Muertes

Una adolescente se suicida para cumplir el pacto que hizo con dos amigas que ya se habían quitado la vida

Las tres menores, de 12 años, forman parte de una comunidad indígena donde temen que el pacto esté aún vigente y más jóvenes traten de acabar con sus vidas.
23 Jun 2017 – 12:57 PM EDT

Tres adolescentes de 12 años habían realizado un pacto: suicidarse. Dos de ellas cumplieron su promesa y se quitaron la vida en enero y la tercera, pese a la ayuda y programas puestos por las autoridades para evitar más muertes, siguió adelante con sus intenciones y se mató la pasada semana. Ahora, se teme que más jóvenes participaran en aquel pacto y acaben también suicidándose.

Jolynn Winter, Chantel Fox y Jenara Roundsky eran tres amigas pertenecientes a un grupo indígena de Canadá. Las tres vivían en Wapekeka First Nation, una pequeña población de poco menos de 400 habitantes en el noroeste de Ontario, Canadá. Como indica The Washington Post, esta comunidad es una de las muchas que hay en la región que se ven golpeadas por una alta tasa de suicidio.

En enero, Winter y Fox se suicidaron con tan solo dos días de diferencia. Su caso impactó a la comunidad y trataron de poner remedio a esta lacra. Entre las acciones que se tomaron estuvo el cierre de la escuela, pero también dar ayuda a otros jóvenes que consideraban podían imitar a las dos adolescentes. Entre ellos, estaba precisamente Jenara Round, la tercera amiga que, pese a todo, decidió cumplir su promesa y acabó quitándose la vida.

El cuerpo de la última joven fue encontrado por otro niño en las afueras de una pista de hockey el pasado martes después de que ella misma enviara un mensaje a un amigo para despedirse.

Jenara había estado recibiendo ayuda en una clínica mental desde el suicidio de sus amigas, según declaró un tío de Chantel Fox, pero eso no la detuvo.

Según CBC, en la actualidad hay cerca de 40 jóvenes -el 10% de la población- que están siendo vigilados porque están bajo el riesgo de quitarse la vida.


El caso de estas tres amigas ha puesto el foco en la situación que viven estas comunidades indígenas en Canadá. Porque su caso no es el único.

En abril de 2016 Attawapiskat First Nation, un pueblo cercano al de las tres adolescentes, declaró el estado de emergencia después de que 11 menores trataran de suicidarse. El paso lo dieron las autoridades después de que más de 100 personas trataran que quitarse la vida entre septiembre de 2015 y abril de 2016.

En una entrevista con Mirror, un familiar de Sheridan, un adolescente de 13 años que también se suicidó, declaró que los familiares "tienen que poner bajo un candado los cuchillos de la cocina y las medicinas prescritas para que los niños no los usen para que se maten". Sheridan había sufrido acoso en el colegio por tener sobrepeso y finalmente se colgó tras dejar varios mensajes en su teléfono celular.

El problema de los suicidios entre las comunidades indígenas ha hecho que las autoridades de Wapekeka First Nation hayan hecho un llamado a las autoridades.

"Nuestra gente están ya cansándose", declaró Joshua Frogg, portavoz local, al Toronto Star. Frogg se quejó de que la ayuda que necesitan (y les habían prometido) no ha llegado y puso de relieve que no es aceptable que sean jóvenes "de 11 y 12 años quienes traten de salvar a sus amigos. Eso les añade un trauma".

Ante el miedo de que el en pacto que ya se ha cobrado tres vidas participaran más jóvenes, las autoridades de Wapekeka han enviado 35 menores a un centro de salud mental.


Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesSuicidiosCanadáMinorías
Publicidad