La Casa Blanca ahora es investigada por el Congreso por incongruencias en el caso de Rob Porter y su credencial de seguridad

El exsecretario de gabinete de la presidencia, quien renunció tras conocerse acusaciones de violencia doméstica en su contra, tenía acceso a información sensible, pese a que su chequeo de antecedentes no estaba finalizado.
14 Feb 2018 – 12:05 PM EST

El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes lanzó este miércoles una investigación sobre el caso de la credencial de seguridad con la que operaba el exsecretario de gabinete de la Casa Blanca, Rob Porter. El Comité busca aclarar desde hace cuánto la presidencia sabía de las acusaciones de violencia doméstica que las dos exesposas hicieron contra Porter y porqué a pesar de estas alegaciones, él operaba con un security clearance, como se los llama en inglés.

El presidente de la comisión, el congresista republicano por Carolina del Sur, Trey Gowdy, envió dos cartas: una al jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y otra al director del FBI, Christopher Wray, exigiendo respuestas sobre quién sabía en la presidencia de las acusaciones de violencia doméstica que alegan las dos exesposas de Porter y que llevó a la renuncia de este la semana pasada cuando se hicieron públicas.

"El Comité está investigando las políticas y procesos mediante los cuales las credenciales interinas de acceso a información clasificada se investigan y se adjudican dentro del poder ejecutivo, y la medida en que cualquier credencial de seguridad otorgada a Porter estaba remitida a esas políticas y procesos", anuncia Gowdy en la misiva.


Esta acción del Comité llega un día luego de que el jefe del FBI, Christopher Wray, dijera en audiencia ante el Congreso que la investigación sobre los antecedentes de Porter estaba concluida desde hace meses, dato que deja entrever que la Casa Blanca conocía las denuncias sobre presunta violencia doméstica que alegan contra Porter.

La información dada por Wray contradice a las versiones dadas por la Casa Blanca, cuyo vocero Raj Shah aseguró el viernes 9 de febrero que la investigación de antecentes de Porter no estaba concluida cuando las denuncias se hicieron públicas la semana pasada.

Este movimiento del Comité es una nueva escalada en la controversia surgida del 'caso Porter', quien aún acusado de violencia doméstica operaba con una credencial de seguridad temporal que le permitía acceder a información clasificada.


Los expertos indican que una denuncia por violencia no es necesariamente inhabilitante para un security clearance, como se conocen estos permisos, aunque deberían haber pruebas presentadas que refuten las acusaciones, algo que hasta el momento no consta que haya sucedido.

El dilema está en que se le permitió trabajar con un security clearance interino y manipular toda esa información hasta el mismo día de su renuncia.

A pesar de cultivar perfil bajo, Porter tenía un rol fundamental en la Casa Blanca. Era la mano derecha de John Kelly y era el responsable del flujo de información que caía directamente en el escritorio del presidente Donald Trump.

Porter analizaba cada una de las órdenes ejecutivas, cada memorando, los proyectos que van al Congreso y las nominaciones a puestos antes de que lleguen a manos del presidente.

Las renuncias y despidos más resonantes del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad