null: nullpx
Crimen Organizado

Juez niega fianza a Salvador Cienfuegos, exsecretario de Defensa de México acusado por EEUU de recibir sobornos de narcotraficantes

El magistrado acató la advertencia de los fiscales federales sobre que existe un “riesgo significativo” de que se fugue a México, ya que podría recibir la ayuda de exfuncionarios mexicanos corruptos y de traficantes de alto nivel con los cuales trabajó estrechamente.
20 Oct 2020 – 04:23 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de Defensa de México en el sexenio de Enrique Peña Nieto, deberá esperar en una prisión federal estadounidense mientras continúa su proceso penal que lo acusa de narcotráfico y lavado de dinero, determinó este martes un juez federal en Los Ángeles.

Al negarle la fianza, el magistrado Alexander F. Mackinnon acató la advertencia de los fiscales federales sobre que existe un “riesgo significativo” de que se fugue a México ya que podría recibir la ayuda de exfuncionarios mexicanos corruptos y de traficantes de alto nivel con los cuales trabajó estrechamente.

"Él obviamente es una persona con poder político y con algunos privilegios en México. Y la posibilidad de que pase le resto de su vida en prisión para cualquiera en esa posición crea un incentivo para escapar", dijo Mackinnon en la audiencia de fianza.

El juez también ordenó que en unos días el acusado sea trasladado a Nueva York, donde se origina la acusación que pesa en su contra. La defensa pidió que le permitan a su cliente quedarse en una prisión federal de Los Ángeles al menos hasta el jueves, para que lo visiten funcionarios del consulado mexicano.

"Los alegatos son graves", advirtió el fiscal Ben Balding, quien señaló que el hecho de que enfrente una condena que lo podría dejar en prisión por el resto de su vida "es un incentivo para fugarse si es liberado" por cualquier cantidad que se establezca como fianza.

"Si es liberado existe la posibilidad de que use sus contactos en México (...) para evitar la justicia en Estados Unidos", recalcó el fiscal Balding.

El abogado defensor Duane Lyons había pedido que la fianza se fijara en 750,000 dólares, que describió como los ahorros de su vida. Señaló que su cliente "tiene la intención de defenderse vigirosamente" y no planea fugarse. Lo describió como un mexicano "dedicado" que sirvió a su país y advirtió que lo pone en riesgo por la pandemia, pues casi tiene 80 años y "tiene problemas de salud".

"Él tiene la intención de limpiar su nombre. Es un mexicano dedicado que sirvió a su país honorablemente por varios años y si le niegan la fianza por un riesgo de fuga, su nombre y reputación serán arruinados. Él no tiene la intención de fugarse, tiene la intención de pelear los cargos", enfatizó Lyons.

Los fiscales federales alegan que al menos durante dos años, de diciembre de 2015 a febrero de 2017, Cienfuegos recibió sobornos de una célula de la organización de los Beltrán Leyva denominada Cartel H-2. La DEA afirma que el general tenía comunicación directa con el jefe de ese cartel, Juan Francisco Patrón Sánchez, quien fue abatido por la Marina mexicana hace tres años.

Alias ‘El Padrino’ enfrenta una condena mínima a 10 años de prisión y una máxima de cadena perpetua.

La extradición "tomaría años"

Uno de los motivos expuestos por el abogado Lyons para concederle la fianza a su cliente es que existe un acuerdo de extradición entre los gobiernos de México y de EEUU.

Pero el juez Mackinnon explicó que si Cifuentes era dejado en libertad, huye a México y es detenido allá, traerlo de vuelta a EEUU sería un proceso largo. La extradición "no pasaría de la noche a la mañana, ciertamente tomaría años y también puede ser complicado porque es además un proceso político", dijo.

La acusación originada en el Distrito Este de Nueva York del Departamento de Justicia indica que el general retirado conspiró para traficar cargamentos de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana mientras era el titular de la SEDENA. En esa época, el Cartel H-2 dominaba en Nayarit y una parte de Sinaloa, al tiempo que tenía operadores en varias ciudades de Estados Unidos, entre estas Los Ángeles y Las Vegas.

