publicidad

Senado no se pone de acuerdo para restringir el poder de Trump de iniciar una guerra nuclear

Senado no se pone de acuerdo para restringir el poder de Trump de iniciar una guerra nuclear

Por primera vez en cuatro décadas el Senado estudia eliminar la prerrogativa del presidente de lanzar una guerra atómica. Su personalidad volátil e impredecible está generando una creciente preocupación entre senadores demócratas que afirman que la crisis con Corea del Norte puede terminar muy mal.

Senado no se pone de acuerdo para restringir el poder de Trump de inicia...

Un panel de expertos del Senado no se puso de acuerdo este martes en torno a las vías para evitar que el presidente Donald Trump lance un ataque nuclear no provocado en el marco de los crecientes temores de que el comandante en jefe termine llevando a la guerra a EEUU debido a su personalidad impulsiva e impredecible.

Pese a que el presidente tiene la autoridad para tomar una decisión de ese calibre, en el Capitolio van en aumento las presiones para cambiar esa prerrogativa.

La iniciativa ha estado a cargo de los senadores demócratas Chris Murphy, por Connecticut; Cory Booker, por Nueva Jersey; y Brian Schatz, por Hawaii, entre otros.

El senador Bob Coker, republicano por Tennesse; quien además es jefe del comité de relaciones exteriores de la Cámara Alta, asegura que las constantes amenazas de Trump a rivales extranjeros, en especial al líder norcoreano Kim Jong Un, pueden desatar una Tercera Guerra Mundial.

Es la primera vez en cuatro décadas que la autoridad del presidente en asuntos nucleares es al menos estudiada. El propio Coker cree que es muy poco probable que sea revocada. "No veo una solución legislativa hoy en día", dijo el senador republicano a los reporteros. "Eso no significa que en el curso de los próximos meses no se desarrolle una, pero hoy no lo veo", aseguró.

Relacionado
Trump en medio de su discurso ante la Asamblea Nacional de Corea del Sur.
Trump a Corea del Norte: "No subestimen a EEUU, no nos pongan a prueba"

Todo se inició cuando Trump prometió "fuego y furia" a Corea del Norte ante sus constantes pruebas con misiles balísticos y el más reciente ensayo atómico.

Sin embargo, la situación de tensión entre Estados Unidos y el régimen de Kim Jong Un se ha complicado en las últimas semanas luego de que el presidente Trump indicara ante la Asamblea General de la ONU el mes pasado que ese país asiático se enfrenta a su total destrucción si sigue con su programa nuclear, acercándose cada vez más a la posibilidad de que sus misiles puedan llegar a territorio continental de Estados Unidos.

"Nos preocupa que el presidente de Estados Unidos sea tan inestable, tan volátil, que lo lleve a un proceso de toma de decisiones tan quijotesco que pueda ordenar un ataque nuclear que no esté acorde con los intereses de EEUU", dijo el senador Murphy este martes.

publicidad

"Debería ser una prerrogativa del Congreso declarar una guerra nuclear", dijo el senador demócrata por Massachusetts, Edward J. Markey, quien redactó un proyecto de ley que busca prohibirle al presidente iniciar una guerra nuclear sin la autorización del Congreso.

Hasta ahora, Corea del Norte ha llevado a cabo seis pruebas nucleares y está muy cerca de tener disponible un misil balístico intercontinental capaz de llegar a la Costa Oeste de EEUU.

"La calma antes de la tormenta": Trump desconcierta con un comentario junto a militares Univision

Hace unos días en declaraciones a la cadena de noticias CNN, un alto funcionario norcoreano indicó que el mundo debe tomar de forma literal los planes de su gobierno de llevar a cabo una prueba nuclear artmosférica con una bomba de hidrógeno, algo que no ocurre desde la Segunda Guerra Mundial.

El gobierno de Kim Jong Un ha dejado por sentado que la comunidad internacional debería acostumbrarse a que el país ya es una potencia nuclear y que cualquier negociación debe hacerse sobre la base de que no desmantelarán su programa.

Bajo las actuales circunstancias un presidente en funciones, en este caso Trump, puede ordenar un ataque convencional o nuclear en cualquier momento si existe una amenaza inminente a Estados Unidos.

El secretario de Defensa puede oponerse a cumplir con la orden del mandatario, pero el secretario, en este caso James Mattis, puede ser rápidamente despedido y reemplazado por Trump.

El contexto de tensiones bilaterales ha ido en aumento no solo por las declaraciones de Trump. A principios de octubre el embajador en funciones de Corea del Norte ante la ONU, Kim In Ryong, dijo que una guerra nuclear "podría ocurrir en cualquier momento".

A esta situación se une el hecho de que el presidente ha dejado vacante muchos puestos dentro del Departamento de Estado, claves para la toma de decisiones en asuntos de política exterior. Justo este martes el senador Schatz tuiteó que con la situación peligrosa en la Península de Corea no se haya designado al nuevo embajador de EEUU en Corea del Sur.

En fotos: El desfile que rechaza la amenaza de EEUU de “fuego y furia” en la capital de Corea del Norte
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad