null: nullpx

Mueller investiga las presuntas presiones en 2017 para remover a Sessions como fiscal general, según The Washington Post

El diario refiere que el fiscal especial del 'Rusiagate' está interesado en determinar si el mandatario intentó forzar la salida del secretario de Justicia para controlar la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.
1 Mar 2018 – 06:34 AM EST
Comparte
Robert Mueller, fiscal especial que condujo la investigación del 'Rusiagate'. Crédito: Alex Wong/Getty Images

El fiscal especial Robert S. Mueller, que conduce las pesquisas sobre la supuesta injerencia de Rusia en la campaña electoral de 2016, también está investigando acerca de presuntas presiones ejercidas por presidente Donald Trump en verano pasado para remover de su puesto al fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, de acuerdo con personas conocedoras del tema consultadas por el diario The Washington Post.

Mueller, según el Post, buscaría determinar si los esfuerzos de Trump por remover a Sessions conforman un patrón de meses en un intento de obstrucción de la justicia.

En los últimos meses, el equipo de Mueller ha preguntado a testigos los detalle sobre los comentarios privados vertidos por Trump a finales de julio y principios de agosto del año pasado, cuando el presidente lanzó una serie de tuits menospreciando a su "asediado" secretario de Justicia, indicaron las fuentes al Post.

El aquel momento Trump tuiteó: "¿Por qué el fiscal general Jeff Sessions no pide al inspector general que investigue el abuso potencialmente masivo de FISA? Le tomará una eternidad, carece de poderes procesales y se tarda con los informes sobre Comey, etc. ¿No es el I.G. un tipo de Obama? ¿Por qué no usar abogados del Departamento de justicia? ¡Vergonzoso!”


El objetivo de esta indagación de Mueller es determinar si la meta del presidente fue expulsar a Sessions con el propósito de elegir un sustituto que ejerciera control de la investigación sobre el llamado 'Rusiagate', indicaron las fuentes citadas por el Post.

Sessions, que por lo general no responde a las críticas del presidente, lo hizo en aquel caso. "Mientras yo sea el fiscal general, continuaré cumpliendo mis deberes con integridad y honor, y este departamento continuará haciendo su trabajo de una manera justa e imparcial de acuerdo con la ley y la Constitución", dijo en una declaración pública.

La relación entre el Presidente y el fiscal general ha estado rota durante meses, refiere el Post. Trump ha emitido repetidamente andanadas públicas, llamando a Sessions "débil" o criticando su liderazgo al frente del Departamento de justicia, a pesar de las frecuentes proclamas de devoción del fiscal general a la agenda de Trump sobre inmigración y delincuencia.

Según el Post, privadamente Trump se ha referido a Sessions como 'Mr. Magoo', un célebre personaje de dibujos animados que es anciano, ciego y torpe, de acuerdo con gente con la que él ha hablado. A sus socios, Trump ha dicho que ha contratado a los mejores abogados, pero están atrapado con Sessions, que no lo defiende y no es lo suficientemente leal.

Aunque Sessions ha comentado a cercanos que se ha sentido ofendido por los ataques del mandatario también ha afirmado que no piensa renunciar al cargo, por lo que la tensión entre ambos seguirá prolongándose por tiempo indefinido, afirma el Post.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés