null: nullpx

Ryan dice que dejarán de usar dinero público para pagar demandas por acoso de congresistas

El jefe del Congreso dio a conocer el cambio en una entrevista a una radio de Wisconsin y aseguró que se está trabajando en una reforma legal referida a los procedimientos para hacer frente a conducta sexual inadecuada de los empleados del Capitolio.
13 Dic 2017 – 11:56 AM EST

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, indicó este miércoles que el Congreso planea poner fin al uso del dinero de los contribuyentes para pagar demandas por acoso en casos que involucran a senadores o representantes.

Ryan dio a conocer el cambio en una entrevista a una radio de Wisconsin y aseguró que se está trabajando en una reforma legal referida a los procedimientos para hacer frente a conducta sexual inadecuada de los empleados del Capitolio.

El líder republicano aseguró que están justamente trabajando en estos momentos para eliminar esta prerrogativa, luego de que trascendió -una vez estallaron escándalos de abuso- que las demandas en el pasado se pagaron con dinero público.

Bajo una ley que fue aprobada en 1995 (la Congressional Accountability Act), cuando la denuncia no puede resolverse conversando y escalan a lo civil, los acuerdos económicos no son pagados por las oficinas de los congresistas –o sus empleados– implicados. Paula Sumberg, subdirectora ejecutiva de esa oficina, respondió escuetamente a Univision Noticias en un correo hace unas semanas que son financiados por el "dinero de los contribuyentes".

Según una nota del diario The Washington Post, las compensaciones que asume el Congreso por el comportamiento de sus empleados son menores a las que pagan figuras públicas. Entre 1997 y 2014, la Oficina del Tesoro de Estados Unidos dispuso 15.2 millones de dólares para cancelar 235 fallos o acuerdos por violaciones de normas por miembros o empleados de la Cámara.

Este miércoles Ryan aseguró que esa ley "es indefendible". En las últimas tres semanas tres congresistas renunciaron por acusaciones de conducta sexual inapropiada: el senador demócrata por Minnesota Al Franken, el representante demócrata por Michigan John Conyers y el representante republicano por Arizona Trent Franks. En el caso de Conyers se pagaron 30,000 dólares de compensación a la demandante.

En otro caso se supo que el Congreso pagó con dinero público una demanda similar contra el excongresista republicano por Texas Blake Farenthold, hecha por una empleada que lo acusó de acosarlo al decirle que tenía fantasías sexuales con ella. El arreglo extrajudicial terminó con una compensación de 84,000 dólares.

Violaciones, acoso y miedo: los 52 relatos de terror de las mujeres que denuncian a Harvey Weinstein

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.