null: nullpx
Latinos

Representación en el Congreso: cómo los estados más latinos fueron afectados al incumplirse las previsiones del censo

Entre los cinco estados con mayor población hispana —California, Texas, Florida, Arizona y Nueva York—, dos perdieron escaños y tres no obtuvieron los representantes que señalaban los pronósticos demográficos.
1 May 2021 – 02:31 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los datos arrojados por el censo de Estados Unidos reflejaron un crecimiento poblacional menor al esperado y esto tuvo consecuencias en la representación legislativa para los próximos 10 años. Entre los cinco estados con mayor población hispana, tres tuvieron un aumento más modesto respecto a las previsiones —Texas, Florida y Arizona— y dos perdieron un congresista —California y Nueva York.

Dos de cada tres votantes latinos están en California, Texas, Florida, Nueva York y Arizona, de acuerdo con datos del Pew Research Center basados en la Oficina del Censo de Estados Unidos. Y, dos de estos estados, Texas y Arizona, son el primero y el segundo con más aumento en su población según el censo del 2020.

Sin embargo, Texas —el estado que más creció entre 2010 y 2020, según el conteo— obtuvo solo dos congresistas más, cuando las previsiones indicaban que ganaría tres. Florida, que esperaba dos asientos más en la Cámara Baja, ganó uno solamente. Arizona, que esperaba un representante adicional, se quedó con las manos vacías.


Datos de la oficina del Censo reflejan, además, que en estos tres estados la mitad del crecimiento corrió por cuenta de los latinos, si bien el ritmo de crecimiendo se desaceleró hacia 2019. El aumento de población de Arizona resultó un 3.3% inferior al porcentaje anticipado. En Florida, la cifra fue un 0.7% más baja, mientras que en Texas el incremento resultó un 0.5% menor a lo que se esperaba.

Nueva York, por otro lado, perdió un escaño por apenas 89 residentes y ahora analiza la posibilidad de hacer algún reclamo. “Son solo 89. Puede haber habido un pequeño error en la cuenta”, sostuvo el gobernador Andrew Cuomo este martes. En Florida, el gobernador Ron DeSantis ha evitado hacer comentarios.

Los porqués, de acuerdo con organizaciones, no responden solamente a la pandemia del coronavirus, que trajo dificultades inéditas para la realización del censo. Algunos señalan que en los estados gobernados por republicanos (Texas, Arizona y Florida), el gasto para aumentar los recursos para llegar a la comunidad hispana fue menor y que, además, muchos latinos prefirieron abstenerse de participar por temor a dar su información personal después de que la administración de Donald Trump intentó que el censo no contara a los indocumentados.

“Difícil de creer”

Texas, que tiene cuatro millones más de habitantes de lo que tenía hace cuatro años, tiene alrededor de un 40% de población hispana. El aumento de la comunidad latina en Texas durante los últimos 10 años (de unos 2 millones de personas) es mayor al que sumaron con conjunto las comunidades blancas, afroestadounidenses y asiático-americanas. Aun así, las autoridades texanas no nombraron a un comité estatal para impulsar la participación en el censo de 2020.


“Desde un comienzo sabíamos que en nuestro estado se corría el peligro de no contar a todos nuestros vecinos”, afirmó el líder de la bancada demócrata en el Congreso estatal, Chris Turner, en un comunicado.

Turner añadió que, a las dificultades que se reflejaron en el censo, se agrega que los republicanos serán los que dibujarán los nuevos distritos electorales federales y eso impacta a las minorías. “La última redistribución, hecha por los republicanos de Texas, ignoró el crecimiento de estas comunidades y las cortes indicaron que habían sido definidas con criterios discriminatorios”, consideró.

El Partido Republicano de Texas, por su parte, aplaudió en un comunicado los resultados del censo y se preguntó por qué “la izquierda quiere llenar a Texas de miles” de migrantes indocumentados.

Arizona, por otro lado, se quedó sin ganar un escaño por primera vez desde 1960. “Es difícil de creer que aún con todo el aumento que registramos, no conseguimos uno más”, explicó el consultor Stan Barnes al Arizona Daily Star.

Eduardo Sáinz, director adjunto de la organización Mi Familia Vota, explicó que los esfuerzos de Trump de añadir una pregunta sobre la ciudadanía ahuyentaron a muchos latinos, que optaron por no participar en el censo. “(El gobernador de Arizona, Doug) Ducey y el gobierno de Trump intimidaron desde el primer día”, comentó.


La idea es compartida por más personas. “A pesar de que les decíamos que no preguntarían por la ciudadanía, la gente no le creía al gobierno de Trump”, afirmó Adonias Arévalo, director estatal de Poder Latinx, a la agencia AP.

Los recursos para animar a las personas a participar fueron escasos pero, de acuerdo con el demógrafo Lloyd Potter, no hay pruebas de que más dinero se traduzca a una mayor exactitud. Potter explicó que en Texas hay ciertos sectores que históricamente nunca han sido bien contados: los habitantes de zonas rurales, los afroestadounidenses y los hispanos.

“Esto pasa en todos los estados y tal vez incidió más en Texas”, señaló Potter. “Tenemos muchas zonas rurales y una importante población hispana, que sigue creciendo”.


Paul Mitchell, experto en redistribución de distritos electorales de California, cuyo gobierno dedicó 187 millones de dólares en la promoción de la participación en el censo, dijo que hay un patrón claro en las cifras. Sostuvo que a los estados que invirtieron en la promoción de la participación les fue bien, mientras que a los que son gobernados por republicanos, que veían esas iniciativas como un cuestionamiento de Trump, les fue mal.

“En Texas, Florida y Arizona no hubo campañas importantes para mejorar el conteo”, comentó Mitchell a AP. “En Texas, sobre todo, estuvo mal visto decir algo en la Legislatura que pudiese ser considerado una crítica a Trump”.

Las razones sobre por qué estados con mayor población latina se quedaron cortos del conteo se conocerán con exactitud cuando se conozcan los resultados completos del censo, hacia septiembre de este año.

“Algo no está bien”, comentó Arturo Vargas, director del Fondo Educativo de NALEO (Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Nombrados). “Habrá que esperar unos meses para ver qué tipo de incendios hubo ahí”.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:LatinosCenso2020Censos

Más contenido de tu interés