null: nullpx
Criminalidad y Justicia

"Queda mucho por decir", afirma Michael Cohen antes de entrar en la cárcel para cumplir su condena

El que fuera abogado personal del presidente Donald Trump comenzó este lunes a cumplir su pena en una prisión cercana de Nueva York, incluida por Forbes en la lista de las 10 más cómodas de Estados Unidos. Antes de entrar, dijo que espera "con ansias el día en que pueda compartir la verdad".
6 May 2019 – 4:59 AM EDT

Este lunes, el abogado Michael Cohen, exrrepresentante legal de Donald Trump, se presentó en el Correccional Federal de Otisville, una prisión a 70 millas (113 kilómetros) al noroeste de Nueva York, para comenzar a cumplir una condena de tres años por delitos que incluyen violaciones a las finanzas de la campaña relacionadas con pagos de dinero para silenciar supuestos romances extramaritales del presidente.

Antes de salir camino a la cárcel, Cohen salió antes los medios. "Todavía queda mucho por decir. Y espero con ansias el día en que pueda compartir la verdad", dijo Cohen, de 52 años, frente a su residencia en Manhattan.

Al penal de Otisvile, un campo de prisioneros de mínima seguridad, suelen enviar a criminales de cuello blanco. Forbes una vez la clasificó como una de las "10 prisiones más cómodas de Estados Unidos". A menudo es solicitado como destino por los judíos condenados, gracias a su rabino a tiempo completo y a la disponibilidad de comida kosher.

Entre los actuales reclusos se encuentran Mike Sorrentino, estrella de "Jersey Shore", que cumple una condena de ocho meses por fraude fiscal en septiembre; Billy McFarland, defraudador del Fyre Festival, que cumple una condena de seis años, o el mismísimo Bernie Madoff, sentenciado a 150 años de confinamiento por fraude, lavado de dinero y robo de un plan de beneficios para empleados, entre otros delitos.

Pero exempleados y reclusos dicen que no es un Club Fed. Los presos siguen cumpliendo condena y están separados de sus familias y amigos.


Cohen, que ha sido expulsado del colegio de abogados, entrará finalmente a prisión después de haber intentado y fallado en las últimas semanas para que su sentencia se retrasara o se redujera, refirió ABC News.

Su equipo legal pidió a los demócratas de la Cámara el mes pasado que intercedieran después de que Cohen testificara en el Capitolio contra Trump, pero se mostraron reticentes a hacerlo. Los fiscales federales en Nueva York tampoco fueron de ayuda, dijeron los abogados de Cohen.

Cohen tenía previsto comenzar su sentencia en marzo, pero un juez le concedió un retraso de dos meses para que pudiera recuperarse de la cirugía y poner sus asuntos en orden.

Los fiscales federales han dicho que Trump le ordenó a Cohen que arreglara los pagos para comprar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels y la ex modelo de Playboy Karen McDougal en el período previo a las elecciones de 2016. Trump niega haber tenido romances con cualquiera de las dos mujeres.

Cohen se declaró también culpable de mentir al Congreso sobre un proyecto de la Torre Trump en Moscú, así como de cargos de evasión de impuestos y fraude bancario.

Traje caqui y algún oficio

Una vez que llegue a la cárcel, Cohen se someterá a exámenes médicos y de salud mental y se le asignará un trabajo, como cortar el césped o limpiar la sala de visitas. También recibirá ropa, ropa de cama y toallas. Cambiará su traje por el uniforme de color caqui.

En el campo de prisioneros, unos 115 reclusos duermen en literas alineadas en pasillos estilo cuartel, en lugar de celdas individuales o para dos personas, como en las instalaciones de mayor seguridad. Los servicios recreativos incluyen canchas de tenis, lanzamiento de herraduras y petanca.

En fotos: Así transcurrió la audiencia en el Congreso al exabogado de Donald Trump

Loading
Cargando galería


Jack Donson, un exadministrador de Otisville citado por ABC News, dice que algunos reclusos de alto perfil contratan a otros para lavar su ropa y calentar sus comidas.

Otro reclusos también intentan tener más comodidades como una mejor litera o zapatos más blandos, para lo cual requieren una recomendación de un médico. Si hay una necesidad de salud legítima, debería surgir en el momento de la admisión, dice Donson.

"Usted asume el papel de un recluso", expresa Donson. "Eres cordial con todos. Eres respetuoso con todos. Cumples tu condena. No le pides nada al personal. Nada de los presos. No aceptas nada de los presos. No eres nadie. En serio".

Si Cohen no puede adaptarse, advierte Donson, "su tiempo va a ser miserable".


Más contenido de tu interés