null: nullpx
Armas

Esta ciudad agrícola de California se volvió el principal paso del arsenal de guerra de los carteles, según autoridades

El gobierno de México advirtió que una localidad de California y otra de Baja California se volvieron la ruta más usada por los narcotraficantes para hacerse de rifles de alto poder, pistolas y municiones. Lo atribuyen a una presunta red de funcionarios corruptos que opera en el lado mexicano.
8 Jun 2020 – 07:09 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Lo que comenzó como una investigación por robo de armas de fuego en Arizona llevó a un comando de la Patrulla Fronteriza hasta la ciudad de Calexico, en la frontera entre California y México. El operativo concluyó a principios de mayo con dos arrestos y el decomiso de varios rifles de alto poder.

Entre el armamento había un potente rifle calibre 50, el favorito de los carteles mexicanos porque sus balas pueden atravesar blindajes y derribar helicópteros. También incautaron una escopeta de cañón corto, 10 armas de distinta capacidad, cargadores y municiones de grado militar. Dos mexicanos de 34 y 36 años, ambos residentes legales en este país, quedaron bajo custodia de las autoridades, informó la dependencia.

Calexico, una localidad agrícola a 120 millas al este de San Diego, es relativamente tranquila, comparada con varias ciudades californianas. Este año fue colocada justo a la mitad de la lista de los municipios más seguros del estado (el lugar 115 de 231). A veces, solo las persecuciones de la Patrulla Fronteriza interrumpen la tranquilidad de sus barrios, que llegan hasta la reja metálica que separa ambos países.

Allí viven 27,000 personas, la mayoría de origen latino. Es la única ciudad estadounidenses cuya economía se sostiene principalmente por las compras de los vecinos mexicanos y, apenas una parte, del trabajo en los campos.

Del lado estadounidense no se han emitido allí alertas sobre un incremento de la actividad criminal, más allá de las operaciones de traficantes de personas que están usando más camiones de carga y de transportistas de droga que siguieron operando durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Pero en México creen que Calexico se ha convertido en la principal salida de Estados Unidos para el tráfico de armas. Esto se debe a una presunta red de funcionarios aduanales corruptos que opera en Mexicali, Baja California, y que estaría dejando que narcotraficantes pasen armamento fácilmente por ahí.


Presencia del Cartel de Sinaloa

El gobierno mexicano tiene bajo la lupa al agente aduanal Roberto Ruiz Armas, quien acumuló una fortuna sin explicar su origen. Sus cuentas bancarias ya fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Cuando tenemos algún movimiento financiero inusual se nos reporta. Tenía movimientos inusuales y estaremos esperando que las autoridades de otras áreas del Estado mexicano determinen”, dijo sobre Ruiz Armas el titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo, al diario Milenio.

Al momento no se ha revelado cuántas armas habría dejado pasar esta red de funcionarios corruptos, ni con qué grupo criminal tenía tratos. Tampoco se informó cuánto dinero acumuló Ruiz Armas, quien tiene una patente aduanal desde 2013 y hace unos años se trasladó a Mexicali.

Las autoridades mexicanas identifican a por lo menos tres células del Cartel de Sinaloa operando en esa ciudad, dos de estas lideradas por Vicente Martínez González y Felipe Eduardo Barajas Lozano, alias ‘El Omega’. En la localidad vecina de Tecate opera un grupo del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El tráfico de armas hacia México se volvió una prioridad para los gobiernos de ambos países por dos hechos ocurridos a finales de 2019: las balaceras con rifles de grueso calibre que derivaron en la fallida detención de Ovidio Guzmán López, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán en octubre; y la masacre de nueve miembros de la familia LeBarón con armas de fabricación estadounidense en noviembre.

La Unidad de Inteligencia Financiera también descubrió que los agentes aduanales en Mexicali han entregado cientos de permisos irregulares para la importación de autos estadounidenses, comúnmente conocidos como 'chocolate'. Temen que esa ciudad fronteriza se volvió asimismo el principal paso de vehículos que entran a ese país sin ser legalizados.

Alrededor de 350,000 coches irregulares ingresaron a México durante los primeros tres meses de 2019, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Fue la investigación sobre autos 'chocolate' en Mexicali la que destapó el tráfico de armas.

Mira también:

“Los acribillaron sin piedad”: familiares de las víctimas y miembros de la comunidad mormona visitan el lugar donde ocurrió la tragedia (fotos)

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés