null: nullpx

Trump suscribe una condena al supremacismo blanco, pero vuelve a encender la polémica por los hechos de Charlottesville

El presidente comentó a periodistas a bordo del Air Force One que en la manifestación antifascista de Charlottesville "había tipos muy malos del otro lado también". Horas más tarde firmó un resolución del Congreso que condena a los supremacistas blancos, al Ku Klux Klan, neonazis y otros grupos de odio.
15 Sep 2017 – 2:36 AM EDT

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, revivió este jueves la polémica sobre los hechos ocurridos en agosto en Charlottesville (Virginia) al señalar a "tipos bastante malos" en la manifestación antifascista, aunque después firmó una resolución del Congreso de condena a los grupos supremacistas blancos y otras organizaciones fascistas.

Trump provocó en agosto una gran controversia al culpar a "los dos bandos" de la violencia en Charlottesville, donde un neonazi asesinó a una mujer al arrollar con su vehículo una manifestación antifascista. Tras sus primera reacción tibia, en la que relativizó los hechos violentos, se desató una estampida de miembros de un equipo asesor al que Trump terminó de disolver.


Este jueves, el presidente revivió esa polémica en declaraciones a periodistas a bordo del Air Force One.

"Si vemos lo que está pasando ahí, especialmente con la llegada de Antifa, tú tienes tipos muy malos del otro lado también", dijo al referirse al movimiento izquierdista que dice luchar contra el fascismo.

Tiempo después de esa declaración, la Casa Blanca informó que el mandatario firmó firmó la resolución del Congreso que condena a los supremacistas blancos, al Ku Klux Klan, neonazis y otros grupos de odio.

La unanimidad con que se aprobó este texto hubiese hecho que probablemente fuese inútil cualquier intento de veto presidencial.

En un comunicado la Casa Blanca aseguró que Trump estaba contento de firmar esta resolución, agregando que "como estadounidenses condenamos la reciente violencia en Charlottesville y nos oponemos al odio, a la intolerancia y al racismo en todas sus formas".

El texto urge a Trump a "rechazar públicamente" a racistas, xenófobos, antisemitas y supremacistas y a "usar todos los recursos disponibles" de su Gobierno para "abordar" la "creciente prevalencia de estos grupos de odio en Estados Unidos".

En fotos: Así fue el violento atropello durante una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville

Loading
Cargando galería

Scott: "no hay comparación posible"

El pasado miércoles, Trump se reunió con el senador Tim Scott, el único republicano afroestadounidense en la Cámara alta, precisamente para tratar el tema de Charlottesville. Scott fue uno de los primeros en expresas su disgusto por el comentario inicial del presidente sobre este hecho, al señalar que había comprometido su "autoridad moral".

Luego de su reunión con Trump en el despacho presidencial, el senador comentó a periodistas: "es lo que ha sido; no fui allí para cambiar quién era".

Este jueves, después de que Trump nuevamente habló sobre el polémico tema, Scott emitió otra declaración para subrayar que en su charla con el mandatario fue "muy, muy claro acerca de la historia brutal que rodea al movimiento de la supremacía blanca y su horrible tratamiento de los negros y otros grupos minoritarios".

"Roma no se construyó en un día, y esperar que la retórica del Presidente cambie basándose en una conversación de 130 minutos no es realista", dijo la declaración. "Antifa es malo y debe ser condenado, sí, pero el KKK ha estado matando y atormentando a los negros americanos durante siglos. No hay comparación posible. Punto".

Más contenido de tu interés