Manafort, exjefe de campaña de Trump, tenía más de 30 cuentas bancarias fuera de EEUU sin declarar

Este martes durante el inicio del juicio a Manafort un fiscal federal denunció que el exjefe de campaña de Trump abrió las cuentas en tres países distintos para recibir los pagos por sus actividades de cabildeo en Ucrania.
1 Ago 2018 – 10:31 PM EDT

Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente Donald Trump, abrió más de 30 cuentas bancarias fuera de Estados Unidos para "recibir y esconder" los ingresos provenientes de sus actividades de cabildeo en Ucrania, según dijo este martes un fiscal federal.

Uzo Asonye, uno de los miembros del equipo de Robert Mueller, el fiscal especial que investiga el 'Rusiagate', hizo la denuncia durante la presentación de sus argumentos iniciales en el juicio contra Manafort que inició este martes en una corte federal de Virginia. Está imputado por fraude bancario, hacer declaraciones de impuestos falsas y ocultar cuentas en el extranjero para evadir impuestos.

"Paul Manafort se colocó a sí mismo y a su dinero por encima de la ley", aseguró el fiscal federal adjunto Asonye en sus alegatos de este martes. "Un hombre en esta sala creyó que la ley no aplica para él (...) Ni las leyes tributarias, ni las bancarias".

Manafort, de 69 años, se declaró culpable de 18 cargos de fraude por sus actividades de cabildeo a favor del antiguo gobierno prorruso de Ucrania. Con él recaudó más de 60 millones de dólares entre 2010 y 2014, según reportes del diario The Washington Post.

Su acusación parte de la investigación sobre la injerencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos, aunque los cargos no están relacionados con sus tres meses como jefe de campaña de Trump.


Se espera que este juicio se prolongue por unas tres semanas, en las que se presentarán casi 30 testigos.

"Todos estos cargos se reducen a un simple problema: Paul Manafort mintió", dijo Asonye, quien denunció algunos de los lujos que tenía el exjefe de campaña, entre ellos un abrigo de miles de dólares.

La defensa, por su parte, lo excusó al asegurar que Manafort decidió dejar la gestión cotidiana en manos de su exsocio Richard Gates, quien "se habría aprovechado de su confianza".

Manafort debe enfrentar un segundo juicio en septiembre en una corte federal por cargos relacionados con su fallo al no registrarse como un cabildero en el extranjero.

Trump ha tildado reiteradamente la investigación como una "cacería de brujas" con motivaciones políticas y ha negado cualquier relación de su campaña con Moscú.


Manafort se ha negado a llegar a un acuerdo con los fiscales. De hecho, es el único de los 19 acusados por Mueller –entre ellos 13 rusos– que insiste en su inocencia en la investigación del 'Rusiagate'. Otros como Gates y el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn se han declarado culpables.

Este martes, en las afueras del tribunal, un grupo de manifestantes mostró carteles con mensajes como "enciérrenlo" y "Trump no pasaría ni un segundo en prisión por ti".

El pasado 15 de junio, un juez federal puso fin a su arresto domiciliario y ordenó su encarcelamiento citando cargos por obstrucción de la justicia. Allí permanecerá sin derecho a fianza mientras espera el fin de los dos juicios en su contra. Es el primer funcionario de la campaña de Trump que es encarcelado por la investigación sobre la intromisión rusa en las presidenciales.

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés