Rodríguez Zapatero empieza la dura misión de acercar a Maduro y la oposición venezolana

Junto con los expresidentes Martín Torrijos y Leonel Fernández, el exgobernante español intenta allanar el camino a un entendimiento y un diálogo que rebaje la pugnacidad política.
19 May 2016 – 6:14 AM EDT

El mismo día en que la oposición venezolana encabezó una marcha en Caracas para presionar a las autoridades electorales a acelerar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores el gobernante venezolano recibió una misión de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España) y Martín Torrijos (Panamá).

A la reunión, asistió también la canciller venezolana Delcy Rodríguez, según confirmaron a Efe fuentes diplomáticas sin ofrecer más detalles.

Fuentes cercanas al ex presidente de gobierno español aseguraron al diario El Mundo que el político socialista está "muy preocupado" tras las primeras conversaciones exploratorias, aunque no pierde la esperanza de que se abra una puerta al diálogo político.

Las mismas fuentes indicaron que Zapatero ha mostrado su "pesimismo" al constatar el "deterioro que se ha producido en las actitudes y expectativas" tras su última visita a la capital venezolana, el pasado 6 de diciembre, cuando fue invitado como observador de las elecciones parlamentarias que conquistó ampliamente la oposición.

Los exmandatarios, que arribaron al país este martes junto a su homólogo de República Dominicana Leonel Fernández, forman parte de una comisión creada por el Gobierno venezolano para investigar los hechos violentos de los últimos años en el país petrolero respaldada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y se espera que sirvan de mediadores entre el Gobierno y la oposición.

Se trata de la comisión de la verdad, una instancia promovida por Maduro para contrarrestar la ley de amnistía aprobada por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, y declarada luego inconstitucional por el Tribunal Supremo de Justicia, cuyos miembros en su mayoría fueron designados en gobiernos chavistas.

La comisión está integrada por 16 miembros designados por el chavismo y reserva cuatro puestos para representantes opositores, que han rechazado incorporarse a una instancia de la que tienen serias dudas sobre su imparcialidad.

La intermediación de Zapatero, Torrijos, y Fernández se hace en un momento en el que la oposición venezolana está presionando a las autoridades para que cumpla con celeridad los pasos para convocar un revocatorio de pueda cesar el mandato de Maduro antes de lo previsto en 2019.


Protestas en Venezuela contra el decreto de "estado de excepción"

Loading
Cargando galería


Coincide además con la entrada en vigor de un decreto presidencial de "estado de excepción y emergencia económica", firmado por Maduro para hacer frente a supuestos intentos de golpe de Estado, y lo que ha considerado el momento de las "peores" amenazas contra su país en diez años.

El presidente del Parlamento venezolano, el opositor Henry Ramos Allup, indicó más temprano en una rueda de prensa de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que tienen prevista una reunión con los exgobernantes entre hoy y mañana.

Asimismo aseguró que hasta el momento no ha enviado "ningún mensaje especial" porque esperan que los expresidentes, en especial Zapatero y Torrijos, a quienes consideró "compañeros ideológicos", se lleven "sus propias impresiones" de la situación del país.

Justo este miércoles, Maduro subió un grado más el volumen de la confrontación al declarar que que podría decretar un “estado de conmoción interna si se presentan hechos de golpismo” y reiteró que hay “amenazas graves” sobre la paz del país.

El estado de conmoción interna, dijo en cadena nacional, es un “tercer nivel” dentro del estado de excepción y emergencia económica que decretó el pasado viernes: “un recurso que tengo como Jefe de Estado si se presentan hechos de golpismo”.

“No lo dudaré para decretarlo si fuera necesario (…) ojalá no haga falta”, advirtió.


Más contenido de tu interés