null: nullpx
Donald Trump

Trump demanda al Deutsche Bank y a Capital One para impedir que den información de sus negocios al Congreso

Los abogados del presidente dijeron que las acciones legales tienen el propósito de "proteger a Trump, su familia y sus negocios" de las investigaciones de la Cámara de Representantes que buscan 'hurgar' en el historial financiero de Trump.
30 Abr 2019 – 5:03 AM EDT

El presidente estadounidense Donald Trump, junto con su familia y sus empresas, demandó este lunes a Deutsche Bank y Capital One en un intento de impedir que entreguen los registros financieros a los comités del Congreso que han emitido citaciones para obtener la información como parte de una investigación sobre la influencia política extranjera.

Los apoderados legales de Trump, Will Consovoy, Patrick Strawbridge y Marc Mukasey, dijeron que la demanda tiene por objeto proteger a Trump, su familia y su negocio. Ambos bancos "llevan mucho tiempo prestando servicios bancarios comerciales y personales a los demandantes", dijeron los abogados de Trump, citados en CNN.

La demanda es el último paso en la lucha de Trump contra los demócratas, y alega que las citaciones no tienen "ningún propósito legítimo o legal".

Las citaciones, que los Trumps describieron en su demanda como "intrusivas y demasiado amplias", fueron emitidas a varios bancos por los comités de inteligencia y servicios financieros de la Cámara de Representantes de mayoría demócrata, que están investigando las finanzas del presidente como parte de una investigación más amplia sobre la intromisión de Rusia en las elecciones.

Es el segundo intento en la corte que Trump ha hecho este mes para impedir que la Cámara de Representantes, dirigida por los demócratas, investigue su historial financiero.

"Las citaciones fueron emitidas para acosar al presidente Donald J. Trump, para hurgar en todos los aspectos de sus finanzas personales, sus negocios y la información privada del presidente y su familia, y para buscar cualquier material que pudiera ser utilizado para causarle daño político. No existen motivos para establecer ningún otro propósito que no sea político", escribieron los abogados de Trump en la demanda presentada a última hora del lunes en el Distrito Sur de Nueva York.

Aducen la privacidad bancaria

La demanda del lunes tuvo una ligera diferencia con la demanda de la semana pasada, en que ni la propia Cámara ni los miembros de la Cámara están siendo demandados. Aquella demanda, en la corte federal en Washington contra la firma de contabilidad Mazars USA y el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, también está tratando de impedir que la Cámara obtenga los registros financieros de Trump.

La demanda en Nueva York alega que las citaciones que los comités de Inteligencia y de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes enviaron a Deutsche Bank y Capital One no son válidas porque violan la ley de privacidad bancaria y no son para dar forma a la legislación. Sin embargo, al menos otro tribunal ha dicho anteriormente que afirmaciones como ésas no pueden detener las citaciones del Congreso.

En este nuevo caso, el equipo de Trump dice que no pudo tener acceso a los detalles de las citaciones a través de los comités de la Cámara y que, en cambio, se enteró de ellas a través del Deutsche Bank el 17 de abril.

Los abogados de Trump dicen que los presidentes de los citados comités de la Cámara de Representantes, Adam Schiff y Maxine Waters, ambos demócratas de California, confirmaron que dos bancos recibieron citaciones de sus comités por información relacionada con las finanzas de Trump, pero se han negado a proporcionar copias de las citaciones.

Las 37 acusaciones y acuerdos de culpabilidad que dejó la investigación de Mueller sobre el ‘Rusiagate’ (fotos)

Loading
Cargando galería

Los abogados del presidente afirman que los comités están buscando todos los registros bancarios y financieros que se remontan a décadas atrás, "no sólo de los demandantes individuales, sino también de sus propios familiares", incluyendo a los hijos y en algunos casos a los nietos, según la demanda.

Deutsche Bank fue una de las pocas instituciones financieras occidentales importantes que continuó prestando dinero al imperio inmobiliario de Trump después de que varios de sus casinos quebraron en la década de 1990, lo que dio lugar a reclamaciones de acreedores valoradas en 330 millones de dólares en la actualidad.

"Seguimos comprometidos a proporcionar información apropiada a todas las investigaciones autorizadas y acataremos una orden judicial con respecto a dichas investigaciones", dijo el banco alemán en un comunicado.


RELACIONADOS:Donald TrumpRusiagate

Más contenido de tu interés