null: nullpx
Corea del Norte

Corea del Norte hace su primer desafío durante la administración Biden: el lanzamiento de dos misiles

El lanzamiento es la primera provocación de Pyongyang al gobierno de Biden y ocurre pocos días después de que el secretario de Estado, Anthony Blinken, visitara Japón y Corea del Sur en su primera gira internacional.
23 Mar 2021 – 06:42 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Corea del Norte lanzó este fin de semana varios misiles de corto alcance poco después de denunciar a Estados Unidos por mantener sus ejercicios militares anuales con Corea del Sur, según publicó el martes el diario The Washington Post, citando a fuentes cercanas al tema.

El lanzamiento supone la primera provocación por parte de Pyongyang a la nueva administración del presidente estadounidense Joe Biden, y ocurre pocos días después de que el secretario de Estado, Anthony Blinken, visitara Corea del Sur y Japón, países aliados de EEUU en la región del Pacífico sur, en su primera gira internacional.

La agencia oficial de Corea del Sur, Yonhap, detalló que Blinken dijo en Seúl que el gobierno de Biden mantiene "la mente abierta" respecto a su política con respecto a Corea del Norte. "Lo estamos mirando todo. [...] Hay tres puntos de presión diferentes que podrían convencer a Corea del Norte a lograr un progreso y estamos mirando la diplomacia y qué tipos de diplomacia diferentes podríamos elegir", afirmó el pasado jueves 18 de marzo.

Corea del Norte amenazó la semana pasada con retomar sus ensayos armamentísticos si Corea del Sur y Estados Unidos no suspendían sus tradicionales maniobras militares de primavera, algo que suele pedir en forma de amenazas cada vez que éstas ocurren.

La inteligencia estadounidense había pasado semanas sospechando que Corea del Norte preparaba un lanzamiento de misiles, especialmente como un mensaje hacia la nueva administración. Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, fue quien alzó la voz la pasada semana contra las maniobras regulares de primavera que comenzaron a principios de marzo.


Kim Yo-jong amenazó con medidas "tales como la ruptura del pacto militar intercoreano", importante acuerdo firmado en 2018 por Kim Jong-un y el presidente sureño, Moon Jae-in, para reducir acciones y activos militares en torno a la frontera para rebajar la tensión en la península.

A su vez, Kim aprovechó el mensaje destinado a Seúl para dar "un consejo breve a la nueva administración de EEUU".

"Si su deseo es disfrutar de un sueño placentero durante los próximos cuatro años, sería prudente no generar un problema que les haga perder el sueño", escribió la hermana del líder en clara alusión al reinicio de las pruebas de armas de destrucción masiva a las que el régimen ya se refirió en enero.

La Administración Biden ha estado intentado sin éxito desde febrero reestablecer los canales de comunicación con Pyongyang con el objetivo de reducir el riesgo de tensiones militares en la Península de Corea y después de que el expresidente Donald Trump abriera una precaria relación con Corea del Norte tras la cumbre de Singapur de 2018.

Diplomáticos estadounidenses han informado a sus aliados en Asia en las últimas semanas que la estrategia diferirá tanto del enfoque del expresidente Donald Trump de reunirse directamente con Kim, como de la formulación de Barack Obama, que renunció al compromiso hasta que Pyongyang mejorara su comportamiento.

Desde el acuerdo de apretón de manos de 2018 que el expresidente Donald Trump alcanzó con Kim, Corea del Norte no ha realizado ninguna prueba de misiles de largo alcance. Cuando Corea del Norte reanudó las pruebas de misiles balísticos de corto alcance después de ese acuerdo, la administración Trump dijo que no violaban el espíritu del acuerdo.

Sin embargo, se cree que en ese tiempo Corea del Norte ha progresado con su tecnología de misiles balísticos intercontinentales (ICBM), presentando un nuevo misil balístico intercontinental de gran tamaño en un desfile militar en octubre pasado.

"El régimen de Kim Jong-un ha logrado un éxito alarmante en su búsqueda por demostrar la capacidad de amenazar a la patria de EEUU. Con misiles balísticos intercontinentales con armas nucleares, creyendo que tales armas son necesarias para disuadir la acción militar estadounidense y así garantizar la supervivencia de su régimen", dijo al Congreso el general Glen VanHerck, comandante del Comando Norte y del Comando de Defensa de América del Norte del Ejército de Estados Unidos.

VanHerck describió el nuevo misil balístico intercontinental de Corea del Norte como un aumento adicional del riesgo que representa para Estados Unidos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés