null: nullpx

Los juegos de palabras de Trump para explicar lo que dijo (o dice que dijo) en su cumbre con Putin

En tres días desde la reunión con Vladimir Putin, de la Casa Blanca han salido dos correcciones de cosas dichas por el presidente estadounidense, versiones alternativas y una operación de control de daños por lo sucedido en la cumbre de Helsinki.
19 Jul 2018 – 9:08 PM EDT

El presidente Donald Trump está en trance de dar explicaciones sobre el alcance de lo que dijo durante la desastrosa rueda de prensa que ofreció el lunes al final de la cumbre que tuvo en Helsinki con su colega de Rusia Vladimir Putin, en la que dijo que no consideraba a Moscú responsable de una operación de espionaje para afectar las elecciones estadounidenses del 2016.

El más reciente episodio de ese juego de palabras se produjo este miércoles en una entrevista de CBS durante la que Trump afirmó que consideraba “responsable” a Putin de la intervención de hackers rusos y que le dijo “con fuerza” que “no tolerarían” ese tipo de injerencia.

Así Trump dijo a CBS lo que respondió de manera evasiva ante una pregunta que le hicieron el lunes en la rueda de prensa en Helsinki al final de la cual dejó en duda la calidad de la información recibida de sus agencias de inteligencia estadounidenses, que han asegurado que Trump personalmente estuvo al tanto del trabajo de sus espías.

En la conversación con el periodista de CBS Jeff Glor, el presidente ratificó lo que dijo el martes en la Casa Blanca al decir que estaba de acuerdo con los hallazgos de las agencias de inteligencia (La mañana del martes Trump tuvo que leer una declaración corrigiendo una palabra con la esperanza de aclarar su posición, aunque toda la rueda de prensa dejó mal parada a la CIA, el FBI y otras agencias).


Glor destacó que, pese a ello, no estaba condenando a Putin específicamente y la preguntó si lo consideraba personalmente responsable.

“Bueno, sí lo consideraría, porque él está a cargo del país. Lo mismo que me considero a mí mismo responsable por cosas que pasan en este país. Así que como líder de un país tendría que considerarlo responsable, sí”, dijo el presidente.

Bien visto, el presidente no considera a Putin culpable de una operación que los servicios de inteligencia estadounidenses afirman que no podía haber ocurrido sin el conocimiento del mandatario ruso, hombre que por cierto proviene del mundo del espionaje soviético. La responsabilidad que Trump parece estar asignándole es la del líder que debe asumir errores del grupo que maneja.

"Él no dijo no"

Sarah Sanders, la portavoz de la Casa Blanca, negó que Trump haya dicho este miércoles que el país ya no es blanco de ataques informáticos por parte de Rusia, como recogieron los medios al final de un encuentro con la prensa al inicio de una reunión de gabinete.

"El presidente ... estaba diciendo 'No' a responder preguntas", dijo Sanders en la conferencia de prensa diaria de la presidencia.
Sanders aseguró que aún existe un riesgo de intervención rusa en los procesos electorales, por lo que "el presidente y su administración están trabajando arduamente para asegurarse de que Rusia no pueda inmiscuirse en nuestras elecciones como lo han hecho en el pasado".


La aclaración de la portavoz se da luego de que en la mañana, durante un encuentro con la prensa previo a una reunión de gabinete, Trump dijera "No" a un periodista que le preguntaba si creía que Moscú todavía tenía como objetivo a Estados Unidos.

El mandatario negó con la cabeza y dijo: "No", en lo que parecía una contradicción a la información que manejan los organismos de inteligencia del país, que muestra que Moscú sigue haciendo su trabajo de hackeo y espionaje cibernético.

Control de daños

El presidente Trump parecía haber entrado el martes en una operación de control de daños, un día después de regresar de la cumbre de Helsinki que republicanos y demócratas han fustigado como una lamentable actuación de su parte al alinearse con el líder de un país que no es amigo de EEUU.

Al comienzo de un encuentro con líderes del Congreso en la Casa Blanca, el presidente dijo que reconocía que había habido injerencia rusa en las elecciones de 2016, pero dijo que eso no había impactado el resultado, es decir, que eso no había sido la clave en la derrota de Hillary Clinton.

El presidente dijo haber estado muy sorprendido por el revuelo generado por sus declaraciones en Helsinki y que tras haber revisado la transcripción se percató de que tenía que hacer una corrección.

Sobre la que ha sido una de las frases más cuestionadas del encuentro, Trump aseguró que había querido decir que "no veía razones por las cuáles no habría sido Rusia" la responsable de la intervención.

En la rueda de prensa con Putin, el mandatario estadounidense dijo con claridad que "no veía razones" por las cuáles Rusia habría intervenido.

Las declaraciones ocurren menos de una semana después de que el director nacional de inteligencia, Dan Coats, elevara la alarma sobre los crecientes ciberataques contra EEUU al punto de decir que había llegado a un "punto crítico".

La semana pasada 12 agentes rusos fueron acusados por el fiscal especial del 'Rusiagate', Robert Mueller, de realizar esfuerzos sostenidos para hackear correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y de la campaña de la entonces candidata presidencial Hillary Clinton.

En fotos: La reunión privada entre Vladimir Putin y Donald Trump en Helsinki

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés