null: nullpx

La nueva estrategia de seguridad nacional de Trump amplía el uso de la disuasión nuclear

"Si bien las estrategias de disuasión nuclear no pueden evitar todos los conflictos, son esenciales para prevenir ataques nucleares, ataques estratégicos no nucleares y agresiones convencionales a gran escala", dice el documento de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional anunciada por el presidente Trump.
19 Dic 2017 – 07:02 PM EST

El presidente Donald Trump dio señales este lunes de que Estados Unidos quiere ampliar el uso de sus armas nucleares como parte de la nueva estrategia de seguridad nacional.

Trump habló, entre los asuntos más destacados, de la creciente competencia con Rusia y China que, según dijo, "buscan desafiar la influencia, los valores y la prosperidad de Estados Unidos".

Sin embargo, uno de los temas más críticos por la actual coyuntura en la Península de Corea es la real amenaza que representa el gobierno de Corea del Norte ante sus recurrentes pruebas con bombas atómicas y de misiles balísticos, el último de ellos con el potencial de llegar a territorio continental estadounidense.

En la nueva Estrategia de Seguridad Nacional y bajo el eslogan de 'paz a través de la fortaleza', Trump enfatizó en la consolidación de un presupuesto militar ampliado que para 2018 puede ascender a 700,000 millones de dólares, lo que el propio presidente considera un récord.

"Reconocemos que la debilidad es la ruta más segura al conflicto y que un poder sin rivales es el medio más seguro para la defensa".

El documento de la nueva estrategia de Seguridad Nacional critica la degradación del papel de las armas nucleares en la estrategia de seguridad de los EEUU durante anteriores gobiernos desde el fin de la Guerra Fría, y sugirió que no habían impedido que las potencias nucleares expandieran el número de bombas atómicas y de misiles balísticos.

"Si bien las estrategias de disuasión nuclear no pueden evitar todos los conflictos, son esenciales para prevenir ataques nucleares, ataques estratégicos no nucleares y agresiones convencionales a gran escala", dice el documento de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional.

Justo el punto de 'ataques estratégicos no nucleares' representa una nueva categoría de amenaza de EEUU con armas nucleares que no estaba presente en anteriores políticas de defensa. Según este enunciado, podría haber cambios en la Revisión de la Postura Nuclear, un documento que se espera en las próximas semanas.

Los expertos temen que EEUU pueda estar ampliando sus justificaciones para un ataque nuclear aún cuando la nación que representa la amenaza no haya usado estas armas o haya usado solamente armamento convencional.

En las últimas semanas ha habido señales contradictorias del gobierno de Trump respecto a cómo hacer frente a las pruebas atómicas y de misiles por parte del gobierno de Kim Jong Un. Mientras el secretario de Estado, Rex Tillerson, dijo hace unos días que estaban dispuestos a sentarse a dialogar cara a cara con el régimen norcoreano, horas después un comunicado de la Casa Blanca señalaba que no estaban dadas las condiciones.

Hasta ahora la amenaza más directa del gobierno de EEUU vino de la boca del propio presidente Trump, quien indicó que Corea del Norte podría enfrentar "fuego y furia" si seguía con el desarrollo de su programa nuclear con fines bélicos.

En fotos: Las duras condiciones de vida que el régimen de Corea del Norte no muestra

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.