null: nullpx
Liz Cheney

Liz Cheney es expulsada del liderazgo republicano, pero dice que luchará para que Trump no regrese al poder

La representante de Wyoming no sobrevivió al voto en la Conferencia Republicana. Hace tres meses había superado una reprobación similar por apoyar en enero el juicio político contra el expresidente, quien maniobra para hacer que pierda su escaño en 2022.
12 May 2021 – 09:23 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los republicanos de la Cámara de Representantes expulsaron este miércoles a la legisladora Liz Cheney del liderazgo de su minoría por enfrentarse al expresidente Donald Trump y apoyar el 'impeachment' para su segundo juicio político en enero, que no prosperó en el Senado.

La votación tuvo lugar en la reunión semanal republicana de la Cámara de Representantes y concluyó con el resultado que todos, incluida la propia Cheney, habían dicho esperar.

Fue un voto de voz, lo que significa que no hay un conteo oficial de cuántos a favor y cuántos en contra. Fuentes presentes en la reunión informaron al medio especializado The Hill que fue un voto "abrumadoramente" contra Cheney.

Después de la votación, Cheney compareció unos minutos ante la prensa en los pasillos del edificio y prometió "liderar la lucha" para que la nación tenga "el Partido Republicano" fuerte que necesita" y que Trump "no regrese al Despacho Oval" de la Casa Blanca.

"Debemos asegurarnos que quien sea que elijamos sea leal a la Constitución. (...) Debemos luchar por la sustancia, defender los principios conservadores", añadió.

Preguntada por su destitución, dijo: "Creo que es una indicación de dónde está el partido, el partido está en un lugar de donde lo tenemos que traer".

Ya antes de su defenestración, en una breve alocución previa a la votación, Cheney prometió a sus compañeros de partido que liderará la lucha para "hacer que el partido esté a la altura de ser el partido de Lincoln", según pudo saber la publicación Politico.

Cheney dejará así de ocupar el puesto número tres en el liderazgo republicano de la minoría de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas. La sustuirá en los próximos días la congresista Elise Stefanik.

La legisladora, que es hija del exvicepresidente republicano Dick Cheney (2001-2009), perdió el apoyo del líder de la minoría republicana, Kevin McCarthy, por su constante y férreo choque con Trump, quien maniobra para que la congresista pierda su escaño en las elecciones legislativas de 2022, según explica Politico.

El resultado contrasta con el del voto de confianza que Cheney sí superó hace tres meses, de 145 a favor y 61 en contra, cuando también fue cuestionada por su oposición a Trump.

En las últimas semanas, muchos dentro del partido han ido realinéandose nuevamente con el exmandatario, como McCarthy, quien ha ido cambiando su interpretación de lo que pasó en el Capitolio el 6 de enero y la responsabilidad del entonces presidente en la violenta movilización, al punto que hoy no culpa a Trump de lo sucedido como sí hizo apenas ocurridos los eventos que dejaron 5 muertos.

Trump celebra la destitución: "Es mala para el partido"

Al poco de la destitución, Trump publicó un comunicado en el que celebró la salida de Cheney del liderazgo y profirió insultos a la legisladora.

"Liz Cheney es un ser humano horrible y amargo. La vi ayer (en su discurso en la Cámara Baja) y me di cuenta de lo mala que es para el Partido Republicano", dijo el expresidente.

Y añadió: "Es una belicista cuya familia nos metió estúpidamente en el desastre sin fin de Oriente Medio, gastando nuestra riqueza y mermando nuestras grandes Fuerzas Armadas".

En defensa de Cheney salió el representante republicano de Illinois Daniel Kinzinger, quien la aplaudió por "decir la verdad, que la elección no fue robada". "El partido debe dejar de continuar la gran mentira", añadió, en referencia a la narrativa de Trump sobre un supuesto fraude nunca probado.

"Estoy orgulloso de ella y hay mucha gente que está orgullosa de ella. Hay muchos que se sienten amenazados por ella pero sé que será una gran líder para este país", agregó.

Graham: "No podemos seguir sin Trump"

Por su parte, el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham dijo que "ella ha estado defendiendo que no podemos seguir con él (Trump)". "Y lo que yo digo es que no podemos seguir sin él. Me gusta Liz CHebet, pero el daño hecho al intentar sacar a Trump del partido es mayor que el de mantenerlo dentro".

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo estar "horrorizado" por que el Partido Republicano "esté capturado por esta gran mentira". "Liz Cheney dijo la verdad y ahora la echan", añadió.

Cheney seguirá en su escaño de la Cámara de Representantes y luchará por ser reelegida en las legislativas de 2022, en las que con seguridad tendrá que enfrentar a algún candidato de los que Trump ya está reclutando para competir con ella.

Ya el Partido Republicano de Wyoming la había censurado por haber votado a favor del 'impeachment' de Trump, por lo que es muy seguro que Cheney deba apelar a una base más amplia para poder mantenerse en el cargo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés