null: nullpx
Muertes

La ONU encuentra "pruebas creíbles" para implicar al príncipe saudí en el asesinato de Jamal Khashoggi y pide investigación

Tras una investigación de seis meses, la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales dijo en un amplio reporte que existen "pruebas creíbles" que justifican una investigación internacional contra príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, por el homicidio del periodista de The Washington Post.
19 Jun 2019 – 6:59 AM EDT

Existen pruebas suficientes para abrir una investigación sobre la responsabilidad de altos responsables de Arabia Saudita, incluyendo al príncipe heredero Mohammed bin Salman, en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, declaró este miércoles una relatora de derechos humanos de la ONU.

Tras haber investigado ella misma durante seis meses la muerte del periodista saudita, colaborador del diario The Washington Post, la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnès Callamard, indicó en un reporte de 101 páginas que "existen elementos de prueba creíbles, justificando una investigación suplementaria sobre la responsabilidad individual de altos responsables sauditas, incluido el príncipe heredero".


El Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita admitió el año pasado que Khashoggi, un crítico del príncipe, murió dentro consulado de ese país en Estambul, Turquía, donde iba a recibir los papeles antes de su boda.

Su cuerpo fue desmembrado y sacado del edificio, dijo después de una investigación el fiscal saudí, y sus restos no han sido encontrados.

"La conclusión de la relatora especial es que el señor Khashoggi ha sido víctima de una ejecución deliberada y premeditada, una ejecución extrajudicial de la que el Estado de Arabia Saudita es responsable en virtud del derecho internacional de los derechos humanos", dijo Callamard en su informe.

El texto de la relatora pide que organismos de la ONU o su secretario general, Antonio Guterres, “exijan” una pesquisa penal posterior.


Sanciones sin importar la jerarquía

Callamard señaló la “extrema sensibilidad” de considerar la responsabilidad penal del príncipe heredero y de Saud Alqahtani, un destacado asesor de la corte saudí y que no ha sido acusado.

“No se alcanza ninguna conclusión en cuanto a la culpabilidad” de los dos hombres, señaló. “La única conclusión alcanzada es que hay pruebas creíbles que ameritan una investigación más a fondo”.

La experta señaló que “no hay motivo para no aplicar sanciones contra el príncipe heredero y sus activos personales”, ya que en otros casos se han impuesto sanciones antes de determinar la culpabilidad.


Sin embargo, evitó centrar toda la atención en una sola persona. “La búsqueda de justicia y responsabilidades no depende únicamente de encontrar un ‘arma homicida’ o a la persona que la sostiene”, afirmó.

El objetivo de su pesquisa, dijo Callamard, era identificar a las personas en posiciones de poder que podrían haber abusado o faltado a su labor en este caso.

En Arabia Saudí se celebra un juicio prácticamente en secreto a once personas por el suceso. Cinco de ellas podrían ser condenadas a muerte.

Callamard indicó en el reporte que había tenido acceso a una grabación del asesinato el 2 de octubre. También recibió información sobre un “paquete financiero” ofrecido a los hijos de Khashoggi, “pero es cuestionable que este paquete equivalga a una compensación según las leyes internacional de derechos humanos”.

El presidente estadounidense Donald Trump ha enviado mensajes contradictorios en torno al caso del periodista. Primero advirtió de una severa respuesta de Washington y luego dijo que su país quiere mantener su cercana relación con el reino y evitó hacer valoraciones posteriores.

Adiós a los periodistas ecuatorianos asesinados en Colombia por rebeldes disidentes de las FARC

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesAsesinatos
Publicidad