Esta organización criminal asesinaba y torturaba a sus enemigos, mientras agregaba a su nómina a funcionarios públicos de alto rango, como Cienfuegos. Según los fiscales, esta cooperación le permitió capturar rivales, liberar a miembros del cartel detenidos en operativos y seguir enviando droga a granel hacia Estados Unidos “sin interferencia de las fuerzas del orden mexicanas”.

Gracias a Cienfuegos, el Cartel H-2 aseguró que no se llevaran a cabo operaciones militares en su contra, de que se iniciaran acciones que afectaron a organizaciones rivales, se localizara transporte marítimo para cargamentos de drogas, se expandiera su territorio en Mazatlán y el resto de Sinaloa, y se anticiparan investigaciones de Estados Unidos.

En los años que este general habría trabajado para el Cartel H-2, la mayoría de las acciones realizadas por el Ejército en Nayarit se enfocaron en los municipios controlados por sus enemigos, particularmente el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Por otro lado, de 96 capos capturados durante la administración de Peña Nieto, la mitad (49) eran miembros de alto nivel de los carteles de Sinaloa y Los Zetas, ambos rivales del clan de los Beltrán Leyva.

El Departamento de Justicia dice tener miles de comunicaciones por teléfonos Blackberry que incriminan a Cienfuegos, en una de las cuales “habló sobre su asistencia histórica a otra organización de narcotráfico”

También discutió por teléfono, según esa dependencia, sobre presentar a los principales líderes del Cartel H-2 con “otros funcionarios corruptos del gobierno mexicano dispuestos a ayudar a cambio de sobornos”.

Este caso está ligado al del exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia, quien en 2019 fue sentenciado por narcotráfico en una corte de Nueva York a 20 años de prisión y a pagar un $1 millón.

Veytia, de 49 años, aceptó que recibía sobornos cada mes del Cartel H-2, a cambio de ordenar a oficiales corruptos bajo su mando que ayudaran al cartel, intervino para liberar a miembros de esa organización y pidió que se realizaran escuchas telefónicas para facilitar los asesinatos de los enemigos de Patrón Sánchez.

Los bienes del general

La Fiscalía estadounidense advierte que buscará confiscarle todos los bienes que el general retirado haya obtenido directa o indirectamente como resultado de sus actividades ilícitas. No está claro si ya han identificado propiedades o cuentas bancarias ligadas a este militar.

La declaración patrimonial que Cienfuegos hizo ante la Secretaría de la Función Pública al dejar el cargo de secretario de la Defensa en noviembre de 2018 señala que tenía cuatro casas, dos de las cuales había vendido. Entonces afirmó que su cuenta bancaría tenía 13,865,443 pesos (unos $660,000), que es cuatro veces más comparado con lo que reportó por primera vez al gobierno mexicano en 2015.


Al salir de la influyente SEDENA también reportó que había comprado a crédito un deportivo Audi QS 2018 valorado en casi 1.7 millones de pesos (unos $79,000), un cambio notable comparado con la vieja camioneta Chevy 1999 que tenía en 2013, cuando recién se volvió el máximo general de México.

Su sueldo como secretario de la Defensa, su único ingreso, difícilmente justifica la adquisición de sus bienes. Entró ganando poco más de 2 millones de pesos anuales ($95,200) y se retiró teniendo un salario de 2.5 millones ($119,000). Es decir, aumentó un 25% a lo largo del sexenio de Peña Nieto.

Esas cuatro propiedades que tenía a finales de 2018, incluyendo las dos casas que reportó vendidas, costaban poco más 9.6 millones de pesos o alrededor de $458,000. De 2004 a 2012, cuando fue subiendo de rango de comandante de zona militar a oficial mayor, Cienfuegos no hizo públicos sus datos patrimoniales, según la Secretaría de la Función Pública.

La pregunta que muchos se están haciendo es cómo el exsecretario de la Defensa pagará los servicios de la prestigiosa firma de abogados que contrató y que cobra hasta $1,000 por hora. Se trata del bufete Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan.

"Eso no ayuda en su defensa, porque es como decir: si él es inocente ¿cómo puede contratar a un abogado tan caro con sus recursos medianos?", explicó la abogada criminalista Daphne Perea a Univision Noticias.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés