null: nullpx
Censos

La Oficina del Censo de EEUU informa que no cumplirá la fecha límite del 31 de diciembre

La Oficina del Censo dijo que planea entregar las nuevas cifras a principios de 2021, lo más cerca posible de la fecha límite incumplida.
30 Dic 2020 – 09:11 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

La Oficina del Censo no cumplirá la fecha límite de fin de año para entregar las nuevas cifras que determinarán la representación en el Congreso y el Colegio Electoral para la próxima década, debido a retrasos causados por la pandemia y cambios de última hora por parte de la administración del presidente Donald Trump.

Según publicó la agencia de estadísticas a través de un comunicado, se planea anunciar las nuevas cifras a principios de 2021, lo más cerca posible de la fecha límite incumplida.

“El cronograma para reportar estos datos no es estático. Las fechas proyectadas son fluidas", dice el comunicado.

Será la primera vez que se incumple la fecha límite del 31 de diciembre desde que el Congreso implementó esta orden hace más de cuatro décadas.


De acuerdo con NPR, que cita a una funcionario que habló bajo condición de anonimato, los funcionarios de la agencia están trabajando hacia el 9 de enero como una fecha límite interna para completar la etapa actual de procesamiento de registros antes de evaluar cuándo comenzar los pasos finales para producir nuevas cifras.

"Si nos perdemos el 9 de enero, es difícil imaginar que podríamos saber cuantos representantes tendrá cada estado en el Congreso antes de la inauguración", dijo el empleado.

Una oportunidad para que indocumentados sean contados

Sin embargo, los documentos internos obtenidos a principios de este mes por el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes muestran que los funcionarios de la Oficina del Censo no esperan que las nuevas cifras estén listas hasta días después de la inauguración del presidente electo Joe Biden el 20 de enero.

Una vez en el cargo, Biden podría rescindir el memorando presidencial de Trump, que ordena que la Oficina del Censo excluya a las personas sin documentos del conteo.


Por ley, el Departamento de Comercio debe presentar al presidente antes de fin de año las cifras de población del censo que se realiza cada 10 años. Los datos del censo luego se utilizan para determinar cuántos escaños en el Congreso obtiene cada estado. Luego, el presidente debe presentar los números al Congreso a principios de enero.

Sin embargo, no existen sanciones por incumplir el plazo.

Además de decidir cuántos escaños de la Cámara de Representantes obtiene cada estado, el censo se usa para determinar cómo se distribuyen $ 1.5 billones en fondos federales cada año.

La orden de Trump de julio sobre la distribución fue impugnada en más de media docena de demandas en Estados Unidos, pero la Corte Suprema dictaminó a principios de este mes que cualquier impugnación era prematura, lo que permitió que el plan avanzara.

La Oficina del Censo no ha revelado públicamente cómo planea determinar quién se encuentra en el país ilegalmente. El gobierno de Trump trató de agregar una pegunta sobre ciudadanía en el formulario del censo, pero la Corte Suprema rechazó esta propuesta el año pasado.

Debido a las órdenes de confinamiento debido al coronavirus, la Oficina del Censo pospuso la contratación y capacitación de encuestadores temporales a mediados de marzo. Los encuestadores tocaron las puertas de personas que no respondieron el cuestionario hasta agosto. La oficina retrasó el plazo para concluir el conteo, de finales de julio hasta finales de octubre.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés