Joe Biden

Cómo las tradicionales "metidas de pata" de Joe Biden afectarán su aspiración a la Casa Blanca

En un Partido Demócrata revuelto por la insurgencia de su ala de izquierda, el exvicepresidente podría ser una solución moderada para enfrentar a Donald Trump. Pero su tendencia a meterse tiros en el pie podría complicarle la candidatura.
22 Mar 2019 – 7:58 AM EDT

En medio de las especulaciones sobre su, al parecer inminente, campaña por la presidencia, al exvicepresidente Joe Biden se le escapó un comentario durante un discurso en Delaware este fin de semana que entusiasmó a esos que quieren verlo de nuevo en la Casa Blanca.

“Tengo el historial más progresista de cualquiera de los que está compitiendo…”, dijo Biden, e inmediatamente trató de corregir diciendo: “...de los que competirían”. Estallaron los aplausos, Biden rió, aseguró que no había querido decir eso, se persignó y remarcó “De cualquiera de los que competirían (por la candidatura)”.

Haya sido un guiño o un globo de ensayo, el episodio recuerda la frecuentes metidas de pata a las que es propenso quien fuera el segundo de Barack Obama cada vez que se sale del libreto, algo que la mayoría de las veces jugó en su contra. ¿Será un problema en sus intenciones de postularse a la candidatura presidencial demócrata?

Uno de estos 20 demócratas podría ser el contendor de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería


En sus frecuentemente largos discursos Biden suele salirse de texto y eso lo ha conducido más de una vez a equivocaciones, algunas de las cuales les han generado costos políticos que pagar.

Por ejemplo, en abril del 2012 en un desayuno dijo: “Lo que estoy tratando de decir sin aburrirte demasiado en el desayuno, y todos ustedes se ven aburridos como el infierno, podría agregar. La audiencia más aburrida con la que he hablado. Sólo sentado allí, mirándome. ¡Finge que te gusto!”, bromeó.

En febrero de 2019 cuando era el rostro principal para defender el plan de estímulo económico con que partió la administración Obama, Biden dijo en una entrevista: “Si hacemos todo bien, si lo hacemos con absoluta certeza, todavía hay un 30% de posibilidades de que lo hagamos mal”.

También ha fallado en declaraciones casuales, como en una parada de su fracasada campaña por la nominación presidencial de 2007: “En Delaware, el mayor crecimiento de población está entre Indios Estadounidenses, mudándose de India. No puedes ir a un Seven Eleven o a un Dunkin´ Donuts a menos que tengan un cierto acento indio. No estoy bromeando”.

¿Anuncio inminente?

El anuncio de Biden de que se une al ya nutrido grupo de precandidatos demócratas ha sido uno de los más esperados en este ciclo electoral. Con candidatos apilándose en los extremos ideológicos en el partido, el exvicepresidente es visto por muchos como una interesante y necesaria alternativa en el centro.

“Tiene una muy buena probabilidad. Es uno de los candidatos más conocidos”, aseguró a Univisión Noticias el estratega demócrata y consultor político Luis Miranda, quien fue portavoz hispano de la Casa Blanca a principios del gobierno de Obama y Biden.

“Tiene una ventana natural porque ha pasado décadas trabajando en diferentes áreas como combatir la violencia contra las mujeres, avanzar políticas para economía más inclusiva. Tiene una trayectoria cercana con las coaliciones importantes del partido. En mi opinión es el mejor candidato para enfrentarse a Donald Trump”, aseguró Miranda.


Sin embargo, en el nuevo ambiente que ha creado en Washington la presidencia de Trump, hay algunos dentro del Partido Demócrata que temen que la posición política de Biden puede ser una debilidad.

Como reacción a Trump ha habido una insurgencia en el ala izquierda del partido que no tiene empacho en identificarse como “socialista”, siguiendo el camino que abrió el senador Bernie Sanders en las elecciones de 2016, y para quienes figuras como de Alexandria Ocasio-Cortez marcan la tendencia a seguir.

Un hombre blanco de centro, de 76 años, con una larga historia en Washington (por tanto con un nutrido expediente de negociaciones y compromisos bipartidistas) podría no ser la figura radical que tengan en mente para enfrentarse a las aspiraciones reeleccionistas de Trump.

Si es elegido en 2020 Biden tendrá 78 años para enero de 2021, lo que le conferirá inmediatamente el primer lugar entre los presidentes más viejos en la historia del país, que es otro de los puntos en contra que algunos destacan.

Campañas anteriores

En 1972, a pocos días de cumplir 30 años, Biden se convirtió en el senador más joven en la historia de Estados Unidos, al lograr un escaño por Delaware.

Además, ha competido por la nominación a la candidatura presidencial de su partido en dos ocasiones en 1987 y 2007.

En 1987 cuando comenzó su primera campaña, se lo consideraba un candidato fuerte justamente debido a su imagen moderada y además por su gran capacidad para recaudar fondos.

Las aspiraciones de Biden se vieron torpedeadas en septiembre de 1987, cuando el diario The New York Times publicó un artículo en el que aseguraba que el senador había usado pasajes enteros de un discurso que apenas meses antes había dado el entonces líder del Partido Laborista de Reino Unido, Neil Kinnock.

A partir de allí Biden perdió impulso y otros candidatos comenzaron a ganar más tracción como Michael Dukakis, quien finalmente logró la candidatura.


Cuando volvió a buscar la nominación demócrata en 2007, la falta de filtro en sus comentarios fue el centro en los ataques de sus opositores.

Su campaña recién había comenzado cuando Biden habló del entonces senador y precandidato Barack Obama diciendo: “Tienes el primer afroamericano entre los principales candidatos, que es elocuente, brillante, limpio y de aspecto agradable, es un cuento de hadas”.

Aunque luego trató de decir que en realidad era una expresión de admiración por la carrera de Obama y que este dijo que no lo había tomado como algo personal, el comentario dañó fuertemente sus perspectivas al ser considerado despectivo.

Incluso durante sus años como vicepresidente Biden puso a Obama en posiciones incómodas debido a sus mensajes imprevistos, como en mayo de 2012 cuando el vicepresidente dijo que el presidente se “sentía absolutamente cómodo” con los matrimonios del mismo sexo, un tema sensible sobre el que el mandatario no había aclarado su posición.

Después de la presión de activistas, quienes aprovecharon el comentario de Biden para presionar su agenda, Obama se vio forzado a declararse a favor de los matrimonios del mismo sexo.

Novedosa ventaja

Hay algunos analistas demócratas que en cambio ahora la naturalidad y “metidas de pata” de Biden le ayudarán en las primarias del partido.

“Tenemos una nueva realidad cuando se trata de meteduras de pata políticas accidentales. Para Joe Biden, cuyos errores ocasionales son bien conocidos, son simplemente inocentes y quizás torpes. Pero en contraste con los delitos intencionales diarios de Trump, Biden parece casi pintoresco”, dijo a Univisión Noticias el estratega demócrata y consultor Steve Rabinowitz, presidente y co fundador de Bluelight Strategies, una empresa de promoción y mercadeo que se especializa en campañas políticas.

“Más que nada, él es completamente genuino. Obtienes lo que ves. Y nadie piensa que es simplón. Aunque no es modesto, Biden está en la liga de Trump cuando se trata de ego”, afirmó Rabinowitz.

Trump es la razón por la cual lo que antes parece haber sido una desventaja para el exvicepresidente podría convertirse en un activo importante.

“Las características por las que lo han criticado en el pasado son las que los electores buscan ahora. En parte porque quieren que los políticos sean honestos, directos, que digan lo que piensan. Una de las razones por las que Trump ha tenido éxito es por decir las cosas como son para él”, explicó Miranda.

"Creo que la postura de Biden de ser honesto y directo será refrescante y bienvenida de una manera que no era posible en años anteriores, pero que ahora es lo que el electorado quiere”, agregó.

Más allá del perfil de Biden, la gran pregunta que deben resolver los demócratas al escoger a su nominado es: ¿quién es capaz de ganarle a Donald Trump?

El presidente ya lo puso en la mira y le dedicó un mensaje en su cuenta Twitter durante el fin de semana.

“Joe Biden se quedó sin habla durante el fin de semana cuando no pudo dar adecuadamente una línea muy simple sobre su decisión de postularse para presidente. Acostúmbrate, otro individuo con un coeficiente intelectual bajo”, escribió Trump en su cuenta de Twitter esta semana.


El que Trump le dedique un tuit a Biden porque quiza le tema como eventual contrincante en 2020. Las encuestas publicadas este año dan al demócrata una ventaja de entre 10 y 17% frente al presidente. Y aunque es muy temprano todavía para determinar tendencias, quizá no lo sea para empezar a debilitar la posición de uno de los potenciales candidatos demócratas de más alto perfil.

Más contenido de tu interés