El presidente Trump y la primera dama visitan de sorpresa Irak para reunirse con tropas estadounidenses

Esta es la primera vez que el mandatario se reúne con soldados apostados en terrenos de conflicto desde que asumió el poder. Durante el viaje, que se planeó en secreto, el mandatario defendió la decisión de retirar a las tropas estadounidenses de Siria.
26 Dic 2018 – 2:32 PM EST

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump realizaron una visita sorpresa a Irak, para reunirse con las tropas estadounidenses.

Así lo dio a conocer este miércoles la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien publicó en su cuenta de Twitter una fotografía donde se les ve a ambos posar con un grupo. En el mensaje se asegura que el viaje lo realizaron el día de Navidad por la noche y que allí les agradecieron por "sus servicios, su éxito y su sacrificio", además de desearles una feliz Navidad.

El viaje se planeó en secreto. Nadie supo del asunto hasta el anuncio de este miércoles. El Air Force One voló durante la noche desde Washington y aterrizó en una base aérea del oeste de Bagdad en medio de la oscuridad, durante la noche del miércoles.

La visita ocurre una semana después de que el presidente anunciará el retiro de 2,000 soldados estadounidenses de Siria. Esa decisión propició la renuncia del secretario de Defensa, Jim Mattis, y del enviado especial para la coalición internacional que combate a la organización terrorista Estado Islámico (ISIS), Brett McGurk.

Al dirigirse a los soldados, Trump defendió su plan en Siria y aseguró que espera mantener las fuerzas estadounidenses en Irak.

"Nos vuelven a respetar como nación", afirmó el presidente en la base al-Asad, al oeste de Bagdad.

"Dejé claro desde el principio que nuestra misión en Siria buscaba quitarle a ISIS sus bastiones militares", agregó. "Hace ocho años, llegamos por tres meses y nunca nos fuimos... Ahora lo estamos haciendo como se debe".

Selfies y sonrisas con las tropas en Irak en la primera visita de Trump a una zona de guerra

Loading
Cargando galería


"Las naciones de la región deben dar un paso al frente y ser más responsables por su futuro", indicó.

El mandatario aseguró que la salida de Siria será "deliberada y ordenada".

Esta es su primera visita a tropas de EEUU basadas en una región problemática. Quince años después de la invasión de 2003, EEUU aún tiene a más de 5,000 soldados en Irak, que apoyan al gobierno mientras continúa la lucha contra los focos de resistencia restantes del grupo Estado Islámico. ISIS ha perdido una gran cantidad de territorio en Irak y Siria, pero aún se le considera una amenaza.

Trump, quien había sido criticado por no reunirse con soldados en áreas conflictivas, optó por realizar su primera visita en medio del cierre parcial del gobierno estadounidense. Se desconoce si el viaje fue planeado antes de que cancelara sus planes de pasar la Navidad en un club de Florida.

Los predecesores de Trump en la Casa Blanca tardaron menos en visitar Irak. George W. Bush acudió en noviembre de 2003, ocho meses después del inicio del conflicto. No visitó Afganistán sino hasta 2006. Barack Obama fue a Irak en abril de 2009, como parte de una gira que hizo en su primer año como presidente. Voló a Afganistán en 2010.

La base militar que seleccionó el presidente se encuentra en el oeste de Irak y presta apoyo en la frontera para luchar contra ISIS, destacó el teniente general Mark Hertling en una entrevista en CNN.

La retirada de las tropas de EEUU de Siria podría tener consecuencias nefastas para Irak. El gobierno ha logrado tener control de todas sus ciudades y poblados desde diciembre de 2017, pero la situación económica y política sigue siendo incierta. También sufre bombardeos esporádicos, secuestros y asesinatos que muchos le atribuyen a ISIS.

Ve también:


Las renuncias y despidos más sonados del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaTropasMundoDonald TrumpIrak

Más contenido de tu interés