null: nullpx
Policía

"El uniforme era el objetivo": la policía de EEUU está en alerta tras cuatro ataques a oficiales en un solo día

Cuatro policías fueron atacados este domingo en cuatro ciudades del país: San Antonio, Texas, St. Louis, Missouri, Gladstone, Missouri, y Sanibel, Florida. Los incidentes recordaron las mortales emboscadas que dejaron casi una decena de oficiales muertos en julio pasado.
21 Nov 2016 – 2:40 PM EST

Un agente de la policía fue asesinado y otros tres resultaron heridos en cuatro ataques separados registrados el mismo día en distintas ciudades de Estados Unidos, lo que recordó las mortales emboscadas que dejaron casi una decena de oficiales muertos el verano pasado en Texas y Louisiana.

Un total de 57 funcionarios de las fuerzas del orden han muerto en tiroteos este año, un aumento del 68% frente al mismo lapso del año pasado, según cifras reportadas por Reuters.

San Antonio, Texas

Uno de los incidentes se produjo en San Antonio, Texas, donde el policía Benjamin Marconi, de 50 años y con 20 de experiencia en las fuerzas del orden, fue acribillado por un individuo que se acercó a su patrulla y le disparó mientras él preparaba una multa de tránsito.

"Definitivamente sentimos que fuimos un blanco. Creo que el uniforme era el blanco", dijo el jefe policial de San Antonio, William McManus, en una conferencia de prensa en la mañana de este lunes.

McManus pidió ayuda para identificar al sospechoso, que intentó entrar a la sede policial y fue catalogado como una persona "extremadamente peligrosa para la policía y la ciudadanía". "No nos detendremos hasta tenerlo bajo custodia", agregó.


Previamente, el jefe policial había recordado los ataques perpetrados contra policías en Dallas, Texas, y Baton Rouge, Louisiana, en julio pasado, un mes nefasto para las fuerzas del orden en el país.

McManus también resaltó la similitud entre el ataque contra el agente Marconi en San Antonio y otro ocurrido en St. Louis, Missouri, este domingo. Pero recalcó que no están conectados.

St. Louis, Missouri

Apenas horas después de la emboscada en San Antonio, otro oficial de la policía fue atacado en St. Louis, Missouri, por un hombre que le disparó en dos ocasiones en su cabeza.

"El oficial estaba manejando y fue emboscado", dijo el jefe de la policía de esa ciudad, Sam Dotson. Tras el ataque, el agente –que no fue identificado– contó que vio una luz y sintió los vidrios quebrados. Poco después pudo llamar por su cuenta al 911 para pedir ayuda.

El sospechoso murió más tarde a manos de la policía.

"Era buscado por crímenes violentos. Creemos que el sospechoso le disparó al policía por temor a ser reconocido", escribió la policía de St. Louis en Twitter.

Gladstone, Missouri

Un tercer incidente se produjo horas más tarde en Gladstone, Missouri, cuando un policía detuvo a un hombre y este salió huyendo. El oficial sufrió heridas leves, pero el atacante murió en el enfrentamiento.

"Ellos (los policías) pararon el vehículo por una violación de tráfico, y tan pronto se detuvo (el hombre) comenzó a correr. Los policías lo siguieron y él sacó un arma", dijo un portavoz de la policía de Kansas City que asistió a la de Gladstone.

"Tenemos a policías por todo el país siendo emboscados, es nuestra peor pesadilla", agregó.

Sanibel, Florida

Esa misma noche, en Sanibel Island, Florida, otro policía recibió un disparo tras haber detenido un vehículo. El oficial fue identificado como Jarrod Ciccone, quien fue dado de alta tras haber sido atendido en un hospital.

El atacante fue apresado, reportó el Miami Herald.


Más contenido de tu interés