Todas las miradas puestas sobre si Trump hundirá o salvará a Moore como candidato por Alabama

El presidente regresó de Asia con una tarea pendiente: una toma de posición en el escándalo sexual que involucra al candidato republicano al Senado por Alabama, Roy Moore, a quien le han dado la espalda en las últimas horas líderes conservadores como el senador Ted Cruz, o el comentarista Sean Hannity.

El presidente Donald Trump volvió de Asia para encontrarse en casa con un escándalo que le pone en la encrucijada.

El candidato republicano al Senado de EEUU por Alabama, Roy Moore, ha perdido el apoyo de casi todo el Partido Republicano y líderes mediáticos conservadores pero el presidente Trump sigue guardando silencio sobre el escándalo de acusaciones de acoso sexual y comportamiento inapropiado a menores de edad.

El presidente, que regresó de madrugada de su gira de 11 días por Asia, modificó su agenda a mitad de este miércoles para incluir una declaración desde la Casa Blanca a las 3:30 pm, pero se limitó a leer un resumen de su viaje por cinco países en el que destacó que el mundo ahora "respeta" a EEUU.

Cuando concluyó su alocución de 25 minutos y se apartó del podio los reporteros del pool de prensa de la Casa Blanca le preguntaron a voces si Moore debería dimitir. Trump otras veces ha respondido de manera improvisada preguntas complicadas pero en esta ocasión se marchó silencioso sin detenerse.

En la mañana, Trump tuiteó intensamente, sobre su "exitoso viaje" y críticas a CNN y New York Times, pero no hizo alusión del candidato en Alabama.

Es incierto cuánto daño le haría a Moore que el presidente le retire su apoyo porque los votantes republicanos de Alabama no siguieron la preferencia de Trump en la primaria republicana. Entonces el presidente pidió el voto por Luther Strange, el candidato favorito del establishment del partido.

Cuando fue preguntado por reporteros en Asia, Trump dijo que no había tenido tiempo de seguir por televisión lo sucedido con Moore.

A las voces de senadores republicanos que le exigen a Moore que retire su candidatura se sumaron el martes las declaraciones críticas de estrellas conservadoras de los medios como Sean Hannity.

Su cambio de tono se produjo después de que el lunes surgiera una quinta acusadora, Bevery Young Nelson, quien asegura que Moore le asaltó sexualmente cuando tenía 16 años y Moore tenía 30. Nelson mostró en una rueda de prensa en Nueva York una firma de Moore en su anuario de escuela de secundaria.

Hannity dijo el martes en su show nocturno en Fox News que "el juez tiene 24 horas" para explicar sus "inconsistencias", citando específicamente que Beverly Moore negó haber conocido a Nelson a pesar de haber firmado su anuario.

"Usted debe dar una explicación satisfactoria y completa de sus incoherencias", exigió Hannity. "Debe eliminar cualquier duda. Si no puede hacer esto, entonces el juez Moore debe salir de esta contienda".

La postura de Hannity es importante porque habla con frecuencia con el presidente, dándole consejo sobre los asuntos del día a día.

El propio Steve Bannon, líder de Breitbart News y principal baularte de Moore fuera de Alabama, está teniendo dudas, según un reporte de The Daily Beast.

A Moore también le han repudiado senadores conservadores como Ted Cruz, de Texas.

"No puedo instar al pueblo de Alabama a que apoye su candidatura mientras estas acusaciones no se refuten", dijo a los periodistas el martes por la noche.

Los líderes republicanos en el Senado, Mitch McConnell, y en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, también le han pedido a Moore que se retire.


Una posibilidad sugerida por algunos republicanos, entre ellos McConnell, es promover al fiscal general Jeff Sessions como candidato escrito en la boleta. De ser así, Sessions regresaría a su escaño ya que esta elección especial tendrá lugar para llenar la vacante que él dejó a principios de año cuando se unió al gobierno de Trump.

La elección general por el escaño de Senador por Alabama tendrá lugar el 12 de diciembre y enfrenta a Moore con el demócrata Doug Jones, un abogado y exfiscal de Alabama que es popular con la minoría negra por haber procesado a los autores de un atentado del KKK en 1963 que mató a cuatro niñas en una iglesia negra.

El escándalo estalló el jueves de la semana pasada con la publicación de un artículo del Washington Post en el que cuatro mujeres alegan que Moore tuvo acercamientos sexuales con ellas mientras eran menores de edad y Moore estaba en la treintena. Una de las cuatro tenía 14 años cuando sucedieron los hechos; las otras tres tenían entre 16 y 18 años.

La controversia parece haber dañado a Moore según algunas encuestas posteriores a las revelaciones que indican que la contienda con el demócrata Jones está empatada, pero el republicano no se ha hundido. Un sondeo publicado el martes por la noche por Fox 10/Strategy Research muestra a Moore con 6 puntos de ventaja entre 3,000 probables votantes encuestados (49%-43%), aunque el número de indecisos es alto (8%).

RELACIONADOS:Donald TrumpJeff Sessions