null: nullpx

Trump considera emitir un nuevo decreto migratorio tras sucesivos reveses judiciales

A bordo del Air Force One, el presidente estadounidense adelantó la posibilidad de una nueva acción ejecutiva en materia migratoria, aunque no dio detalles. Esperará hasta la próxima semana, "quizás el lunes o el martes", para responder con alguna acción a la decisión de la Corte de Apelaciones.
11 Feb 2017 – 1:28 AM EST

El presidente Donald Trump está considerando emitir un nuevo decreto para prohibir el ingreso de ciudadanos de ciertos países a Estados Unidos, después de que su intento inicial por vetar la entrada de inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana fue frenado en medio de un caos político y judicial.

En una sorpresiva conversación con periodistas a bordo del Air Force One en la tarde del viernes, Trump anunció la posibilidad de un "nuevo decreto" que se podría emitir tan pronto como el lunes o martes.

El anuncio se conoció un día después de que una corte de apelaciones de San Francisco ratificó un fallo judicial de la semana pasada que suspendió temporalmente el decreto original de Trump del 27 de enero para prohibir el ingreso de personas de siete países de mayoría musulmana.

Trump no ofreció detalles de la nueva medida que está evaluando.

La mañana de este sábado ha recurrido a su cuenta personal de Twitter (@realdonaldtrump) para volver a criticar la decisión que ha detenido su decreto, al señalar: ¡Nuestro sistema legal está roto! "El 77% de los refugiados permitidos en Estados Unidos desde el aplazamiento viaja de siete países sospechosos" (WT) ¡MUY PELIGROSO!



El presidente hace referencia en su tuit a un artículo publicado en el diario conservador Washington Times, al que identifica por sus siglas: WT.

El viernes antes de partir hacia Florida, donde pasará el fin de semana en su resort con el primer ministro japonés Shinzo Abe, Trump enfatizó en rueda de prensa en la Casa Blanca que su gobierno buscará rebatir la decisión del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco (California).

"Continuaremos el proceso en los tribunales y, finalmente, no tengo duda de que ganaremos ese caso particular", subrayó el mandatario republicano.

En tono enigmático Trump señaló que esperará hasta la próxima semana, "quizás el lunes o el martes", para responder con alguna acción a la decisión del Tribunal de Apelaciones.

"Vamos a mantener nuestro país seguro", agregó el presidente, quien hizo hincapié en que hará "lo que sea necesario" para lograr ese objetivo, como el "escrutinio extremo" de refugiados y de ciudadanos de países con antecedentes de terrorismo yihadista.

Decenas protestan afuera de la corte en SF donde se discute el veto a ciudadanos de países con mayoría musulmana

Loading
Cargando galería


Hace dos semanas, Trump firmó una polémica orden ejecutiva que veta la entrada a ciudadanos con pasaportes de siete países de mayoría musulmana, la cual se encuentra bloqueada merced al fallo emitido este jueves por un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito.

Ese decreto suspendía durante 120 días el programa de acogida de refugiados de EEUU -o indefinidamente, en el caso de los refugiados sirios- y frenaba durante 90 días la emisión de visados para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y con historial terrorista: Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen.

Un panel de tres jueces -dos nombrados por presidentes demócratas- del Tribunal de Apelaciones rechazó este jueves por unanimidad que el bloqueo al veto ponga en peligro al país, como argumenta el Gobierno.

Frente a ese revés judicial el tercero que recibe su gobierno por el polémico decreto, Trump se niega a admitir la derrota y no deja de contraatacar a los jueces, un gesto inusual en un presidente estadounidense.



Lo que puede hacer

El presidente podría reescribir el decreto original para excluir expresamente a quienes han recibido la residencia permanente en Estados Unidos, dijo a Reuters un asesor del Congreso con conocimiento del tema, quien pidió no ser identificado. Hacer eso podría aliviar parte de las preocupaciones expresadas por los tribunales.

Un nuevo decreto, sin embargo, podría permitir que los críticos de Trump canten victoria al afirmar que se vio obligado a cambiar de rumbo en su primer anuncio importante de política como presidente.

Sin importar si Trump emite o no un nuevo decreto, su gobierno podría continuar defendiendo en tribunales la orden original, que está siendo revisada por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos.


El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, dijo a periodistas en la noche del viernes que aún existe la posibilidad de llevar el caso a la Corte Suprema, luego de que otro funcionario del gobierno declaró más temprano que la administración no planeaba agravar la disputa.

"Todas las opciones respecto a las cortes están sobre la mesa, incluida una apelación a la decisión del Noveno Circuito sobre la ORT (orden de restricción temporal) ante la Corte Suprema, incluido el defender nuestro caso por sus méritos", dijo Priebus.

"Además de eso, ahora estamos cursando decretos que esperamos entren en vigor pronto que protegerán aún más a los estadounidenses del terrorismo", agregó.


Más contenido de tu interés