Casa Blanca durante la Presidencia de George W. Bush (2001-2009) y tenía buena reputación por su centrismo y capacidad de negociar con los demócratas.

En 2017, por ejemplo, votó en contra de los controvertidos recortes de impuestos de Trump, y su apoyo de 2019 a la legislación que prohíbe la discriminación basada en la orientación sexual enfureció a algunos republicanos. Los mismos que ahora siguen cuestionando si es suficientemente conservadora.

"A pesar de los intentos sin fin de los medios por dividirnos, nuestros miembros están unidos en nuestro foco central de derrotar a la agenda radical socialista del presidente (Joe) Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes (Nancy) Pelosi", escribió recientemente Stefanik en su defensa.

La legisladora, graduada por Harvard, viró de sus posiciones conciliadoras hacia una defensa feroz de Trump a partir de 2019, lo que la llevó al centro de la palestra política nacional.

Stefanik ha sido una de las grandes defensoras del expresidente tanto en sus dos juicios políticos como tras su derrota electoral en 2020. En esos comicios ella obtuvo con facilidad su reelección.

En enero, tras el asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, varios republicanos comenzaron a abandonar el falso discurso del "fraude electoral", pero Stefanik siguió cuestionando la victoria de Biden en varios estados.

No obstante, según el recuento de FiveThirtyEight, la legisladora neoyorquina votó a favor de las propuestas de Trump en el Congreso con menos frecuencia que Cheney, a la que ahora reemplazará al frente de la Conferencia Republicana en la Cámara Baja.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés