null: nullpx
Michael Dean Cohen

Trump dice que Michael Cohen le pidió un perdón presidencial y que él se lo negó

Lo que sostiene el presidente en un tuit confirma lo que se supo este jueves: que Cohen ordenó a sus abogados que buscaran la posibilidad de que Trump le concediera un perdón presidencial, en caso de que terminara en la cárcel por delitos descubiertos durante la investigación del ‘ Rusiagate’, las supuestas conexiones de la campaña de Trump con Rusia.
8 Mar 2019 – 12:50 PM EST

El presidente Donald Trump dijo este viernes que su exabogado personal y 'reparador de problemas' , Michael Cohen, le había pedido "directamente" un perdón presidencial y que él se lo había negado.

El mandatario tuiteó: "El mal abogado y estafador Michael Cohen testificó bajo juramento que nunca pidió un perdón. Sus abogados lo contradijeron totalmente. ¡Él mintió! Es más, él directamente me pidió un perdón. Dije que NO. ¡Mintió de nuevo! También tenía muchas ganas de trabajar en la Casa Blanca. ¡Él mintió!".

Cohen le respondió por Twitter también.

"Solo otra ronda de mentiras de @POTUS @realdonaldtrump. Sr. Presidente... déjeme recordarle que hoy es el #DíaInternacionalDeLaMujer. Tal vez quiera usar este día para disculparse por sus propias #mentiras y #JugadasSucias con mujeres como Karen McDougal y Stephanie Clifford".


Vale la pena aclarar que Cohen irá a la cárcel en mayo en parte por mentir bajo juramento ante el Congreso. Y Trump, según la verificación de un sinnúmero de periodistas y medios independientes, ha dicho miles de mentiras y declaraciones inexactas antes y durante su presidencia.

Sin embargo, lo que dice el presidente (de ser cierto) confirmaría lo que se supo este jueves: que Cohen ordenó a sus abogados que buscaran la posibilidad de que Trump le concediera un perdón presidencial, en caso de que terminara en la cárcel por delitos descubiertos durante la investigación 'Rusiagate' a las supuestas conexiones de la campaña de Trump con operarios rusos.

La información, que aportó el actual abogado de Cohen, Lanny Davis, contradice lo que declaró ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes la semana pasada. En el texto de presentación aseguró que “no ha buscado ni buscará” ese perdón del presidente, a quien ahora involucra en varios delitos o irregularidades.

“Antes de la decisión de Michael Cohen de abandonar el ‘Grupo de Defensa Conjunta’ (que asesora a Trump en las varias investigaciones que le siguen) y decir la verdad el 2 de julio de 2018, Michael estaba abierto al constante ‘incentivo’ de un posible perdón (del que se hablaba) privadamente por los representantes de Trump y en los medios”, indicó Davis en un comunicado.

“Durante ese período, él instruyó a su abogado para que explorara la posibilidad de un perdón con el abogado de Trump Rudy Giuliani así como otros abogados que asesoraban al presidente Trump”, afirmó Davis y añadió que su cliente “me autorizó como nuevo abogado a decir públicamente que el Sr. Cohen nunca aceptaría un perdón del presidente Trump incluso si le fuera ofrecido”.


La semana pasada Cohen aseguró a los congresistas justamente que “nunca he pedido, ni aceptaría, un perdón del Sr. Trump”, intentando dejar claro que sus razones para hablar en contra de su antiguo cliente no tienen que ver con evitar la pena de cárcel de tres años que empezará a cumplir en mayo.

Estas declaraciones del presidente del viernes en la mañana llegan más de una semana después del testimonio de Cohen frente al Congreso.

Cuando en abril de 2018 el FBI allanó las oficinas y la residencia de Cohen, el presidente se indignó por lo que llamó un ataque al privilegio cliente-abogado y aseguró que se trataba de un un nuevo capítulo de lo que él califica como una 'cacería de brujas', la investigación del fiscal especial Robert Mueller.

Sin embargo, Mueller remitió a la Fiscalía de Nueva York el caso de Cohen, quien finalmente fue hallado culpable de delitos fiscales y financieros cometidos en el manejo de sus empresas, ninguno de los cuales tiene relación con Trump o la campaña republicana. Cohen también se declaró culpable de haber mentido al Congreso.

En el proceso, en julio, Cohen se distanció del presidente y decidió colaborar con la fiscalía. Trump también dio la espalda a su antiguo 'arreglador' asegurando que solo era uno más de los abogados que habrían trabajado para él y minimizó la importancia de sus aportes en el manejo de la Corporación Trump.

La revelación de que sí pensó en la posibilidad del perdón presidencial ayuda a los republicanos que la semana pasada trataron de desprestigiar el testimonio de Cohen recordando que era un criminal convicto y que ya había mentido al Congreso, por lo que su palabra tendría poco valor.


Este miércoles, Cohen terminó su cuarto día de presentaciones en el Congreso con una audiencia privada en el Comité de Inteligencia, al que entregó supuestas pruebas de cómo su testimonio de 2017 fue editado para evitar dejar mal parado al presidente.

Tras su comparecencia ante el Comité de Supervisión la semana pasada, otro panel, el Comité Judicial de la Cámara Baja, lanzó una amplia investigación contra varias personas del círculo empresarial y familiar del presidente para determinar si Trump ha abusado de su poder e intentado obstruir la justicia.

Los rostros del ‘Rusiagate’, la investigación que incomodó al presidente Trump (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés