null: nullpx
Partido Republicano

Liz Cheney está a punto de "pagar el precio" de oponerse a Trump en el Congreso

El círculo cercano a la congresista de Wyoming sostiene que ella “espera completamente” su destitución como tercera del liderazgo del Partido Republicano, pero que también considera que la votación servirá para distinguir a quienes prefieren el camino de “mentiras e insurrección”.
12 May 2021 – 05:03 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

“Nuestra libertad solo sobrevive si la protegemos”. Liz Cheney pronunció estas palabras en la que, salvo sorpresa de último minuto, parece ser su última intervención como la número tres de la minoría republicana en la Cámara de Representantes. Su destino al frente de su partido se decide este miércoles.

La congresista por Wyoming “espera completamente” perder su puesto en la votación para destituirla, según confirmó a CNN una fuente cercana a la representante. La misma fuente dijo que Cheney planea continuar su pelea en contra del avance de Trump y sus simpatizantes para consolidar su liderazgo en el Partido Republicano, motivados por las mentiras del expresidente, quien afirma que fue víctima de un “fraude” del que no ha mostrado prueba alguna.


En un sentido discurso, dicho en una Cámara semi vacía la tarde del martes, Cheney enumeró las ocasiones que ha podido ver en todo el mundo “el valor de la democracia” que, dijo, defiende “el partido de Ronald Reagan”.

Con tono firme, y vistiendo un pin que emulaba la bandera de batalla de George Washington, Cheney repitió una vez más la afirmación que ha causado la votación para su destitución: su enérgica condena a la insistencia de Donald Trump y sus simpatizantes de defender un supuesto “fraude” con mentiras.

“Soy una republicana conservadora y el más conservador de los principios conservadores es el respeto al Estado de Derecho. El Colegio Electoral ha votado. Más de 60 cortes estatales y federales han rechazado los argumentos del expresidente. El Departamento de Justicia en su administración investigó sus reclamos de un fraude extendido y no halló evidencia que lo probara. La elección se acabó. Eso es el Estado de Derecho. Eso es nuestro proceso constitucional”, subrayó.

“Es un error pensar que ella va a desaparecer”

La conferencia del Partido Republicano en la Cámara de Representantes votará este miércoles. Serán sus compañeros de partido quienes decidan si Cheney será destituida y reemplazada por la congresista Elise Stefanik de Nueva York, que era considerada “moderada” y hoy es una fiel simpatizante de Donald Trump.

Cheney no ha buscado apoyos para conservar su puesto y congresistas que la respaldaron en febrero hoy le han dado la espalda. Uno de ellos, Mike Gallagher de Wisconsin, dijo que la representante “ya no puede unir” a los republicanos en la Cámara baja, según dijo en un comunicado publicado este martes por el Milwaukee Journal-Sentinel.

Fuentes cercanas a Cheney, citadas por Politico y CNN, sostienen que el impulso de su destitución es una oportunidad para marcar una clara línea al interior del partido entre quienes están a favor del Estado de Derecho al que se refirió en su discurso del martes o los que, en su opinión, están a favor de continuar el camino de “mentiras e insurrección” al que se ha referido en varias ocasiones.

Una persona cercana a la congresista afirmó: “Es un error pensar que ella simplemente va a desaparecer”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés