null: nullpx
Drogas y Adicciones

Por qué los narcos obligaron a que la fórmula de leche materna se venda bajo llave en EEUU

En años recientes, las autoridades han desmantelado varias células criminales dedicadas a robar en las tiendas este alimento para bebés. Lo ofrecen en internet a cualquier persona, pero también a distribuidores de drogas ilícitas. Así han generado ganancias calculadas en decenas de miles de dólares.
4 Oct 2019 – 5:18 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- “Compro leche de bebé a 10 dólares. Servicio rápido. Llegamos de 10 a 30 minutos”, dice un anuncio en una revista que se distribuye en el sur de California. “Compro todo tipo de fórmula. Llegamos más rápido que la competencia”, promete otro aviso con la foto de un infante.

Nadie vende el alimento en esa publicación y parece que no sería un buen trato: las grandes cadenas de tiendas ofrecen un embase con fórmula de leche materna de 20 onzas en unos 28 dólares.

Entonces, ¿qué hay detrás de este negocio? Las autoridades afirman que la reventa de la fórmula de leche materna está ligada a un mercado negro en el cual están involucrados ladrones organizados y traficantes de droga. Unos roban la fórmula de bebé por su alta demanda y porque pueden venderla fácilmente en internet. Mientras que los narcos la usan para diluir heroína, metanfetamina y cocaína.

Quienes compran esta leche en polvo para alimentar a sus hijos adquieren un producto que podría estar en mal estado, alertan agencias de gobierno. Los investigadores han descubierto embases con la fecha de caducidad alterada o que se almacenaron bajo condiciones inadecuadas e insalubres.

En su reporte más reciente sobre pérdidas por robos a negocios, la Federación Nacional de Minoristas (NRF) advierte que la leche en polvo para infantes es uno de los artículos que más buscan los amantes de lo ajeno. Se la siguen llevando aunque las tiendas ahora la colocan en vitrinas bajo llave y la entregan hasta que los clientes la pagan en una caja.

El grupo empresarial señala que este robo “hormiga” contribuyó a que en 2018 se registrara una pérdida promedio nacional de 777,000 dólares por cada $1,000 millones en ventas. La cifra representa un 7% más en comparación con el récord que se observó un año anterior. En general, la NRF lo atribuye a que el alimento para bebés y otros artículos “se pueden robar fácilmente y revender rápidamente”.


Hace nueve años, la organización descubrió que casi el 90% de los establecimientos que encuestó reportó que se habían llevado sin pagar la leche para infantes, al tiempo que el 60% notó un alza en el robo de ese alimento. Su reacción fue tomar diversas medidas para evitar los hurtos.

A pesar de eso, los delincuentes se las siguen ingeniando para saquear los anaqueles. Este verano, la Policía desarticuló una célula criminal que se dedicaba a hurtar el producto en Arizona para revenderlo a un distribuir del sur de California que, a su vez, ofrecía el contrabando en Minneapolis y Nueva York, informó el canal FOX10.

Los líderes de esta banda eran Rafid Khoshi, de 46 años, y su esposa Manal Sulaiman, de 43. Se cree que están relacionados con más de 100 atracos en tiendas de las cadenas Walmart, Target y Albertson's en el condado de Maricopa. Se estima que esto significó pérdidas de más de 55,000 dólares. Su negocio ilícito creció tanto que otras personas se encargaban de tomar la fórmula infantil por ellos.

La investigación comenzó al detener a un ladrón en una tienda el otoño pasado. Al seguir la madeja llegaron hasta ese matrimonio que vivía en un tranquilo vecindario en Chandler. Su cómplice, quien se cree opera en El Cajon, cerca de la frontera California-México, les pagaba los cargamentos en efectivo.

Robos "hormiga" por todo EEUU

A lo largo de los años, otras organizaciones criminales han caído en operativos policiacos en todo el país.

A finales de enero, tres personas fueron arrestadas y acusadas de robar más de 3,400 dólares en fórmula para bebés de una tienda de la cadena Walmart en un suburbio al este de Dallas, en Texas.

Los tres sospechosos entraron a la tienda en la madrugada del 18 de enero para llevarse 53 botes del alimento infantil valorados en 1,600 dólares y más tarde regresaron para llevarse el equivalente a 1,800 dólares, según las declaraciones de testigos citadas por el diario Dallas Morning News.


En agosto de 2016, la Policía de Los Ángeles les dio un duro golpe a estos criminales al incautar un enorme cargamento de leche infantil valorada en decenas de miles de dólares y arrestó a dos hispanos. El producto estaba oculto en un motel. También catearon un almacén en el barrio de Sylmar y una casa en Valencia, en el norte de ese condado.

Las autoridades informaron entonces que el vigilante de una bodega les permitió entrar fuera del horario de labores para que se llevaran unos 24,000 dólares en alimento para bebé.

Las alarmas por esta actividad criminal se encendieron en 2004, cuando siete inmigrantes hondureños fueron detenidos y luego deportados por ser parte de una célula delictiva de Carolina del Norte que robó y revendió más de 14 millones de dólares en leche infantil en polvo y medicamentos.

Desde entonces, los decomisos han sido menores, pero siguen preocupando a las autoridades. Fue en 2010 que la Policía desmanteló a la organización llamada ‘Grupo Hernández’, que durante cuatro años saqueó varios supermercados Safeway en los estados de California y Oregón, generando una ganancia ilícita de 2.5 millones de dólares.

En agosto de ese año, dos hombres fueron arrestados en Los Ángeles por su presunta participación con el hurto de unos $6 millones en dicho producto.

Y en agosto de 2011, la llamada operación ‘Milk Money’ puso tras las rejas a nueve personas, incluyendo a miembros de una familia que era dueña de la tienda ‘Los Hermanos’ de Union City, en Nueva Jersey.

Según reportes policiacos, los tres propietarios del negocio les ordenaban a sus cómplices realizar robos de botes de Enfamil y otras marcas en la Costa Este y así ganaron al menos 135,000 dólares.

Con las manos en la caja: casos de robo de paquetería

Loading
Cargando galería
Publicidad