null: nullpx

Republicanos en control de daños: apoyarán una ley para impedir separación de familias en la frontera

El partido del presidente Donald Trump, preocupado por el rechazo en la opinión pública que está generando la política de ‘tolerancia cero’ en la frontera, pide que se detenga la práctica mientras se diseña una ley para manejar específicamente el caso de familias indocumentadas.
19 Jun 2018 – 03:34 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los republicanos del Congreso dicen estar dispuestos a promover una ley que permita que las familias de indocumentados que son detenidas en la frontera sean mantenidas juntas y se detenga la política puesta en práctica en las últimas semanas por el gobierno de Donald Trump de separar a los padres de sus hijos.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, aseguró al final de una reunión con sus partidarios en el Capitolio de Washington DC. que todos sus colegas apoyarán una iniciativa que “resuelva el problema”.

“Yo apoyo, y todos los senadores de la conferencia republicana apoyan, un plan que mantenga a las familias unidas (…) Necesitamos resolver este problema y requiere una solución legislativa”, dijo McConnell.

Los legisladores republicanos están tratando de contener el efecto negativo que está teniendo entre la opinión pública las imágenes de niños recluidos en centros de detención enrejados y hasta audios de menores llorando desconsoladamente preguntando por sus padres, de quienes han sido separados tras ser detenidos por la Patrulla Fronteriza.


En respuesta, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, dijo que la solución inmediata está en manos de la Casa Blanca, el argumento que hacen quienes critican la política que anunció a principios de mayo el fiscal general Jeff Sessions de procesar criminalmente a quienes sean capturados intentando entrar sin documentos por la frontera.

Uno de los senadores más cercanos a Trump, Orin Hatch, puso a circular una carta para pedirle a Sessions que detenga esos procedimientos, al menos temporalmente.

Se espera que hacia final de la tarde del martes, el presidente Trump se reúna en el Capitolio con congresistas republicanos, quienes analizan dos propuestas de reforma migratoria en las que no está previsto que atiendan el problema de las familias pero sí ofrecen una solución a la situación de los llamados dreamers.

Entre la clase política republicana han surgido muchas voces críticas a la decisión del gobierno de poner en marcha esta política de 'tolerancia cero', que en mes y medio ha significado la separación de más de 2,300 niños de sus padres, de acuerdo con datos oficiales.

Todas las exprimeras damas, Laura Bush, Michelle Obama, Hillary Clinton y Rosalyn Carter, han cuestionado la política de la Casa Blanca. Inclusive Melania Trump han dicho, a través de su portavoz, que "odia" ver a hijos separados de sus padres, aunque no cuestiona el que sea su esposo el responsable de esa práctica.

Varios congresistas republicanos han criticado por "anti-estadounidense" la política y temen por el efecto que pueda tener para el partido en las elecciones de medio término de noviembre próximo.

Aunque la Casa Blanca insiste en que está cumpliendo con leyes "de los demócratas", los expertos indican que la 'tolerancia cero' no está basada en ninguna ley y que la separación de las familias es consecuencia de la decisión del gobierno de procesar criminalmente a quienes tratan de ingresar a EEUU sin documentación.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés