null: nullpx

Negocios antes que derechos humanos: comentamos la carta con la que Trump 'perdona' a Arabia Saudita por matar a Khashoggi

Al no respaldar las conclusiones de la CIA de que la corona saudita está detrás del asesinato del periodista de ‘The Washington Post’, Trump deja claro que los negocios son lo más importante en su política exterior, aunque no sean tan grandes como él dice que son.
21 Nov 2018 – 11:20 AM EST

El presidente Donald Trump presentó la tarde del martes una declaración oficial de la Casa Blanca en el que da su total respaldo a Arabia Saudita en la crisis originada con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi dentro del consulado saudita en Estambul, Turquía y, aunque reconoce que se trató de un crimen "inaceptable y horrendo", dejó claro que el interés nacional estadounidense lo lleva a mantenerse al lado de su aliado petrolero y militar en Medio Oriente.

Es un comunicado extraño, para ser un texto oficial de la Casa Blanca, lleno de puntuaciones exclamativas y afirmaciones sin sustento, un sello distintivo de la retórica de Trump.

Pero es notable sobre todo porque desmonta décadas de política exterior basada en la promoción declarativa de los derechos humanos y reconoce con crudeza que los negocios y el interés geopolítico está por encima de cualquier consideración.

La relación con Arabia Saudita siempre ha sido de las más problemáticas para Washington. Un reino que oprime a sus ciudadanos (particularmente a las mujeres), que no reconoce los derechos de los inmigrantes, que promueve una de las versiones más radicales del islamismo (wahabismo) y que ahora es el principal factor en una guerra en Yemen, que ha generado una crisis humanitaria que afecta a unas 22 millones de personas, de acuerdo con la ONU.

También es el contrapeso ideológico-religioso-militar de Irán en la región y el principal productor de petróleo que ocasionalmente puede ayudar a estabilizar los siempre volátiles mercados de crudo. Por eso, las preocupaciones por los derechos humanos en el reino que pueda haber en el gobierno estadounidense han quedado siempre acalladas.

Pero el mensaje que deja Trump ahora parece ser claro: si alguien hace suficientes negocios con EEUU y está alineado con su visión de la política internacional, contará con un cheque en blanco en Washington sin importar los desmanes que haga dentro o fuera de su territorio.

Aquí te comentamos la declaración presidencial:



Mira también:


La grave situación en Yemen en imágenes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaCasa BlancaMundoDonald Trump

Más contenido de tu interés