null: nullpx
Muertes

La familia de Sandra Bland, quien murió en una cárcel tras ser detenida por una infracción de tráfico, logra un acuerdo por 1.9 millones de dólares

Sandra Bland, una joven afroestadounidense, fue detenida en Texas por no encender la luz de dirección de su carro y fue encontrada tres días después muerta en su celda. El caso levantó fuerte protestas por considerar que hubo motivos raciales para su arresto.
15 Sep 2016 – 8:40 AM EDT

La familia de la joven afroestadounidense Sandra Bland, que fue detenida por un agente en Texas y encontrada muerta en una celda tres días después, llegó a un acuerdo por 1.9 millones de dólares.

El acuerdo extrajudicial también incluye la modificación de la forma de proceder en las prisiones del condado de Waller, en Texas, donde ocurrieron los hechos, como asegurar enfermeros o personal médico todo el tiempo en los centros.

Sandra Bland, de 28 años, fue arrestada el 10 de julio de 2015 por haberse cambiado en la carretera sin haber puesto la luz de señalización. Según el video de la policía, se produjo una discusión en la que se le pidió que dejara de fumar y se le reprochaba que no hubiera utilizado la luz de cruce.

Una vez que la joven se detuvo, el agente Brian Encina le solicitó que parara de fumar. "Estoy en mi auto, ¿por qué tendría que apagarlo?", le respondió Bland. "Te voy a freír", le respondió Encina, que comenzó a apuntar a la mujer con lo que aparenta ser una pistola Taser. Ella finalmente salió del auto pero la grabación no recogió lo que sucedió después.

Su cuerpo apareció en la prisión del condado de Waller tres días después de ser arrestada. Los investigadores sostienen que la encontraron colgada y se determinó que se había suicidado.

Dolor e indignación en funeral de Sandra Bland

Loading
Cargando galería


El caso de Sandra Bland tuvo una gran repercusión nacional. Activistas afroestadounidenses denunciaron que había sido detenida y tratada de manera poco respetuosa por ser negra.

El oficial que la detuvo fue acusado de perjurio por presuntamente mentir sobre el tratamiento que dio a Bland durante su detención. El video muestra cómo Encina, tras parar el vehículo le ordena gritando que salga.

La grabación difundida también fue objeto de polémica dado que algunos fragmentos parecían alterados. En el video se mostraba, por ejemplo, cómo un carro desaparecía de la carretera. El Departamento de Seguridad Pública de Texas negó que el video estuviera editado y señaló que las fallas se debían a problemas técnicos causados durante el proceso de carga.

Además, su muerte en la celda estuvo rodeada de numerosas incógnitas. La familia de Bland siempre sostuvo que ella jamás se habría suicidado. Ante la presión social y de los medios de comunicación, las autoridades con condado de Waller publicaron videos de la joven en la cárcel, donde "no solo estaba viva si no que no hay nada en los videos que muestren que fuera maltratada en la cárcel", sostuvo el juez Trey Duhon.

RELACIONADOS:Muertes
Publicidad