null: nullpx
Pena de muerte

Ejecutan con controversial inyección letal a un hombre que violó y mató a la hija de unos amigos

Es la primera ejecución en Tennessee en casi una década. La Corte Suprema dio luz verde, pese a que la juez Sotomayor dijo que permitir una ejecución con dolor es "aceptar la barbarie".
10 Ago 2018 – 10:38 PM EDT

Tennessee ejecutó este jueves a un hombre por la violación y el asesinato de una niña de 7 años, hija de unos amigos suyos, en 1985. Ha sido la primera vez que el estado aplica la pena capital desde 2009.

La ejecución de Billy Ray Irick, un hombre blanco de 59 años, fue mediante una inyección de tres drogas que ha levantado controversia y sospechas tras varias muertes agonizantes de reos en los últimos años en otros estados con pena de muerte.

Las testigos explicaron que la ejecución de este jueves tomó más de 10 minutos, mientras Irick emitía sonidos, tosía, su estómago subía y bajaba, su boca se iba quedando sin aliento y su cara se tornaba morado oscuro. "Algunos estados han visto reacciones más extremas", dijo uno de los periodistas locales que entró a la sala.

Durante esta última década sin ejecuciones, el estado sureño ha lidiado con una escasez de fármacos para sus inyecciones y ha estado en medio de varios litigios con los abogados de los presos contra los nuevos fármacos que se disponía a utilizar para ejecutarlos con inyección.

La Corte Suprema de Estados Unidos dio luz verde este jueves a la ejecución de Irick, pese a que todavía hay demandas judiciales pendientes contra los fármacos utilizados por el estado, concretamente el sedante midazolam, muy controvertido en algunas ejecuciones.

La magistrada Sonia Sotomayor, en desacuerdo con sus compañeros de la corte de mayor rango del país, dijo: "Si la ley permite que esta ejecución suceda, pese a los minutos finales terribles que Irick puede experimentar, entonces hemos dejado de ser una nación civilizada y aceptamos la barbarie".

A Irick lo condenaron a muerte en 1986 por asesinar un año antes a la niña Paula Kay Dyer. El hombre era amigo de los padres y estaba esa noche al cuidado de ella y de cuatro de sus hermanos.

Cuando el padre, Kenny Jeffers, regresó a la vivienda después de la medianoche, encontró a la pequeña Paula inconsciente y bañada en sangre. Irick había encerrado en una habitación al resto de niños, que escucharon la macabra muerte de su hermana.

La autopsia determinó que murió de asfixia y que había sido brutalmente sodomizada.

"Solo quiero decir que lo siento mucho" fueron las últimas palabras del reo.


Hace una semana, el papa Francisco dio a conocer que la Iglesia Católica cambió formalmente su doctrina para declarar la pena de muerte "inadmisible" bajo cualquier circunstancia.

Estas madres fueron condenadas por asesinar a sus hijos

Loading
Cargando galería
Publicidad