null: nullpx

En el Congreso se preocupan cada vez más por la "inestabilidad mental" de Donald Trump

El ex director de Inteligencia Nacional James Clapper está "asustado" con la conducta del presidente. Varios congresistas demócratas, y algunos republicanos, empiezan a cuestionar la salud de mental de un líder que dice una cosa un día y la destroza al otro.
23 Ago 2017 – 3:17 PM EDT

El martes Donald Trump dio un discurso de campaña en Arizona que dejó atónitos por su virulencia a quienes apenas el día anterior habían alabado el mensaje tan “presidencial” que había dado el lunes para hablar de la estrategia en Afganistán.

Al final de la larga diatriba de más de una hora contra los medios, los senadores republicanos del estado de Arizona y contra todo lo que el presidente considera críticas injustificadas, muchos periodistas y comentaristas intentaron analizar no solo el mensaje sino el tono incendiario que adoptó el presidente, a solo días de la trágica violencia promovida por grupos racistas en Charlottesville, Virginia.

Como suele hacer, el presidente dijo que no había dicho cosas que consta que dijo o intento presentar versiones alternativas de sucesos, como cuando afirmó que él sí había condenado desde el principio a nazis y supremacistas blancos cuando no lo hizo, y obviando que culpó a “todas las partes” por la violencia que acabó con la vida de Heather Heyer.


La evaluación más dura del presidente la hizo el ex director de Seguridad Nacional James Clapper en una entrevista con CNN minutos después de que el presidente terminara su rabioso evento de campaña en Arizona.

“Yo realmente cuestiono si habilidad para ser, su idoneidad para estar, en ese cargo. Y además estoy empezando a preguntarme su motivación para ejercerlo”, dijo el general retirado.

Para Clapper, el discurso fue “perturbador y espantoso” y afirmó que el comportamiento del presidente es “divisivo y completamente vació intelectual, moral y éticamente”.

La opinión de Clapper tiene el peso de provenir de un militar retirado que se formó en la comunidad de inteligencia, respetado por demócratas y republicanos por igual, y quien ha trabajafo al servicio de presidentes de ambos partidos en casi cuatro décadas de labor pública.

Además, quienes le conocen aseguran que, aunque aparece registrado como votante demócrata, Clapper es un hombre sobrio, poco dado a hacer señalamientos irresponsables.

Evaluación médica

En la misma línea de Clapper, el representante demócrata por Maryland, Jamie Raskin, colocó en su cuenta twitter un mensaje poniendo en duda la cordura de Trump, usando una de las frases que el presidente usó en su discurso en Phoenix.

“Concuerdo fuertemente con Trump cuando dice que ‘la mayoría piensa que estoy loco...’”, escribió Raskin.

Muchos se preguntan qué piensa el presidente y por qué está tan dispuesto a faltar a la verdad, sobre todo cuando sus palabras están perfectamente registradas en audio y video.

Además, expresan preocupación por su tendencia a expresar sus frustraciones sin control, como cuando las vierte en su línea de Twitter y amenaza con desatar una guerra o la emprende a insultos contra medios o personalidades.

De hecho, cada vez más voces demócratas (y algunos republicanos) cuestionan la idoneidad del presidente para manejar los asuntos de gobierno y cuestionan su capacidad mental.

Justamente, el representante Raskin introdujo en abril pasado un proyecto de ley para crear un panel experto que pueda determinar si un presidente está capacitado física y mentalmente para ejercer el cargo. El grupo que propone el demócrata tendría 11 personas y se llamaría Comisión para la Supervisión de la Capacidad Presidencial.

La propuesta está basada en la Enmienda 25 de la Constitución que permite al vicepresidente asumir el poder si la mayoría del gabinete de gobierno u “otro cuerpo, como el Congreso” determina que el presidente es “incapaz de asumir os poderes y las obligaciones de su cargo”.

Muchos legisladores estaban asombrados por el feroz ataque el presidente había lanzado dese su cuenta Twitter contra Mika Brzezinski y Joe Scarborough, la pareja de presentadores de MSNBC que cuestionaron precisamente la salud mental del presidente (de quien eran amigos hasta el año pasado)

Unos 28 congresistas demócratas han respaldado la iniciativa que espera todavía ser analizada en el Comité de Asuntos Judiciales, aunque por ahora las posibilidades de que eso suceda parecen lejanas.

¿Qué está pasando con el presidente"

A raíz de la ambigua respuesta de Trump a Challottesville, esa misma que el martes quiso corregir en Arizona con medias verdades, la semana pasada el senador republicano, Bob Corker, advirtió que si el presidente no cambia su conducta “nuestra nación va a atravesar un gran peligro”.

“El presidente todavía no ha sido capaz de demostrar la estabilidad ni la competencia que necesita demostrar para tener éxito. Y necesitamos que é tenga éxito”, dijo Corker.

Y aunque el senador por Tennessee ha sido el republican que más duramente ha cuestionado al mandatario, de los varios que lo han hecho, no llegó al extremo de sus colegas demócratas en la Cámara de Representantes.

El domingo, el representante por California Adam Schiff afirmó en un programa de CNN que la “capacidad” del presidente de trabajar y su comportamiento es “algo sobre lo que la gente se está preguntando”, aunque también advirtió que no están dadas las condicones para la aplicación de la Enmienda 25.

“Hay algunos atributos de su carácter que aparentemente lo hacen incapaz de introspección y un entendimiento amplio de lo que el país realmente necesita (…) Tu sabes, ¿qué está pasando con este presidente? ¿Qué explica este tipo de comportamiento?.

Entre saludos y protestas: la visita de Donald Trump a Arizona (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés