La investigación del 'Rusiagate' tiene en la mira a Trump: el fiscal especial quiere interrogarlo

Los abogados defensores del presidente se preparan para la eventualidad de que el mandatario tenga que responder ante los investigadores de la oficina del fiscal especial Robert Mueller y, de preferencia, impedir que suceda.
8 Ene 2018 – 5:38 PM EST

El fiscal especial Robert Mueller, planteó al equipo legal del presidente Donald Trump que buscará entrevistar al mandatario en el marco de la investigación del llamado ' Rusiagate', según reportaron varios medios este lunes.

El periódico The Washington Post detalló que Mueller mencionó sus intenciones de entrevistar a Trump a fines de diciembre en una reunión con los abogados del presidente, John Dowd y Jay Sekulow.

La entrevista se produciría en las próximas semanas, según fuentes anónimas citadas por varios medios familiarizadas con el caso. De acuerdo con los informes, los abogados del presidente están discutiendo cómo llevar a cabo ese encuentro y analizando si permitirle a Trump enfrentarse a preguntas abiertas cara a cara sin parámetros claros.

Un reporte de la cadena televisiva NBC asegura que el equipo legal de Trump ha estado buscando el modo de evitar que el presidente pueda ser entrevistado por el FBI o los investigadores de Mueller.

En caso de no poder evitarlo, los abogados evalúan si el mandatario podría dar respuestas escritas a los investigadores, una vez que el equipo del fiscal especial demuestre que no podía obtener la información que busca sin hablar con el presidente.

Además, intentan determinar si Trump sería entrevistado directamente por Mueller, el estándar legal para llevar a cabo una entrevista a un presidente, el sitio en donde se llevaría a cabo, los temas y la duración de la misma.


"La Casa Blanca no comenta las comunicaciones con la Oficina del Fiscal Especial por respeto a la misma y a su proceso. La Casa Blanca continúa su cooperación total con la Oficina del Fiscal Especial para facilitar la resolución más temprana posible", dijo a NBC News el abogado de Trump John Dowd.

Además de la posible colusión entre Rusia y la campaña de Trump, el fiscal especial también está investigando si hubo obstrucción a la justicia por parte del presidente cuando en mayo de 2017 despidió al exdirector del FBI James Comey quien precisamente abrió las pesquisas del 'Rusiagate' y quien conducía la investigación hasta su despido.

Un mes después de su abrupta salida, Comey declaró bajo juramento ante el Capitolio que el presidente había intentado infructuosamente que el FBI suspendiera su investigación sobre Michael Flynn, el primer asesor de seguridad nacional de Trump, quien hoy es una pieza clave en las pesquisas. Sin embargo, Comey fue cuidadoso y se ha negado a calificar los actos de Trump como una "obstrucción a la justicia", aunque calificó de "perturbadora" aquella petición del presidente.

Este fin de semana, cuando Trump fue consultado en la residencia de Camp David sobre si aceptaría ser entrevistado por Mueller, respondió evasivamente: "No ha habido colusión, no ha habido ningún delito, y en teoría todos me dicen que no estoy bajo investigación. Tal vez Hillary Clinton sí lo está, no lo sé, pero yo no (...) Podríamos haber sido muy cerrados y (la investigación) habría llevado años. Pero (...) cuando no has hecho nada malo, estamos siendo abiertos para que terminemos con esto. Porque, sinceramente, esto es muy malo para nuestro país".


La oficina del Mueller finalizó las entrevistas en la Casa Blanca el pasado 12 de diciembre, pero aún puede realizar nuevos interrogatorios a modo de seguimiento. Mueller deberá presentar un informe del estado de su investigación en julio de 2018. Dicha presentación se hará ante el vicefiscal general, Rod Rosenstein, ya que el fiscal general Jeff Sessions se recusó de cualquier investigación vinculada a la intromisión rusa en las elecciones de EEUU. Rosenstein decidirá la continuidad o no de las pesquisas.

Varias veces han circulado rumores de que Trump planeaba despedir a Mueller, lo cual generaría un tsunami político en Washington, pero la Casa Blanca ha negado siempre estas versiones. Rosenstein es quien tiene la potestad para despedir al fiscal especial o finalizar la investigación.

Trump ha negado colusión y ha dicho en numerosas ocasiones que las pesquisas son una "caza de brujas". También ha atacado en varias oportunidades la "reputación" del FBI. Además de la investigación de Mueller, cuatro comités del Congreso llevan adelante investigaciones relacionadas al 'Rusiagate', signadas por pujas partidarias mayormente.

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RusiagateDonald Trump