Trump insiste en declarar ante el fiscal especial del 'Rusiagate' en contra de la opinión de sus abogados

La información la dio a conocer CNN este miércoles pese a la recomendación de los asesores legales del mandatario que indican que debería limitarse a responder preguntas solo por escrito.
7 Feb 2018 – 1:04 PM EST

Contra la opinión de los abogados de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump insiste en que aceptaría entrevistarse con el fiscal especial Robert Mueller para responder preguntas sobre la investigación que intenta determinar si hubo colusión entre su campaña presidencial y Rusia durante las elecciones de 2016.

Fuentes citadas por CNN que conocen la manera de pensar del presidente indicaron que el mandatario no solo cree en su inocencia sino en su capacidad para enfrentar demandas y declarar bajo juramento, como lo hizo durante sus años de magnate de la construcción en Nueva York.

Anthony Scaramucci, quien tuvo un fugaz paso por la Casa Blanca como director de comunicaciones, explicó en declaraciones al periodista de CNN Jack Tapper, que Trump se ve como un “libro abierto, que no ha hecho nada equivocado”.


Por lo tanto, estaría dispuesto a enfrentar un interrogatorio que, según los analistas, podría representar un alto riesgo jurídico para el mandatario.

Ante esa situación, el equipo legal de la Casa Blanca estaría buscando una vía intermedia, es decir, un “compromiso” que busque que el presidente no enfrente a Mueller y su equipo de investigadores sin limitaciones en los temas que serían objeto de indagación.

Ese camino podría ser el mismo que tomó Ronald Reagan en 1987, durante la investigación de la trama Irán-Contras: responder por escrito las preguntas enviadas por Lawrence Walsh, el fiscal especial de ese entonces.

Esa modalidad podría de alguna manera evitar que, en un cara a cara con Mueller, el presidente mintiera o dijera imprecisiones bajo juramento, lo que tendría consecuencias legales y políticas, y podría poner en riesgo su presidencia, como lo han expresado expertos en materias constitucionales.

En la reunión en Davos, Suiza, durante el Foro Económico Mundial el pasado mes de enero, el presidente estadounidense, en una improvisada rueda de prensa, dijo que aceptaría entrevistarse con el fiscal especial, bajo juramento, e insistió en su absoluta inocencia. También insistió en que la investigación no ha podido demostrar, según Trump, que hubo colusión de su campaña presidencial con agentes rusos o supuestos intentos por obstruir a la justicia.


En esa polémica entre Trump, sus aliados en el Congreso, y los investigadores, el pasado viernes la Casa Blanca autorizó la publicación de un memorando preparado por el presidente del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano por California Devin Nunes, basado en información confidencial.

Dicho documento buscaba demostrar que el FBI y el Departamento de Justicia habían actuado de manera parcializada al pedirle a una corte que autorizara la vigilancia secreta de Carter Page, asesor de Trump durante su campaña en temas de política exterior, con vínculos reconocidos con Rusia.

Los demócratas han visto ese memorando como una forma de deslegitimar la investigación de la trama rusa presidida por Mueller. Ellos mismos, en el comité de inteligencia, escribieron un memorando de respuesta al de sus colegas republicanos, que es estudiado por el FBI y cuya publicación también depende del visto bueno de Trump.

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RusiagateDonald TrumpFBI