null: nullpx
Condenas

'El Futbolista', el mafioso que saldrá libre en tres años por testificar contra 'El Chapo' Guzmán

Un juez de Nueva York le impuso este jueves una condena reducida a siete años de cárcel a uno de los 14 testigos del juicio contra el exjefe del Cartel de Sinaloa. Tirso Martínez Sánchez ha estado en una prisión de EEUU desde finales de 2015, por eso saldrá libre en poco tiempo.
20 Feb 2020 – 02:06 PM EST

Tirso Martínez Sánchez, quien llegó a ser el principal distribuidor de cocaína en Estados Unidos para los carteles de Sinaloa y Juárez, fue sentenciado este jueves a siete años de prisión en una corte federal de Brooklyn, librándose así de una cadena perpetua que inicialmente buscaba el Departamento de Justicia.

Este mafioso amasó una fortuna moviendo múltiples toneladas de droga en trenes, pero se benefició de una condena reducida por su testimonio en el juicio contra Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

La sentencia le fue impuesta por Brian Cogan, el mismo juez que castigó a ‘El Chapo’ Guzmán a pasar el resto de su vida tras las rejas. Martínez Sánchez enfrentaba una condena similar, aunque su “extraordinario” testimonio le permitirá salir en unos tres años, al sumar los cuatro años que ya ha estado en una cárcel estadounidense desde su extradición a finales de 2015.

Alias ‘El Futbolista’ supervisaba una ruta de trenes de carga que desde 1997 utilizaban los carteles para transportar cocaína hasta las ciudades de Los Ángeles, Chicago y Nueva York. La mercancía se ocultaba en contenedores cisterna construidos para ese fin en México y que eran cargados en una bodega en la Ciudad de México. Una vez en EEUU, la droga se distribuía en vehículos particulares.

En aquellos años, era el método predilecto del jefe del Cartel de Sinaloa, según describió Martínez Sánchez al testificar en el tribunal de Brooklyn en diciembre de 2018. “Nadie más que los miembros del cartel podían usarla (...) ‘Chapo’ decidía quién podía usarla”, afirmó.


Los contenedores cisterna de Tirso movieron entre 30 y 50 toneladas de cocaína de 1997 a 2003. En esa época, siendo un distribuidor independiente, le sacó provecho al pacto entre los carteles de Sinaloa y Juárez. Por eso también se asoció con Vicente Carrillo Fuentes, uno de los hermanos del fallecido ‘Señor de los Cielos’.

‘El Futbolista’, de 53 años, ganaba entre el 10% y el 15% por cada uno de estos envíos por tren, lo cual le generó alrededor de 50 millones de dólares. Esa fortuna la derrochó en peleas de gallos, fiestas, inversiones y lujos. Para pagarle a sus socios en México, sus operadores compraban relojes y diamantes que enviaban hasta Sinaloa. Contó que en una ocasión llevaron hasta ocho millones de dólares en efectivo en un auto.

Este capo nacido en Guadalajara también envió cargamentos de narcóticos a Europa. La droga la recibía directamente de Colombia, de acuerdo con una ficha del Departamento de Estado. Hace 11 años, el Departamento de Justicia desveló las acusaciones en su contra, en un caso que cita a los jefes del cartel de Sinaloa, el clan de los hermanos Beltrán Leyva y la orgnizacipon de los Carrillo Fuentes.

Todo se vino abajo cuando ‘El Chapo’ Guzmán ordenó el asesinato de Rodolfo Carrillo Fuentes, uno de los líderes del cartel de Juárez, solo porque no le quiso dar la mano al final de una reunión. Los Carrillo Fuentes vengaron esa ejecución ordenando que mataran en una cárcel mexicana a Arturo Guzmán, hermano de 'El Chapo'. Esto desató una sangrienta guerra entre esas organizaciones criminales.

Equipos de fútbol, negocios y peleas de gallo

El apodo de Martínez Sánchez le viene porque llegó a ser dueño del Club Irapuato en 2002, cuando ese conjunto ascendió a la primera división de la liga mexicana de balompié, y de equipos en las ciudades de Querétaro, Celaya, La Piedad y Mérida.

Durante su testimonio en la corte federal de Brooklyn, él contó que adquirió el equipo Venados de Yucatán por alrededor de 700,000 dólares y el de Reboceros de La Piedad por 2.2 millones de dólares. Cuando vendió este último le sacó buena ganancia: se lo compraron por 10 millones de dólares y luego de pagar adeudos a empleados y jugadores se echó a la bolsa 4 millones.

En enero, Alberto de la Torre, expresidente de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), dijo al semanario Proceso que esta entidad pagó más de 14 millones de dólares a Martínez Sánchez por cuatro equipos, incluyendo dos de la primera división.

Antes de que lo arrestaran en 2014 en México, este mafioso disfrazado de empresario compró un restaurante en Tijuana y otro en Illinois, así como una concesionaria de autos en Los Ángeles, cuatro negocios de venta de ropa, una avioneta, caballos y varios vehículos.

No siempre le fue bien. Relató que una parte de su fortuna se le fue en palenques mexicanos, donde perdió entre dos y tres millones de dólares en apuestas en peleas de gallo.

En 2016, Martínez Sánchez se declaró culpable de cargos relacionados con el narcotráfico y aceptó testificar contra su antiguo socio 'El Chapo'.

La Fiscalía trataba de confiscarle dos millones de dólares, equivalente a los bienes que aún conserva: una casa, un rancho y tres terrenos. Pero él afirmó en la corte de Brooklyn que la mayor parte de su riqueza ya se esfumó.

“Me gasté todo el dinero en las apuestas de gallos, caballos, propiedades, autos, casas, fiestas y mujeres”, afirmó.

Túneles, latas de chiles y pistolas con diamantes: 22 fotografías que probaron los crímenes de ‘El Chapo' y lo enviaron a la cárcel de por vida

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.