null: nullpx

Nombran al exdirector del FBI Robert Mueller como fiscal especial en la investigación del 'Rusiagate'

El Departamento de Justicia designará al jefe que precedió a James Comey en el buró para que investigue el caso de la intervención rusa en las elecciones estadounidenses de EEUU. Tras el anuncio, el presidente Donald Trump dijo que "la investigación confirmará lo que ya sabemos, que no hubo colusión entre mi campaña y cualquier entidad foránea".
17 May 2017 – 6:04 PM EDT

El Departamento de Justicia designará a Robert Mueller, exdirector del FBI que precedió a James Comey en el cargo, como fiscal especial o consejero especial para que investigue el caso de la intervención rusa en las elecciones estadounidenses de EEUU de 2016.

"Ante esta circunstancia especial, el interés público requiere que coloque esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejerza un grado de independencia de la cadena de mando normal", aseguró en un comunicado el vicefiscal general Rod Rosenstein.

"Se necesita un consejero especial para que el pueblo estadounidense tenga plena confianza en el resultado (de la investigación). Nuestra nación se sostiene sobre el cumplimiento de la ley y el público debe estar seguro de que los funcionarios administren la ley de forma justa", continúa el comunicado.

Tras el anuncio, el presidente Donald Trump dijo en un comunicado que "la investigación confirmará lo que ya sabemos, que no hubo colusión entre mi campaña y cualquier entidad foránea".

Este jueves, Trump lanzó varios mensaje en su cuenta de Twitter para criticar la situación creada desde que despidió al director del FBI. En uno de ellos el que afirmaba que "con todos los actos ilegales que se produjeron en la campaña de (Hillary) Clinton y la administración de (Barack) Obama, nunca se nombró un fiscal especial".

En un segundo mensaje, Trump volvió a quejarse y sostuvo que "¡Esta es la mayor caza de brujas contra un político en la historia de Estados Unidos!".

Presiones y concesiones


Esta decisión de Rosenstein llega en medio de una creciente presión sobre cómo se está llevando a cabo la investigación sobre la intervención rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y sus posibles lazos con la campaña de Donald Trump.

En los últimos días aumentó drásticamente luego de que Trump despidiera sorpresivamente el pasado 9 de mayo al hombre que encabezaba la investigación, el exdirector del FBI James Comey.


La medida parece ser una concesión por parte del gobierno de Trump a las demandas demócratas para que la pesquisa sea independiente al Departamento de Justicia.


Los portavoces de la Casa Blanca habían dicho varias veces que consideraban innecesaria esta designación. Sin embargo, el escenario cambió tras conocerse este martes de la existencia de un memo donde Comey asegura que Trump le pidió que pusiera fin a la investigación que busca determinar hasta dónde llegó la relación entre Rusia y el exconsejero de seguridad nacional, Michael Flynn, estrecho colaborador del presidente republicano.

Rosenstein tomó la decisión como vicefiscal en funciones, porque el fiscal general Jeff Sessions se recusó a sí mismo de cualquier investigación sobre el 'Rusiagate' debido a sus contactos con funcionarios rusos cuando era miembro de la campaña del presidente Donald Trump.

Robert Mueller dirigió el FBI entre los años 2001 y 2013. Este miércoles renunció a su despacho privado de abogados para asumir esta nueva responsabilidad dentro del Departamento de Justicia.

Los 10 momentos que llevaron a la abrupta salida de James Comey del FBI

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés