null: nullpx

Breitbart pone en su mira a Helen Aguirre Ferré, empleada de Trump que le criticó antes de trabajar para él

En medio de su guerra contra los moderados de la Casa Blanca, la publicación de ultraderecha publicó un duro artículo contra la hispana, directora de relaciones con los medios, desempolvando antiguos ataques que ella hizo contra Trump cuando era candidato.
26 Abr 2017 – 7:32 PM EDT

En un nuevo ataque contra el ala moderada de la Casa Blanca de Donald Trump, la web de extrema derecha Breitbart publicó un duro artículo sobre Helen Aguirre Ferré, la directora de relación con los medios, a la que acusan de ser una "líder del movimiento Nunca Trump milagrosamente infiltrada".

Breitbart aparentemente ha descubierto ahora que Aguirre Ferré fue una crítica acérrima de Trump antes de sumarse en junio a los esfuerzos para elegirle como presidente. El artículo con fecha de este martes rescata vieja información ya reportada por grandes medios sobre los tuits negativos sobre Trump que Aguirre Ferré borró cuando fue contratada como responsable de relaciones con los medios hispanos del máximo órgano del Partido Republicano, el Comité Nacional Republicano (RNC por sus siglas inglesas). Breitbart también incluye otras declaraciones negativas suyas sobre Trump en entrevistas con Univision y otros medios.

El artículo critica al secretario de prensa, Sean Spicer, "quien es responsable en primer lugar por contratarla", por no responder a las preguntas de Breitbart sobre si Aguirre Ferré sigue siendo contraria a Trump.

Una fuente anónima cercana al presidente sentencia al final del artículo que muchos del círculo de Trump "están conmocionados porque alguien tan anti-Trump pudiera llegar a una posición de tanto nivel en la Casa Blanca".

"El puro desprecio por el presidente mostrado por empleados como Helen Aguirre Ferré es completamente reprensible pero no es sorprendente dado que los mercenarios del RNC y el establishment que están al frente del gobierno han decidido llenar los puestos de este gobierno como si se tratase el tercer mandato de Bush", dice esa fuente. "Es completa y totalmente desmoralizador conocer que a fin de cuentas Donald Trump no venció realmente a Jeb Bush".

Aguirre Ferré es la última de una serie de empleados de la Casa Blanca que han sido objeto de artículos vituperantes de Breitbart, entre ellos Jared Kushner, el yerno del presidente, quien es visto como el cabecilla de la facción moderada, y Reince Priebus, el jefe de gabinete, que en febrero fue objeto de un severo artículo.

La facción enfrentada a los moderados está encabezada por Steve Bannon, el expresidente ejecutivo de Breitbart y consejero del presidente, que sigue teniendo línea directa con la publicación populista. Los 'banonistas' creen que el influyente Kushner está imponiendo una agenda moderada que traiciona las promesas que Trump hizo a los votantes durante la campaña. Se sabe que Bannon sigue llamando a Breitbart de vez en cuando porque lo ha admitido el propio editor en jefe de Breitbart, Alex Marlow y hay sospechas de que sigue influyendo en la línea editorial, aunque él lo niega.


No queda claro por qué Breitbart ha puesto ahora a Aguirre Ferré en su objetivo. Aguire Ferré, una de las pocas hispanas cercanas al presidente, ha mantenido un perfil bajo desde que comenzó a trabajar para él al comienzo de su mandato. Aunque su titulo oficial la designa como "directora de relación con los medios", su trabajo se ha circunscrito a los medios hispanos. Aguirre Ferré no contestó a una solicitud de comentario de Univision Noticias.

"Claramente es un artículo que no busca generar tráfico, sino más bien hacer llegar esta información a la atención del presidente", opina en conversación con Univision Noticias Ben Shapiro, ex editor en Breitbart. "Una manera de leer esto es como un ataque indirecto a Sean Spicer, hundiendo su legitimidad. ¿Por qué habría contratado Spicer a alquien que ha dicho algo así sobre el presidente?"

Aguirre Ferré se unió al RNC cuando Trump ya había ganado las primarias. Antes había sido asesora senior del candidato republicano Jeb Bush, que durante meses de campaña fue quien más frontalmente se encaró con Trump.

En sus tuits borrados, Aguirre Ferré responsabilizó a Trump por los disturbios de marzo del año pasado en Chicago antes de un mitin de campaña. Su tuit fue escrito en medio de críticas al ambiente tóxico que generó Trump al decir que le "pegaría en la cara" a quienes protestan contra él.

La empleada de la Casa Blanca dijo en campaña palabras mayores sobre Trump que no fueron citadas por el artículo. En una ocasión llegó a decir que Trump es conflictivo "como un perro callejero". Una de las arremetidas que más usó Aguirre Ferré contra Trump fue su retórica sobre los latinos: "Lo que es más deplorable es el tono que algunos usan, que hiere terriblemente las sensibilidades de la comunidad hispana, en particular los mexicanos", declaró a Univision en agosto de 2015.

Pero que un empleado de Trump tenga un pasado crítico con él no es extraordinario. Jason Miller también borró tuis negativos sobre Trump cuando fue contratado como asesor avanzada la campaña.

Una posible interpretación del artículo es que la derecha populista haya vuelto a la carga contra el grupo de exempleados del RNC que trabaja en la Casa Blanca. Este frente liderado por Priebus era visto hasta hace poco como más cercano a Bannon que a Kushner. Axios reportó que Bannon se puso furioso por el artículo crítico de Breitbart contra Priebus y llamó al editor que lo escribió, Matt Boyle, para descargar su ira contra él.

Boyle acusaba a Priebus de proteger a "células durmientes" anti-Trump en el gobierno.

"Fuentes de la Casa Blanca y del gobierno informan que hay hasta 50 de ellas a lo largo del gobierno y Priebus tiene pleno conocimiento de su paradero, quiénes son y qué potencial de hacer daño pueden tener", reportaba Boyle. "Él no está haciendo nada sobre eso, añaden las fuentes".

Breitbart y otros medios de la derecha nacionalista consideran que Priebus no es suficientemente leal a Trump. Las críticas arreciaron en febrero después de la salida de Michael Flynn, el exconsejero de Seguridad Nacional, que dimitió por haber mentido sobre su polémica llamada telefónica con el embajador ruso. Según algunos reportes, Priebus presionó para que se fuera Flynn, uno de los favoritos de la derecha populista.

El artículo sobre Aguirre fue también escrito por Boyle, editor de Política en Washington, cercano a Bannon, quien le contrató en 2012 y mientras era su jefe hablaba elogiosamente de él como un "magnífico joven". Boyle tampoco contestó a una solicitud de entrevista de Univision Noticias.

Otra hipótesis tampoco descartable sobre por qué Breitbart se ceba ahora con Aguirre Ferré es que simplemente ésta haya entrado en su radar a estas alturas. El escritor sobre medios de la publicación conservadora Washington Examiner, Eddie Scarry, dice que para una publicación como Breitbart es noticioso que una excrítica de Trump esté ahora trabajando en su Casa Blanca.

"Breitbart tiene como misión no oficial proteger al presidente y lo que se convirtió en su plataforma populista", le dice Scarry a Univision Noticias. "Si Breitbart percibe alguna amenaza contra la agenda de Trump, es posible que reaccionen. Es posible que eso es lo que pasó aquí".



En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald Trump

Más contenido de tu interés