null: nullpx
Corea del Norte

Un lanzamiento desde Corea del Norte provoca una "alerta de misiles" en una base militar de EEUU en Japón

El Ejército de Corea del Sur describió los cohetes como "de medio alcance". Cayeron fuera de la Zona Económica Exclusiva de Japón, pero el primer ministro, Shinzo Abe, los consideró “un acto que amenaza la paz y la seguridad" regional.
31 Oct 2019 – 10:03 AM EDT

Corea del Norte lanzó dos proyectiles hacia el mar al este de la Península de Corea, según indicó este jueves el Ejército surcoreano, al parecer continuando con pruebas armamentísticas que pretenden presionar a Washington y salir del punto muerto en el que están sus negociaciones nucleares.

El primero de los dos "proyectiles no identificados" fue disparado el jueves a las 4:35 pm hora local desde la provincia de South Phyongan, en el centro del país, dijo el Estado Mayor Conjunto (JCS) de Corea del Sur en una serie de declaraciones recogidas por la agencia Reuters. Un segundo proyectil fue detectado a las 4:38 pm.

Los proyectiles viajaron 230 millas (unos 370 kilómetros) y alcanzaron una altitud de 56 millas (90 kilómetros), dijo la institución armada surcoreana, que los categorizó como "de corto alcance".

El Estado Mayor instó a Pyongyang a “detener de inmediato acciones que no ayuden a los esfuerzos por aliviar la tensión en la Península de Corea”.

Las autoridades japonesas dijeron que los proyectiles habían aterrizado fuera de la Zona Económica Exclusiva de Japón, que se extiende a 200 millas náuticas (370 kilómetros) de la tierra.

"Los objetos que parecían ser misiles balísticos fueron lanzados desde Corea del Norte", dijo el ministerio de defensa de Japón en una declaración. "No aterrizaron en nuestro territorio".

Sin embargo, la base aérea estadounidense de Misawa, a 700 millas (1,127 km) al norte de Tokio, publicó una "alerta de misiles del mundo real" e instó al personal a buscar refugio, antes de emitir posteriormente un "todo despejado".

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, condenó los ensayos tachándolos de “un acto que amenaza la paz y la seguridad" de Japón en la región.

El lanzamiento sigue a varias demostraciones de descontento en Pyongyang con el lento progreso de las negociaciones nucleares con Estados Unidos, y a exigencias de que el gobierno de Donald Trump suavice las sanciones y la presión sobre Corea del Norte.

Las negociaciones están en punto muerto desde el fracaso, en febrero, de la segunda cumbre en Hanoi, Vietnam entre el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente Trump.

Los dos mandatarios se reunieron tres veces el año pasado y firmaron varios acuerdos destinados a reducir la hostilidad y fomentar los intercambios. Sin embargo, en los últimos meses Corea del Norte ha reducido de forma drástica sus contactos y actividades diplomáticas con su vecino del sur, después de que Seúl no reanudara unos lucrativos proyectos económicos conjuntos debido a sanciones de Naciones Unidas aprobadas a instancias de Estados Unidos.

Desde entonces, Corea del Norte ha endurecido el tono con una serie de pruebas de misiles.

Pyongyang probó este mes un misil balístico lanzado desde debajo del mar por primera vez en tres años.

Kim ordenó la semana pasada la destrucción de instalaciones construidas por Corea del Sur en un complejo turístico en una montaña norcoreana que lleva mucho tiempo clausurado.

La intrigante cabalgata de Kim Jong Un desde la "montaña sagrada", a donde va antes de hacer grandes anuncios

Loading
Cargando galería
Publicidad