¿Es posible un divorcio entre EEUU y Europa?

Europa quiere un nuevo orden, donde Washington pierda protagonismo. Economía, defensa y tecnología son los pilares principales para el nuevo balance post-Trump.
13 May 2018 – 10:21 AM EDT

Europa y Estados Unidos se están divorciando. Esta semana la canciller alemana Angela Merkel dijo que Europa ya no puede contar con Washington, en su mensaje más duro hasta ahora. Alemania y Francia hablan de un frente europeo fuerte. Un proyecto alentador pero: ¿Es posible?

Setenta y tres años han transcurrido desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Un momento histórico donde Estados Unidos se posicionó como el catalizador económico de la postguerra y el indiscutible poder emergente, desplazando al eurocentrismo.


Desde entonces el poderío militar y económico estadounidense le ha permitido influenciar las relaciones internacionales a un nivel mayor, sin un rival que iguale su peso.

Pero luego del quiebre en el acuerdo nuclear con Irán y el visible desgaste de la relación entre Donald Trump y Merkel, los trapos sucios en el matrimonio Europa-EEUU, ya no se pueden ocultar.

Merkel habló de “tomar el destino en sus propias manos” y enfatizó que Europa ya no puede esperar que “Estados Unidos los proteja” de los conflictos.

El divorcio entre ambas potencias se aceleró con la llegada de Trump, el primer presidente desde 1945 que aseguró en su plataforma de campaña que pondría a “Estados Unidos primero” y favoreció una política internacional aislacionista.

Pero el quiebre tiene raíces mucho más profundas que hablan de un mundo distinto, donde el mapa geopolítico ha cambiado enormemente.

El gigante chino

Según datos del Foro Económico Mundial en el 2000 la economía China era un décimo de la estadounidense, pero la proyección es que para el año 2020, alcance su mismo nivel.

Más aún, el Foro aseguró que "a pesar de la desaceleración normal después de una industrialización intensiva, China tiene un potencial de crecimiento fuerte hasta 2030, mientras Estados Unidos está pasando a ser una economía madura con envejecimiento demográfico".


"Ahora China es una potencia mayor, lo que es probable que continúe. El factor geopolítico más importante en el mundo en la siguiente décadas será la relación entre China y Estados Unidos", aseguró a Univisión Noticias el profesor del Instituto Baker en Rice University Joe Barnes, experto en relaciones internacionales.

De acuerdo al académico hasta ahora Pekín se ha enfocado en un liderazgo más bien regional en Asia a nivel político, en paralelo con su crecimiento económico.

Expertos en política comercial internacional como Jaime Márquez de SAIS en Johns Hopkins University aseguran que junto con la transformación de China el mapa económico mundial ha cambiado, disminuyendo la predominancia de Estados unidos.

Entre los principales factores enumeró la instauración de euro como moneda única en la mayoría de los países de Europa; el uso extenso de instrumentos financieros y la crisis económica de 2010 gatillada por la explosión de la burbuja hipotecaria en EEUU.

También insistió en que la conducta en la política monetaria mundial ha fortalecido al yuan y destacó a favor de Washington los cambios en el mercado petrolero, donde el país ha alcanzado una mayor independencia.

"Es un panorama económico muy diferente al que teníamos al final de la Segunda Guerra Mundial. En particular China tiene muchos recursos, capital humano y ha tenido la capacidad grande de atraer inversión extranjera", dijo Márquez a Univisión Noticias.


Poder militar

Según el Banco Mundial Estados Unidos gasta un 3.3% de su Producto Interno Bruto en defensa. Alemania gasta sólo un 1.2%. Si se considera el gasto de toda la Unión Europea, el escenario cambia, pero Merkel fue la primera en reconocer esta semana que los objetivos y prioridades en la Unión Europea no son similares y necesitan trabajar en un criterio unificado.

Actualmente Estados Unidos tiene más de 1.3 millones de personas en servicio activo, más de 450.000 están en el exterior, incluyendo zonas de conficto como Afganistán, Siria, Irak, Somalia, Yemen, entre otras.

En Siria, por ejemplo, hay 2,000 soldados asesorando a milicias locales en contra del Estado Islámico (ISIS). Su misión es erradicarlo.

"Hoy en día cuando hablas del líder del primer mundo no existe aún otra alternativa a Estados Unidos. Europa es incapaz de ser el líder del mundo libre", aseguró Barnes.

"Los europeos tiene dificultades en su capacidad de defensa. Todavía dependen de las garantías de seguridad de Estados Unidos. Alemania no tiene un submarino funcional. Estados Unidos tiene 20 portaviones. Son actores importantes, pero no lo suficientemente poderosos para jugar el rol que Estados Unidos ha tenido", agregó.


Tecnología

Según Martínez un cambio fundamental que ya está en curso es la revolución tecnológica que se ha dado a nivel mundial en el área de las comunicaciones. Una donde empresas estadounidenses como Facebook, Google y Amazon llevan la delantera, pero donde China es esencial tanto a nivel de producción como mercado.

"China y Europa son socios importantes y Estados Unidos necesita reconocerlo y actuar de acuerdo a eso", aseguró Márquez.

Varios analistas comparan la ola actual de avances en tecnología como una tendencia que tendrá un impacto similar, sino mayor a la revolución industrial.

Quien se ponga en la delantera determinará una nueva etapa, donde se verá si un divorcio entre Europa y Estados Unidos es posible, pero más importante; sostenible en el tiempo.

Publican impresionantes fotos de caza ruso interceptando un avión de reconocimiento de EEUU

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EuropaCasa Blanca