null: nullpx

A "El Chapo" Guzmán ya lo dejan dormir

"Ayer volví a encontrar a Joaquín Guzmán deprimido, a un Joaquín Guzmán afectado por el trato", dijo el abogado.
8 Mar 2016 – 1:54 PM EST

El principal abogado de Joaquín “El Chapo” Guzmán, José Refugio Rodríguez, reveló que al capo sinaloense ya lo dejan dormir de la 1:00 a las 6:00 horas en su reclusión en el penal de máxima seguridad conocido como El Altiplano, ubicado en el Estado de México.

Semanas atrás, el equipo de abogados de Guzmán Loera así como su actual esposa, Emma Coronel, habían hecho señalamientos de que al líder del cártel de Sinaloa lo tenían bajo condiciones inhumanas dentro de la cárcel, de la que se escapó seis meses antes de ser recapturado.

Las declaraciones fueron reproducidas en diversos medios de comunicación. Incluso la Comisión de Derechos Humanos dijo que revisaría el caso.

Ante las críticas de que el equipo de Guzmán Loera usó a los medios para mejorarle las condiciones al delincuente, su abogado respondió:

“Nuestra posición no es mediática, nuestra preocupación es su integridad. Ayer volví a encontrar a Joaquín Guzmán deprimido, a un Joaquín Guzmán afectado por el trato. Gracias a la presión mediática, que no utilizamos como chantaje, se nos amplió el pase de lista de la 1:00 a las 6:00, pero él trae un desajuste biológico”, dijo José Refugio Rodríguez en una entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.


Las denuncias alrededor de los supuestos malos tratos que recibe Guzmán Loera están sostenidas en el hecho de que, según sus cercanos, le hacían un pase de lista cada cuatro horas, lo que no le permitía dormir. Además, la presencia de perros que lo vigilan, lo aturdía también.

Las autoridades mexicanas han respondido a los comentarios de sus defensores diciendo que un criminal que se ha escapado dos veces de penales de máxima seguridad merecen un tipo de vigilancia especial.

Este lunes, el gobierno mexicano dijo que no se dejará chantajear ni caerá en el juego mediático de Guzmán Loera.

"El Estado mexicano no se va a prestar al chantaje ni a litigar en los medios lo que debe ser juzgado únicamente por los tribunales", afirmó el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, tras defender las medidas adoptadas para fortalecer el resguardo del capo.

Señaló que su entorno está trabajando en una "estrategia mediática" para "desviar la atención" y "victimizar" al líder del cártel de Sinaloa, que se ha fugado dos veces de un penal de máxima seguridad, y recordó que este "ha dañado profundamente la sociedad" con acciones que "han causado la muerte de muchos mexicanos".

Por ello, el criminal será "castigado con todo el peso de la ley", sentenció Sales.


Afirmó que la Constitución contempla "medidas de vigilancia especial" ante casos de delincuencia organizada, así como la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada e incluso el poder judicial, que negó un amparo del Chapo que buscaba acabar con este estricto control.

Sales recordó que parte de esta "abierta" táctica mediática está conformada por las recientes declaraciones de una supuesta hija del Chapo, Rosa Isela Guzmán, al rotativo The Guardian, quien dijo que tras su fuga en 2015 había cruzado la frontera de EEUU en dos ocasiones para visitar a familiares y habló de "un pacto" con las autoridades.

"Son señalamientos que carecen de soporte probatorio" y que buscan dañar a las instituciones, afirmó.

"Ni treguas, ni alianzas, ni pactos con el crimen, los hechos así lo han demostrado. (...) No vamos a ceder ante especulaciones", agregó.

El criminal escapó en julio de 2015 a través de un túnel de 1,5 kilómetros que partía de su celda en el penal del Altiplano, en el central Estado de México, y allí mismo fue recluido tras su recaptura el pasado 8 de enero en la localidad de Los Mochis, Sinaloa.

Su primera fuga fue en 2001, cuando abandonó la cárcel de Puente Grande, en el occidental estado de Jalisco, en un carrito de lavandería y permaneció prófugo hasta principios de 2014, cuando fue detenido nuevamente.

Lea también:

Publicidad