null: nullpx
Elecciones en EEUU

Cómo informarse a través de las redes sociales el día de las elecciones de medio término (y después)

Si solo utilizas las redes sociales para informarte del curso de las elecciones de medio término, vas a ser más vulnerable a la desinformación. Esta guía te ofrece algunas herramientas para validar o descartar la información que recibes. Sigue en nuestro liveblog toda la cobertura de las elecciones minuto a minuto.
Publicado 8 Nov 2022 – 07:44 AM EST | Actualizado 8 Nov 2022 – 07:44 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Los votantes que acudan a Twitter, TikTok, Facebook u otras redes sociales para informarse sobre las incidencias y los resultados de las cruciales elecciones de medio término en Estados Unidos probablemente se encuentren con rumores, medias verdades y desinformación.

Pero también hay mucha información útil en las redes sociales, como los resultados fidedignos proporcionados por los funcionarios electorales, las últimas noticias sobre los candidatos y las contiendas, y las perspectivas de los votantes.

Estos son algunos consejos para navegar por las redes sociales el día de las elecciones y en los días o semanas siguientes.

Los

contratiempos no significan automáticamente fraude electoral

Las elecciones son gestionadas por seres humanos y los errores son inevitables. Sin embargo, si se descontextualizan, las historias de irregularidades en los colegios electorales y las oficinas electorales pueden utilizarse como presuntas pruebas de fraude generalizado.

Y con tantas cosas que ocurren el día de las elecciones, los trabajadores electorales, los funcionarios locales e incluso los medios de comunicación pueden tener poco tiempo para rebatir esas afirmaciones antes de que se hagan virales.


En Georgia, en 2020, una fuga de agua en un lugar donde se estaban contando las papeletas de voto se utilizó para hacer una historia inverosímil de manipulación de papeletas. En Arizona, la elección de los bolígrafos entregados a los votantes que rellenaban las papeletas dio lugar a afirmaciones igualmente absurdas.

Ninguno de los dos incidentes afectó a los resultados, pero ambos siguen apareciendo en publicaciones engañosas como 'prueba' de fraude.

"Internet permite a la gente crear sus propias pruebas desde cero, y luego difundirlas a millones de personas", dijo John Jackson, decano de la Escuela de Comunicación Annenberg de la Universidad de Pensilvania, citado por la AP. "Eso no significa que sus pruebas signifiquen algo, pero sí que todos tenemos que ser mejores a la hora de evaluar lo que dicen".

El caldo de cultivo de la desinformación

La desinformación prospera cuando la gente busca información para explicar algo que no entiende. Eso crea una gran oportunidad para quienes buscan confundir o engañar a los votantes.

Las complicadas normas y controles que rigen las elecciones estadounidenses varían de un estado a otro. Pueden desconcertar a alguien que no esté bien versado en los procedimientos electorales, y esa confusión ha permitido que prospere la desinformación.

Muchas de las afirmaciones engañosas que se difundieron antes de las elecciones se centraron en cuestiones relacionadas con la mecánica del voto: el registro de votantes, los votos por correo y el recuento de votos. Muchos funcionarios electorales han tratado de educar al público en los últimos meses con publicaciones en las redes sociales, artículos y anuncios sobre el sistema que tanta gente da por sentado.

"Cada vez que la gente no entiende algo, hay un vacío que hay que llenar", explica A.J. Nash, vicepresidente de inteligencia de ZeroFox, una empresa de ciberseguridad que ha estado rastreando la desinformación electoral este año. "La pregunta es: ¿qué acaba llenando ese vacío?"

El truco infalible: conocer la fuente de la información

Si buscas los resultados de las elecciones, visita los sitios web de las elecciones locales y estatales y los medios de comunicación locales y nacionales de confianza.

Si ves a alguien publicando sobre problemas en un colegio electoral, por ejemplo, consulta las redes sociales o el sitio web de la oficina electoral local.

Evita obtener toda la información sobre las elecciones a través de las redes sociales. Las normas de moderación de contenidos varían mucho de una plataforma a otra, y su aplicación puede ser irregular. Ni siquiera los propietarios de las plataformas son inmunes a la difusión de información errónea, como ha hecho el nuevo propietario de Twitter, Elon Musk.

Según Bhaskar Chakravorti, que estudia el cambio tecnológico y la sociedad y es decano de negocios globales en la Fletcher School de la Universidad de Tufts, una dieta de medios bien equilibrada, con un alto contenido de fuentes autorizadas y fiables, puede ayudar a evitar que la gente caiga en la desinformación o la difunda.

"¿Consultas las fuentes originales o solo obtienes las noticias de las redes sociales?" dijo Chakravorti. "Si solo utilizas las fuentes de las redes sociales, vas a ser más vulnerable a la desinformación".

Presta atención la lenguaje y carga emocional

Las afirmaciones engañosas más virales suelen recurrir a trucos para persuadir a una persona de que crea algo que no es cierto.

El lenguaje con carga emocional es uno de los más eficaces: sospeche de cualquier afirmación que parezca diseñada para provocar una respuesta emocional fuerte, como el miedo o la ira. Estos fuertes sentimientos pueden hacer que una persona repita una afirmación falsa antes de que haya tenido la oportunidad de pensar en ella.

Desconfía de cualquier afirmación que no proporcione sus fuentes o que haga afirmaciones unilaterales. Desconfía también de las afirmaciones exageradas, las comparaciones engañosas y las afirmaciones que señalan a grupos de personas por su raza u origen.

Si algo parece demasiado bueno o demasiado horrible para ser cierto, compruébalo. Puede que alguien esté tratando de engañarte, dice Rebecca Rayburn-Reeves, investigadora principal de comportamiento en el Centro de Perspectiva Avanzada de la Universidad de Duke, que desarrolla formas de hacer que las personas sean más resistentes a la desinformación.

"Se trata de utilizar el pensamiento crítico", dice Rayburn-Reeves. "Hay que tener la mente abierta, pero también ser escéptico. Yo digo: Sé un escéptico amable".

Sé paciente con los resultados oficiales

Estados Unidos tiene una larga historia de elecciones que tardan días, semanas o incluso meses en resolverse. El reciente aumento del uso del voto por correo no ha hecho más que aumentar la certeza de que algunas contiendas no se decidirán el martes por la noche.

Los funcionarios electorales de varios estados ya han anunciado que esperan que algunos resultados tarden más. En estados clave como Pensilvania, Michigan y Arizona, los funcionarios electorales no pueden empezar a contar los votos por correo hasta el día de las elecciones, lo que garantiza retrasos.

Sin embargo, la idea de que los retrasos en la votación equivalen a un fraude sigue resonando en internet, y es probable que continúe extendiéndose mucho después del día de las elecciones gracias a los candidatos y políticos que han amplificado la afirmación, según Larry Norden, director principal del programa de elecciones y gobierno del Centro Brennan para la Justicia de la Universidad de Nueva York.

"Deja espacio para la duda, y la gente se aprovechará de ello", dijo Norden a AP. "Forma parte de un esfuerzo deliberado por socavar la confianza en las elecciones".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés