null: nullpx
Censos

Juez federal impide que el Departamento de Justicia reemplace a abogados en caso del Censo 2020

El juez Jesse Furman dijo que antes de que los abogados puedan abandonar un caso, las reglas de la Corte requieren que expliquen por qué desean retirarse del mismo y escribió que su solicitud era "evidentemente deficiente".
10 Jul 2019 – 9:08 PM EDT

La tarde de este martes un juez federal se negó a permitir que los abogados del Departamento de Justicia se retiren del polémico caso en torno a la pregunta de la ciudadanía en el formulario del Censo 2020.

Once abogados del Departamento de Justicia solicitaron el lunes al juez Jesse Furman, de la corte federal del distrito sur de Nueva York, permiso para dejar de representar al gobierno en la disputa.

Furman dijo que antes de que los abogados puedan desistir de un caso, las reglas judiciales requieren que expliquen por qué desean retirarse, además consideró que la solicitud del Departamento de Justicia fue "evidentemente deficiente".

El juez permitió que dos de los 11 abogados se retiraran. Uno ha dejado el Departamento de Justicia, el otro ya no está en la División Civil, que maneja juicios de este tipo.

En una decisión a fines del mes pasado, la Corte Suprema bloqueó el plan del gobierno de Trump para agregar la pregunta que pide la ciudadanía del censado, diciendo que el gobierno no había proporcionado una explicación adecuada para justificar la necesidad de incluir la información sobre el origen de la persona.


La American Civil Liberties Union (ACLU) , que ha estado luchando para mantener la pregunta fuera del Censo 2020, elogió la orden del juez. "El Departamento de Justicia le debe al público y a los tribunales una explicación por la sustitución sin precedentes de todo el equipo legal que ha estado trabajando en este caso. La administración de Trump está actuando como si tuviera algo que ocultar y no descansaremos hasta que sepamos la verdad ”, dijo Dale Ho, director del Proyecto de Derechos del Voto del grupo.


El martes pasado, el secretario de Comercio, Wilbur Rossel, anunció que había comenzado a imprimir copias del censo sin la pregunta de ciudadanía, ya que daba la impresión de que la administración Trump había desistido.

Un día después Trump escribió en Twitter que su gobierno continuaba luchando por incluir la pregunta, además los abogados del gobierno anunciaron que estaban realizando un último esfuerzo para tratar de incluir la cuestión de la ciudadanía.

El Departamento de Justicia anunció el domingo, a través de su vocero Kerri Kupec, su intención de cambiar el equipo legal en el caso sin decir exactamente por qué, pero informó que el nuevo equipo incluiría abogados expertos en política y de carrera profesional de las divisiones de protección civil y del consumidor del departamento.

La oficina del Censo en los EEUU es utilizada para asignar los asientos en la Cámara de Representantes y poder distribuir los fondos federales, infraestructura, Medicaid y hasta financiamiento para escuelas.

Los opositores a la pregunta aseguran que es una táctica republicana para asustar a los migrantes en situación irregular en EEUU para que no respondan ya que esto distorsionaría los resultados y serviría a los políticos conservadores a asignar distritos electorales en favor de su partido a través de una división de zonas con poblaciones blancas de las que cuentan con mayorías negras o hispanas. La pregunta fue removida décadas atrás.

Organizaciones de derechos de los inmigrantes han cuestionado la legalidad de la pregunta de la ciudadanía argumentando que la Constitución de Estados Unidos exige que los distritos del Congreso sean distribuidos basándose en el recuento del número total de personas que existen en cada estado sin referencia a la ciudadanía.

¿Por qué el Censo 2020 puede ser uno de los más polémicos? Te lo explicamos en imágenes.

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés