null: nullpx

La cena de lujo de Trump y Romney, uno de los candidatos a secretario de Estado

Al salir de una cena en un lujoso restaurant de Nueva York, Romney repartió elogios hacia el presidente electo y las personas que ha elegido para su equipo de gobierno, gente "capaz, firme y efectiva".
30 Nov 2016 – 2:14 AM EST

En fotos: La cena de lujo de Trump y Romney

Loading
Cargando galería

El exclusivo restaurante Jean-Georges, cerca del Central Park, muy popular entre la alta sociedad de Nueva York, fue el sitio escogido para la cena. Los invitados a la mesa: Donald Trump y Mitt Romney, uno de los hombre que sopesa el presidente electo para ocupar el puesto de secretario de Estado en su gobierno.

Quien hasta hace poco se refería al candidato presidencial republicano como "charlatán" y "fraude", al salir de la cena era profuso en elogios: tengo una "creciente esperanza de que Trump es el hombre que puede dirigirnos a un futuro mejor", dijo Romney a los reporteros.

También los acompañó en la mesa Reince Priebus, el designado nuevo jefe de gabinete de Trump.

A varios fotógrafos se les permitió captar el momento en el Jean-Georges, donde una cena cuesta al menos 148 dólares por persona.

Degustaron una sopa de ajo con tomillo, muslos de rana salteados y vieiras con coliflor caramelizada y emulsión de pasas de uva.

De plato principal, el presidente electo y Priebus optaron por solomillo con glaseado cítrico y zanahorias, y Romney por costillas de cordero con salsa boloñesa de champiñones. Los tres comieron torta de chocolate de postre.

El reportero de CNN Jim Acosta, que estuvo dentro del restaurante dirigido por el célebre chef francés Jean-Georges Vongerichten tuiteó que los tres tuvieron una "muy cálida pero animada conversación".

"Trump comenzó hablando de primero. Ahora Romney toca la campana", tuiteó Acosta en un momento de la cita.

Al terminar la velada, Acosta preguntó si todo iba bien y el presidente electo levantó el pulgar en señal de aprobación.

Se levantaron de la mesa y Romney conversó con los reporteros.

"He pasado una noche maravillosa con el presidente electo. Mantuvimos otra conversación sobre asuntos de todo el mundo y esas conversaciones que he tenido con él han sido esclarecedoras, interesantes y comprometedoras", agregó el exgobernador de Massachussets, que perdió las elecciones de 2012 ante Barack Obama

Romney, quien ya mantuvo una reunión con Trump el pasado 19 de noviembre, dijo estar "impresionado" por su discurso de victoria en el que prometió gobernar para todos los estadounidenses, y sus subsecuentes preparativos para asumir la presidencia.


"Pienso que ustedes van a ver a Estados Unidos continuar dirigiendo el mundo en este siglo", comentó.

Alabó a Trump por los nombramientos que ha hecho hasta la fecha para su futura Administración de gente "capaz, firme y efectiva".

Y sobre su posible designación como secretario de Estado, el tercer cargo más importante del gobierno, prefirió aferrarse a la prudencia: "veremos que sucede".

Pero Romney no tiene todas las cartas a su favor para ocupar el apetecido puesto que tendrá bajo su responsabilidad el manejo de la diplomacia estadounidense, una máquina de 70,000 personas.

La exdirectora de campaña de Trump y portavoz del equipo de transición, Kellyanne Conway, ha dicho que nombrar a Romney como secretario de Estado significaría una traición a sus electores.


En cualquier caso, Romney compite con otros nombres sobre el tapete: el ex director de la CIA David Petraeus y el senador Bob Corker.

Petraeus, de 64 años y vastos conocimientos de política internacional, es el más celebrado general de su generación, excomandante de las fuerzas estadounidense en Irak y Afganistán, aunque cayó espectacularmente en desgracia en 2012 a raíz de una relación extramatrimonial.

En la Torre Trump de Nueva York, Petraeus sostuvo el lunes una reunión de una hora con el presidente electo. Luego del encuentro, Trump usó la red Twitter para decir que había quedado "muy impresionado" con el general.

Su reputación es tan sólida que en el apogeo de su trayectoria, en 2011, llegó a ser considerado un potencial candidato presidencial.

Bob Corker, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, también se reunió este martes con Trump.

"Es una decisión que (Trump) debe tomar. Precisa escoger a alguien con quien se sienta cómodo trabajando y debe estar seguro de que no hay diferencias", dijo Corker a la salida de la reunión.

V

ea también:

En fotos: Así crece el equipo de gobierno de Donald Trump



En fotos: así crece el equipo de gobierno de Donald Trump

Loading
Cargando galería



Más contenido de tu interés